Home » Videojuegos » Críticas de videojuegos » Crítica: «Trine 4: The Nightmare Prince», la unión hace la… diversión.

Crítica: «Trine 4: The Nightmare Prince», la unión hace la… diversión.

Hace 10 años ya que Amadeus, Pontius y Zoya protagonizaron su primera aventura, Trine, mostrando a los jugadores un mundo de fantasía medieval heredero directo de Anillos y Mazmorras pasados por el filtro del buen humor y los puzles con resolución cooperativa. El mago, el caballero y la ladrona se iban a convertir en los protagonistas de una serie que acaba de lanzar su cuarta entrega y que ha sabido, con cada una de ellas, actualizarse y mantenerse fresca sin perder jamás su seña de identidad que es una mezcla de varios interesantes aspectos: ese mundo fantástico, un argumento sencillo,…

Resumen de Reseña

Historia
Jugabilidad
Gráficos

Recomendable

Resumen : Digno continuador de la saga. En este Trine se aprovechan y potencian las mecánicas y la jugabilidad de los anteriores.

Valoraciónes : Sea el primero!

Hace 10 años ya que Amadeus, Pontius y Zoya protagonizaron su primera aventura, Trine, mostrando a los jugadores un mundo de fantasía medieval heredero directo de Anillos y Mazmorras pasados por el filtro del buen humor y los puzles con resolución cooperativa. El mago, el caballero y la ladrona se iban a convertir en los protagonistas de una serie que acaba de lanzar su cuarta entrega y que ha sabido, con cada una de ellas, actualizarse y mantenerse fresca sin perder jamás su seña de identidad que es una mezcla de varios interesantes aspectos: ese mundo fantástico, un argumento sencillo, gráficos encantadores y una jugabilidad a prueba de bombas.

Trine 4: the Nightmare Prince llega a PS4, Xbox one, Switch y PC mostrando lo mejor de la saga y renovándose sin traicionar a su ya clásica esencia. Os vamos a hablar a continuación de este sencillo y adictivo juego desarrollado por Frozenbyte (al igual que el resto de la saga) que llega en dos versiones… la que incluye el juego nuevo y la que incluye todos los títulos de la saga hasta el momento, Trine Ultimate Collection.

Argumento, historia, personajes…

Tras su última aventura, nuestros protagonistas se encuentran cada uno a lo suyo, disfrutando de sus respectivos… oficios sin meterse con nadie. Pero un problema ha surgido en el reino: la desaparición del príncipe Selius. Por lo visto el joven príncipe aspira a ser un gran mago, pero sus aptitudes y cualidades no parecen ser la más indicadas. Algo ha hecho, algo ha tocado… y ahora nadie sabe donde está. Por ello los héroes son reclamados para una nueva misión que no será otra sino buscar al inepto de sangre azul y traerlo de vuelta.

Como vemos, otra vez un argumento sencillo cuya única función es la de servir de motor y excusa para la aventura… y no necesita más. Porque el resto lo pone la fantástica ambientación y diseño del mundo fantástico que se despliega ante nuestros ojos. Jamás renuncia a los tópicos del género, sino que los abraza y los disfruta para hacerlos suyos. Sin ir más lejos: los protagonistas. Amadeus es un mago de manual, incluso por su vestimenta de túnica y gorro de pico, más reflexivo y tranquilo que sus compañeros. Pontius es el impetuoso y algo bobalicón caballero que jamás elude un combate y Zoya es la ladrona que, arco y garfios con cuerda siempre a punto, usa su agilidad y sus pies ligeros para apoderarse del más preciado botín. Suma a esto el entorno de cuento y fantasía por el que se desenvuelven y tienes un marco excepcional por el que se va a desarrollar toda la aventura.

Estilo de juego, jugabilidad…

Nos vamos a mover en sentido horizontal a través de fantásticos escenarios en 2.5 D. Para superar cada pantalla tendremos que confiar en nuestras habilidades para combinar las distintas capacidades de los protagonistas. Amadeus el mago puede materializar cajas por las que podemos trepar o usarlas como pasarela o como «peso»… Zoya tienes sus cuerdas y ganchos para balancearse y llegar a lugares elevados o para crear «puentes» entre distintos puntos… Pontius destroza con su espada y su fuerza lugares bloqueados y usa su escudo para repeler ataques o reflejar la luz… Y esto es solo el principio, pues cada uno de nuestros héroes va a desarrollar sus habilidades conforme avance la aventura, por lo que seremos capaces de hacer muchas cosas más y combinar todos sus «poderes». Y menos mal, porque los puzles y las formas de «abrir los caminos» también se van a complicar exponencialmente.

Llegará un momento en el que Amadeus puede materializar esferas de metal y otras de goma que rebotan, plataformas e incluso varias de estas a la vez… Zoya lanzará flechas elementales que congelan enemigos y plataformas o hacen arder ciertas zonas, además de poder lanzar varias cuerdas a la vez… o Pontius, con el que podremos crear varios escudos «reflectantes» o hacer cargas a los enemigos o contaremos con potenciadores para nuestra espada… Como veis, las posibilidades en la combinación de sus habilidades va a ser casi ilimitada.

Lo mejor de todo es que el juego funciona de maravilla y la fluidez de todo este despliegue de posibilidades es fantástica. Puedes pasar de un personaje a otro solo tocando un botón y combinar esferas con cuerdas o flechas con escudos mágicos en una fracción de segundo. El juego nos hace pensar para superar cada nivel, pero no nos frustra con lugares imposibles o de dificultad extrema. En ese aspecto es altamente gratificante e incluso contiene los habituales secretos y lugares algo más inaccesibles para los que quieran completar el juego al 100%.

Porque no puede ser de otra forma y, al igual que las anteriores entregas, contiene un número de frascos determinado que debemos encontrar, secretos y tesoros… y muchos enemigos. No serán pocas las zonas plagadas por seres de pesadilla (literalmente) que nos vamos a encontrar y, aunque la variedad de enemigos no es el punto fuerte del juego, tampoco los combates son su seña de identidad, basándose Trine 4 más en la resolución de puzles y plataformeo que en el combate. Pero, por supuesto, a nadie amarga un buen jefe final de vez en cuando, ¿verdad?

También podemos jugar la aventura en modo cooperativo, tanto offline como en local y, por primera vez, con cuatro personajes simultáneos. Para ello repetiremos alguno de los personajes lo que nos llevará a tener duplicados de los mismos.

Gráficos…

Otra de las características del juego. Luminosos y coloridos entornos que recrean jardines o bosques fabulosos, con sus flores y animalitos correteando… o pantanos y grutas oscuras llenas de telarañas, charcos infectos, insectos y mal rollo. Están todos los entornos recreados con el cariño y cuidado habitual e incluso mejor que en pasadas entregas. El aspecto 2.5 D se aprovecha al máximo y vemos auténtica profundidad recreada por elementos independientes en primer o tercer plano.

La cámara sigue con fluidez a nuestros protagonistas y jamás te deja vendido, mostrándote siempre el encuadre perfecto para que veas la totalidad del puzle que tienes ante ti por resolver e, incluso, mostrándote alguna pista de un camino alternativo hacia algún tesoro o secreto. Pocas pegas se le pueden poner al juego en este aspecto.

Los personajes tienen el mismo diseño que en las pasadas entregas y poco varían. Incluso los «secundarios» y enemigos, estando perfectamente recreados, no son más que un elemento secundario para que la aventura fluya y no se les pone demasiada atención en su desarrollo. Es decir, su aparición se limita a interactuar con los tres protagonista y decirles lo que tienen que hacer (o a atacarles si son enemigos). Todos son así de planos con excepción del príncipe perdido… aunque tampoco tiene un protagonismo excesivo, sino todo lo contrario.

Por otro lado, el aspecto sonoro de Trine 4 es sobresaliente… como ya viene siendo habitual. No solo tiene una banda sonora discreta y suave que acompaña al juego y su desarrollo sin molestarnos, enfatizando los momentos de acción y dulcificando los momentos de investigación y reflexión para afrontar los puzles… sino que encontramos voces localizadas para todo el juego, con un doblaje perfecto en los personajes protagonistas y secundarios y en la voz del narrador. Aunque este apartado no sorprenderá a los conocedores de la saga, que siempre han cuidado y mimado este aspecto.

Impresiones finales…

Trine 4: the Nightmare Prince es un digno continuador de la saga. No solo mantiene el nivel de los títulos anteriores, sino que lo eleva en los aspectos en los que tiene que hacerlo: jugabilidad y gráficos. Y lo hace sin tocar el aspecto visual y la mecánica de Trine, el santo y seña de esta saga que no reinventa género ni entorno, sino que recicla y aprovecha cosas ya vistas en otros juegos y lo convierte en un producto entretenido, divertido y satisfactorio. No busquéis una historia rompedora ni originalidad argumental, porque no la vais a encontrar… pero aquí tenéis diversión en forma de puzles y acción. De eso va sobrado.

Lo mejor

  • Los personajes y la esencia del juego, inalterable.
  • Los gráficos y el entorno fantástico.
  • Puzles y mecánicas ajustadas de dificultad creciente pero asumible.

Lo peor

  • Historia y personajes secundarios casi prescindibles.
  • Quizá si fuera un poco más largo…

Sobre Giacco

avatar
Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Curso intensivo básico para sobrevivir en Trine 4: The Nightmare Prince

Trine 4: The Nightmare Prince sale a la venta el 8 de octubre en Nintendo ...

Tráiler con la historia de Trine 4: The Nightmare Prince

Modus Games ha publicado hoy un nuevo tráiler centrado en la historia que detalla lo ...