Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Críticas de cómics

Crítica: «Usagi Yojimbo 32. Misterios», el conejo ronin metido a detective.

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Recomendable

Una peculiar serie de aventuras centradas en la más pura investigación criminal.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Usagi Yojimbo: Misterios reúne los números 159 al 165 de su etapa en Dark Horse, longeva y productiva, que nos ha dado algunos de los mejores momentos del personaje. Es el penúltimo tomo antes de su paso a IDW, donde la serie será renumerada y comenzarán a publicarse, por primera vez, en color (por primera vez dentro de su serie regular). Pero hasta que llegue dicho último tomo, llamado The Hidden, podemos recrearnos con el presente, Misterios.

Bajo ese subtítulo se engloban varias aventuras de corte detectivesco en las que nuestro querido Usagi colabora con el afable y entrañable inspector Ishida. Entre los dos, además de la aparición esporádica de otros secundarios, resolverán una serie de asesinatos y robos aparentemente inconexos pero que, con el avanzar de las páginas, irán conectándose formando una compleja trama conspirativa de siniestras ambiciones.

Las katanas y los combates siguen estando presentes, pero Stan Sakai ha preferido utilizar otro tipo de escenas como elemento base, en ellas nuestros protagonistas investigan, deducen e interrogan. Con esto logra insuflar nuevas perspectivas a la serie, derivando en divertidas aventuras de corte detectivesco que se benefician, a su vez, de este maravilloso mundo de samuráis antropomórficos.

Como de costumbre, Sakai utiliza elementos culturales para alimentar sus historias. Por ejemplo, el misterioso asesinato de un influyente y poderoso personaje del lugar. En la escena del crimen no hay señales de violencia ni agresiones… murió cenando un plato de pescado: Fugu. Aprovecha el autor para explicarnos las curiosas (y peligrosas) costumbres culinarias con este pez que, si no se corta y filetea de manera concreta, resulta venenoso.

Camino de los cuarenta años creando las aventuras de Usagi Yojimbo hay ya pocos secretos que descubrir en la maestría narrativa de Stan Sakai. Su cómic sigue siendo una delicia como lectura, donde las viñetas fluyen y los dibujos se muestran limpios, con una fuerza inagotable, reflejando de manera impecable cualquier tipo de escena. Desde las rápidas acciones de un combate con varios personajes actuando de manera simultánea (y donde no te pierdes ni un detalle) hasta su manera de plasmar un momento concreto, de congelarlo, para que nos detengamos y observemos con calma lo que sucede.

Sakai es maravilloso mostrando un combate. Los tres protagonistas entran en el encuadre de la viñeta. No pierdes detalle.

La dilatada trayectoria de esta obra permite tener un fondo de personajes, lugares y situaciones tan rico como exclusivo. Con ellos puede alternar apariciones y estilos de historia (en la de este número, como hemos dicho, puro género detectivesco) consiguiendo que sigamos la serie con el mismo interés de siempre… si no más.

La guinda la ponen unas pocas historias cortas protagonizadas por la versión infantil de Usagi. Chibi Usagi. En ellas reconoceremos algunos de los personajes clásicos de la serie, eso sí, pasados por un curioso filtro infantil. Construye con habilidad cortas historietas tan divertidas como sorprendentes. Suma la galería de ilustraciones y portadas, más el habitual prólogo (esta vez escrito por el actor Yuki Matsuzaki) y tienes otro tomo impecable, una vez más, de las aventuras de Usagi Yojimbo. El conejo samurai que va a dar mucho que hablar, al tiempo… pues se prepara serie en Netflix para este próximo año. Entre otras cosas.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba