Home » Videojuegos » Críticas de videojuegos » Crítica: «Wreckfest», sin puntos en el carnet

Crítica: «Wreckfest», sin puntos en el carnet

Llega a las consolas un juego de conducción que mezcla competiciones reales con otras tan absurdas como divertidas y que tienen un denominador común: no importa solo llegar el primero a la meta, el verdadero reto es llegar. Porque Wreckfest es un juego de competición y velocidad único en el que las colisiones, los trompazos y los piques entre conductores te llevan a otro nivel. Se le ha considerado el heredero del mítico Destruction Derby y lleva entre nosotros, en su versión PC, desde hace un año. En las siguientes líneas lo vamos a ir desmenuzando con más detalle, pero…

Resumen de Reseña

Historia
Jugabilidad
Gráficos

Muy divertido y bestia

Resumen : Mezcla la conducción competitiva con la destrucción más realista. Divertido y brutal hasta ser terapeútico.

Valoraciónes : 4.35 ( 1 votos)

Llega a las consolas un juego de conducción que mezcla competiciones reales con otras tan absurdas como divertidas y que tienen un denominador común: no importa solo llegar el primero a la meta, el verdadero reto es llegar. Porque Wreckfest es un juego de competición y velocidad único en el que las colisiones, los trompazos y los piques entre conductores te llevan a otro nivel. Se le ha considerado el heredero del mítico Destruction Derby y lleva entre nosotros, en su versión PC, desde hace un año.

En las siguientes líneas lo vamos a ir desmenuzando con más detalle, pero adelantamos que se trata de un juego que ofrece grandes dosis de diversión y adrenalina, además de carcajadas, con un estilo propio que se apoya en grandes gráficos y en una cantidad ingente de competiciones y tipos de vehículos. Lo que más impresiona de Wreckfest es el realista sistema de localización de daños, que no solo afecta a la estética (vemos como se desmenuza nuestro vehículo) sino también a la conducción.

Argumento, historia, personajes…

En este apartado hay poco que contar. La historia es prácticamente inexistente en este título y no va más allá de labrarse un nombre en el mundo de las carreras extremas, empezando desde cero. Nuestros vehículos iniciales son básicos y solo nuestra habilidad para ir ganando competiciones nos va a permitir conseguir dinero para mejorar los vehículos y comprar nuevos modelos. Nada que desborde en originalidad, pero ese no es el punto fuerte del juego ni falta que le hace.

En lugar de personajes tenemos vehículos, los verdaderos protagonistas del juego. En ese aspecto el abanico de opciones es muy amplio y la elección de cada modelo muchas veces depende del tipo de circuito o competición que vayamos a jugar. Tenemos desde coches clásicos hasta turismos y autobuses. Incluso cosechadoras que son tan difíciles de controlar como endebles y vulnerables a las colisiones. Sin embargo, el vehículo estrella, un no parar de reír, es el hilarante sofá-coche. Luego lo desarrollamos.

Estilo de juego, jugabilidad…

Wreckfest puede jugarse en solitario o en modo competitivo online y lo primero que encontramos es el Modo Historia, en el que debemos demostrar nuestras habilidades como conductores y como supervivientes en distintas competiciones locales. Una vez superadas estas se nos abrirán las competiciones regionales, después las nacionales y por último las mundiales. La dificulta irá incrementándose y lo notaremos en la IA de los otros conductores, que nos embisten para desestabilizarnos o nos buscan si hemos colisionado antes con ellos. Es una maravilla comprobar como la dificultad no aumenta porque los rivales cada vez son más veloces, sino porque cada vez son más listos.

¿Qué tipo de carreras y competiciones encontramos? Pues en realidad hay de todo. De todo! Desde la típica carrera para buscar pole, un rally por caminos polvorientos, recorridos laberínticos que mezclan asfalto y tierra… hasta derbis de demolición que se desarrollan en recintos cerrados y en los que debemos mantenernos el último con el motor en marcha o bien cumplir una serie de requisitos. A esta combinación de pruebas se le debe añadir la variedad de vehículos, pues no es lo mismo una carrera con automóviles clásicos a una carrera con cosechadoras o con autobuses.

Además tenemos competiciones o pruebas que solo son superadas si cumplimos ciertos requisitos. Hay una carrera en la que manejamos un motocarro y corremos contra autobuses escolares en la que nos exigen quedar primeros… la versión contraria en la que conducimos un autobus y debemos eliminar al menos a 8 motocarros… derbis de destrucción que nos obligan a destrozar determinado número de vehículos… y un larguísimo etcétera que otorga a Wreckfest muchísimas horas de diversión.

La cantidad de coches seleccionables es limitada al principio y se va ampliando conforme avanzamos en el modo Historia o Carrera. Con el dinero obtenido en nuestras victorias compramos nuevos modelos y mejoramos los ya existentes con piezas más potentes y componentes más robustos. Así aguantaremos más las embestidas y seremos más veloces. Por supuesto el tuneo del coche es también posible, tanto en pintura como en adornos. No falta de nada.

Para que os hagáis una idea de las carreras más locas os dejamos un gameplay que hemos hecho nosotros mismos…

Gráficos…

Es una de las cosas que más llama la atención. Los gráficos son muy realistas y tanto los vehículos como los circuitos lucen de manera espectacular. Y sin embargo, el punto fuerte del juego es el impresionante motor gráfico y de físicas que tiene un sistema localizador de colisiones muy preciso. No solo por la parte visual, pues cada golpe dejará un arañazo, un bollado o nos arrancará parte de la carrocería, dependiendo del impacto… sino que las piezas internas también quedarán dañadas y podemos perder potencia o control.

Condiciones climatológicas adversas no hay muchas, más allá de los cambios de luz por las distintas horas del día. Pero eso si, preparaos a ver como el vehículo se ensucia, se arruga o se va perdiendo por el camino entre los golpes… y como los conductores vuelan por los aires si el impacto es lo suficientemente fuerte.

Impresiones finales…

Wreckfest es un juego de carreras de competición en el que la acción arcade prima sobre la conducción. Mezcla con acierto una dificultad asequible y creciente con un gran abanico de opciones que facilitan la diversión de cualquier tipo de jugador. Infinidad de retos, competiciones y carreras donde a veces gana el primero en llegar y a veces el último en sobrevivir y que, ademas, las combina con otras donde la emoción y el humor están también presentes.

Un gran trabajo de Bugbear que llega ahora a las consolas por 39’95 €

Lo mejor:

  • Gran cantidad de competiciones
  • Dificultad creciente y una IA excepcional
  • El motor gráfico y su realismo en las colisiones y consecuencias

Lo peor:

  • Pueden hacerse tediosas algunos retos que cuesta lograr
  • Se echa en falta el juego competitivo local

Sobre Giacco

avatar
Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Wreckfest lleva las carreras al límite

El 27 de agosto llega Wreckfest para PlayStation®4 y Xbox® One. Un espectacular juego de ...