Críticas de videojuegos

Crítica: «Tormented Souls», un survival como los de antes

Historia
Jugabilidad
Gráficos
Duración

Recomendable

Un survival horror como los de antes y con una magnífica puesta en escena

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Se define como un regreso a los juegos de supervivencia y terror… y no hay mejor manera para describir este Tormented Souls, un proyecto independiente desarrollado por Dual Effect y Abstract Digital y que, consciente de sus limitaciones presupuestarias, se centra en aquellos elementos que antaño hicieron de este género, el survival-horror, uno de los más destacados.

Con Resident Evil 4 dejamos atrás las cámaras fijas y los ángulos y encuadres inquietantes. Una de las señas que identificaba a los grandes… Alone in the Dark, Silent Hill o los propios Resident Evil. Sin duda, visual y jugablemente, se volvió más dinámico y «moderno», pero dejó por el camino un componente interesante que los autores/creadores utilizaban sabiamente para incrementar la tensión y acentuar una notable sensación de indefensión: Si no controlas la cámara y el juego te muestra el encuadre que quiere, el susto está garantizado.

Pero no nos centremos únicamente en ese elemento, porque Tormented Souls conoce sus limitaciones y por ello explota de manera perfecta aquellos aspectos afines al género en sus orígenes: la exploración, los puzles y la ambientación.

Pero vamos por partes, porque vale la pena volver a poner atención en este juego que salió a la venta el verano pasado y ahora, gracias a Meridiem Games, podemos disfrutarlo en formato físico para Nintendo Switch, PS5 y PS4, que es como nosotros lo hemos jugado/sufrido por cortesía de la distribuidora.

La inquietante historia

Nos metemos en la piel de Caroline Walker que, tras recibir una misteriosa fotografía con dos niñas gemelas, comienza a tener extraños sueños y pesadillas. Algo que se le escapa la está atormentando, así que decide viajar al origen de aquel extraño mal y visita la mansión desde donde le enviaron la fotografía. Dicha mansión es una especie de psiquiátrico abandonado (o semi abandonado) y en ella se ocultan todas las respuestas al misterio… el problema es que descubrirlas va a ser una verdadera penitencia: Nada más llegar, nos dejan inconscientes y, al despertar, nos encontramos sumergidas en una bañera, entubadas por la boca, conectadas a Dios sabe dónde… y nos han extirpado un ojo. Cuidado, que el juego ya te advierte que contiene escenas durillas y puede afectar a jugadores sensibles.

Bien, con esta premisa iniciamos nuestra exploración de la mansión intentando ya no solo descubrir que narices está pasando, sino buscando una salida del terrorífico lugar y de los seres que la habitan. Nos va la vida en ello.

Lo primero que nos va a llamar la atención es ese regreso a la «cámara fija» y el detalle de los escenarios. A los veteranos jugadores nos viene a la cabeza el primer Resident Evil, es inevitable. Y volverá a repetirse el deja vu porque los desarrolladores no esconden su clara referencia. Por ejemplo, a la hora de guardar la partida: si en aquellos juegos de Capcom solo podíamos salvar los avances con las máquinas de escribir y sus correspondientes cintas de tinta… aquí grabamos partida con cintas de audio y un reproductor. Y cada vez que lo hagamos, el juego nos recordará los hechos previos, para que nunca perdamos el hilo de la historia.

La exploración lo es todo

Al principio, la mansión está a oscuras y tendremos que caminar alumbradas por la luz de un mechero. Los sobresaltos están asegurados por los juegos y movimientos de las sombras. Esto acabará pronto porque uno de los primeros puzles consiste en devolver la energía a la mansión… y así comprendemos la mecánica general que va a reinar en Tormented Souls.

La exploración es básica y fundamental. Primero, porque tendremos que encontrar los objetos necesarios para la resolución de los puzles y, segundo, porque en las numerosas notas y escritos, diseminadas aquí y allá, encontraremos la información de lo que sucede y pistas necesarias para resolver los puzles. El diseño de la mansión está muy conseguido, porque tanto horizontal como verticalmente podremos recorrerla mientras vamos desvelando los misterios del juego. Así como el escandaloso trabajo que se ha hecho en la elaboración de las estancias, repletas de detalles, mobiliario, cuadros, decoración… y múltiples elementos ornamentales de dudoso gusto.

Unos mapas nos servirán de guía para no perdernos al principio… aunque os aseguro que terminaréis memorizando cada estancia y su localización. Porque la mansión no es tan grande como otros juegos y porque va a ser necesario si queremos sobrevivir.

¿Pero quién ha sido el bestia que nos ha sacado un ojo?

Nadie es perfecto

Esto nos lleva a los combates. Personalmente he preferido evitarlos, porque los enemigos son duros y reviven pero, sobre todo, porque el sistema de disparo/apuntado no ha envejecido tan bien como los otros parámetros del juego. Es bastante engorroso e incómodo el entablar combate con los deformes engendros que pululan por la mansión y suma, a la dificultad, el hecho de que si portamos la pistola tenemos que dejar el mechero… y las zonas oscuras serán letales. «Evita la oscuridad», es una de las primeras notas que te indica el juego. Esto es porque nuestra protagonista perderá los nervios si se ve envuelta en ella… y los horrores nos atraparán.

El punto fuerte: los puzles

Este es sin duda su punto a destacar. Siempre da rabia encontrar un puzle que, para ser resuelto, no emplea la lógica. En muchas ocasiones te habrás encontrado dando vueltas por algún juego, cargado de objetos, que no sabes donde van o como hacerlos funcionar… para terminar descubriendo que la resolución era un auténtico sin sentido. Eso no pasa en Tormented Souls. Aquí te puedes enganchar con la resolución de algún puzle, sí… pero solo se trata de darle un par de vueltas más, de pensarlo. En el agobio de la mansión, rodeado de amenazas y prisas, cuesta ser razonable y pensar con claridad. Pero es fácil que, apagando la consola con frustración y confusión y dándole un par de vueltas mientras haces otras cosas… caigas con la solución del problema. Y es entonces cuando comprendes que el equipo desarrollador del juego se ha tomado muy en serio la elaboración de los puzles… y hay muchos y muy variados en el juego.

Los habitantes del hospital este son un poco raros

Seguramente el problema mayor que tenga Tormented Souls sea el volver a vivir una aventura de terror como las de antes, hechos como estamos a las modernas formas de jugar. El llegar a un pasillo por donde debes pasar y tener que esquivar a dos engendros con esos movimientos limitados de Caroline… o el tener que empezar otra vez desde el punto de guardado, lejano ya porque no has encontrado otra cinta u otro magnetófono… Reconozco que me ha costado un poco el volver a hacerme a estas mecánicas de otro tiempo. Pero, como siempre pasa en los buenos títulos, la insistencia es recompensada. Aunque no se trata de una aventura muy larga, sí es muy intensa y es interesante el ir descubriendo los horrores del lugar y el misterio que vincula a nuestra protagonista. Entre puzles, horrores y viajes temporales (más o menos), se irá aclarando el misterio inicial.

Un juego muy a tener en cuanta por los amantes de los survival horror pero, sobre todo, si queréis recuperar ese regusto y esas sensaciones que dejaban los títulos de antaño. Tormented Souls, pese a su modestia como independiente, es muy capaz de rivalizar con los juegos que marcaron los orígenes del género.

Terror y gore, tensión y puzles y una muy buena historia que iremos desentrañando mientras evitamos o luchamos con los horrores deformes y asesinos que no nos darán tregua. Eso nunca pude pasar de moda.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba