Críticas de cómics

Crítica: «Trilogía del Baztán», edición de lujo para una obra de lujo

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy recomendable

Una obra genial, cambiante y absorbente. Mezcla de género negro, costumbrismo y terror realizada con gusto y profesionalidad.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Dolores Redondo ha sido una de las autoras españolas más leídas últimamente, de alcance internacional, gracias a su trilogía de novelas conocidas como Trilogía del Baztán y compuesta por El Guardián Invisible, Legado en los Huesos y Ofrenda a la Tormenta. El éxito impulsó su salto a la pantalla, contándose durante semanas entre lo más visto en Netflix. Un producto de tamaño éxito salta entre medios con mucha facilidad y su versión en cómic tampoco se hizo esperar. Planeta Cómic se hizo cargo de ella, contando con un autor consagrado como Ernest Sala para realizarla tanto en labores literarias como gráficas. El resultado es un título mayúsculo, excepcional, que sabe adaptar a la idiosincrasia del cómic la obra original y aprovechar las ventajas que este arte proporciona para maximizar algunos de los aspectos más interesantes que presentaba la obra literaria original. Tres tomos individuales que correspondían con cada novela y que, una vez publicados, han sido recopilados en una edición de lujo, en blanco y negro. Esta es la que os comentamos hoy.

Pero vayamos por partes y empezando por su argumento para quien todavía no conozca la obra. Se trata de género negro mezclado con folklore, un thriller detectivesco con tintes de terror. Una amalgama de géneros que da como resultado un interesante marco rural y real donde personajes que se sienten cercanos viven experiencias al límite. La protagonista es la inspectora Amaia Salazar que junto a su equipo debe afrontar la resolución de unos siniestros asesinatos. En los bosques cercanos al Río Baztán y a su valle aparecen cadáveres de jovencitas desnudas y en cuyos cuerpos han practicado escabrosas manipulaciones, como por ejemplo dejar un txantxigorri sobre su pubis afeitado. La investigación la llevará a explorar las poblaciones cercanas y sus gentes y poco a poco se verá inmersa en una trama que la irá relacionando con todo lo que investiga.

Durante los tres episodios que componen este volumen integral asistiremos al viaje a los infiernos que sufre Amaia, explorando en sus ancestros y en el aterrador misterio y secreto oculto en aquellas tierras. Forma parte integral de la obra el folklore local, siendo los bosques del lugar un marco imprescindible del que se nutre la obra para crear su atmósfera. Flirteando con brujas, diosas y seres mitológicos navarros. Evidentemente, no vamos a contaros el desarrollo de la trama, llena de giros y sorpresas, de dramas y personajes, eso lo guardamos para que lo descubráis vosotros mismos, que vale la pena.

La adaptación a cómic ha sido exaustiva y no se ha abusado en recortes, más que de escenas o momentos no necesarios, por lo que el trabajo de Ernest Sala ha sido ingente. Desde la localización de lugares, pueblos y ciudades (utilizando más de 1000 fotografías de entornos reales) hasta la recreación de interiores… el diseño de los personajes (que hay muchos y todos con gran profundidad y evolución) o la admirable plasmación de los bosques, salvajes y misteriosos, donde la naturaleza llega a mezclarse con lo irreal o fantástico. Las más de 300 páginas que se ha trabajado el autor son antológicas, respetando cada escena con una narrativa que acompaña, ya sea un interrogatorio (con viñetas y secuencias lineales y frías), una persecución por el bosque (donde los dibujos y viñetas se vuelven vertiginosos con líneas diagonales y desordenadas) o una pesadilla, realizada con acrílicos o lápiz, a diferencia del resto del cómic.

Originalmente la obra se publicó en color, pero la recopilación en formato de lujo respeta un blanco y negro primordial que sin duda pierde fuerza en escenarios como el bosque o momentos oníricos en los que Ernest Sala realiza auténticos cuadros… pero gana en recreación como relato de género negro, sobrio y duro y donde se aprecian mejor las suaves y precisas tintas del autor. Es cuestión de gustos o preferencias. La obra, sin ningún género de dudas, se disfruta de ambas maneras y siempre consigue trasmitir lo que se propone. El terror, la sorpresa, la emoción o la empatía… no son solo mérito de la obra original, sino en gran medida de un Ernest Sala inspirado e implicado.

Vamos a centrarnos en algunos detalles… Los personajes. Aparte de la protagonista, llena de matices y aristas que iremos explorando a lo largo del cómic, tenemos un gran número de secundarios. Empezando por la familia directa de Amaia, como son sus hermanas, distintas la una de la otra y cada cual con sus secretos y miedos… La tía Engrasi como protectora y unificadora, la sensatez de la experiencia… La madre, bueno de ella mejor no hablamos. En definitiva un entorno familiar tan reconocible como real que influye y participa de la historia. Porque la historia está ligada al lugar, ya que el Valle del Baztán es otro protagonista, quizá el más importante de todos porque engloba tanto sus lugares como sus gentes… y su mitología. El amplio abanico de familiares, compañeros y demás personajes esconde, como buen thriller, al asesino/a buscado… Algo que imaginamos desde el tomo inicial, El Guardián Invisible. Sin embargo, una vez resuelto ese misterio, la historia explota y evoluciona. Legado en los Huesos y Ofrenda a la Tormenta son una historia única que nos sumerge todavía más en lo más oscuro de la obra, tomando como base leyendas y terrores locales.

Es otra de las virtudes de la obra al leerla en global: su capacidad para mutar del thriller al terror puro, sin perder nunca de vista el género policíaco del que parte. Quizá en algunos momentos se exagere con la amenaza y su poder, incluso se fuerce un poco la investigación para que todo quede dentro del círculo de la protagonista (el malo/a de la obra se ve a la legua), siendo algunos detalles menores que siempre quedan sepultados por, una vez más, el grandísimo trabajo realizado por el autor.

Es una novela gráfica a la altura de la obra original que, por su apabullante apartado gráfico, llega a sobrepasarla en momentos. Es lo que tiene el cómic, que puede mostrar en imágenes aquello que la novela solo puede describir. Y si esa imagen, esa ilustración, tiene esta calidad… pues incluso supera a su versión cinematográfica. Decidme sino el impacto visual que tiene aquí la aparición del basajaun. Imposible hacerlo mejor.

Si no conocéis esta obra, seguramente no hay mejor manera para acercarse a ella que su versión en cómic. Los más puristas tenéis esta edición integral en blanco y negro, repleta de extras, con el proceso creativo y entrevista al autor. Esto solo lo pueden superar las novelas originales… y tengo mis dudas.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Adblocker detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios