Críticas de cómics

Crítica:»Conan, nieto de Connacht». Bienvenido a la familia.

General.
Guión.
Dibujo.
Historia.
Personajes.
Edición

Un conjunto de historias cortas que ahondan en el pasado del bárbaro.

Valoración de los Usuarios 4.4 ( 1 votos)

Muchísimo se ha escrito sobre Conan desde que Robert E. Howard lo creó y vió la luz en 1932. Un bárbaro del que conocemos mil y una aventuras de las que ha salido más o menos airoso, pero del que poco conocemos sobre su pasado, en especial sobre su familia, y eso es exactamente lo que nos relata este cómic. Este tomo que acaba de publicar Planeta Cómic nos habla sobre Connacht, el abuelo de Conan, a través de una serie de historias cortas escritas por Timothy Truman, dibujadas por Richard Corben y con José Villarubia al color, que se publicaron originalmente en la serie ‘Conan el Cimerio’ y han sido recopiladas en este tomo. Cuentan a grandes rasgos, como Connacht abandonó su poblado por su afán de ver el mundo, sus andanzas por él, y por último, el regreso a Cimmeria. Aventuras que le fueron contadas por personas que conocieron a su abuelo y le hablaron de él.

La primera historia es la más larga y personalmente la que más me ha gustado. El encargado de narrarla es un ermitaño que le contó a Conan como a los pocos días de abandonar Cimmeria, su abuelo Connacht salvó a dos niños de una muerte segura a manos de la Gente de los Pantanos, y como se los llevó para ponerlos a salvo. Un acto heróico que terminaría de la manera menos esperada y le sirvió para aprender que nunca hay que fiarse de las apariencias. 

Las siguientes se las contó el propio Connacht a su nieto cuando era pequeño. Durante su viaje, Connacht mató, saqueó, trabajó de herrero… cualquier cosa que le permitiera conseguir dinero para continuar sus andanzas por el mundo, pero como dice un proverbio del norte:”Las pulgas van al perro, y los problemas al Cimmerio” y así es exactamente como ocurrió. Durante una temporada fue esclavizado, más tarde se unió a unos mercenarios… pasó por varias vicisitudes hasta que llegamos a la última historia, contada originalmente por su hija, la madre de Conan, y relata cómo una mujer lo encontró muy mal herido en el hielo, al borde de la muerte y con las piernas rotas. Lo llevó a su pueblo y allí cuidaron de él. Tardó varios meses en recuperarse y debido al tiempo que pasó allí empezó a sentirse a gusto y decidió quedarse.

Las aventuras que nos cuenta Truman son cortas, muy dinámicas, con diálogos directos y rudos que complementan a la perfección el trabajo de Corben, del que poco hay que decir que no se sepa ya. Un dibujante magistral, un excelente narrador que sólo con sus imágenes consigue que entendamos perfectamente lo que está ocurriendo sin necesidad de un texto grandilocuente que lo acompañe, ya que sus viñetas hablan por si solas. Sus trazos son bruscos, burdos y encajan perfectamente con el estilo de la obra. Este es uno de estos casos en que el guión está al servicio del dibujo y es el absoluto protagonista. Además, Corben sabe cómo tocarnos la fibra sensible y al final del tomo nos regala una escena muy emotiva donde vemos a Connacht con un pequeño Conan bebé en brazos, que seguro emocionará de más de uno.

El color corre a cargo de José Villarrubia y complementa el dibujo con una paleta de colores plana, en degradado, que realza y complementa el gran trabajo realizado por Corben. 

Al principio del tomo hay una excelente (y necesaria) introducción escrita por el propio Villarrubia donde además de ponernos en antecedentes sobre lo que vamos a ver, nos cuenta el origen del nombre de Connacht y varias curiosidades más.

Esta es una obra que apreciarán tanto los conocedores del Cimmerio, que tendrán juntas todas estas historias en un solo volumen, como aquellos que nunca han leído a Conan y que no saben por dónde empezar. Este es un punto de partida muy interesante ya que al ser autoconclusivo, es un tomo excelente para iniciarse. Además de que cuenta con un trío de ases como autores, el tamaño y formato es el mismo que el de»Creepy Presenta» o «Sombras en la tumba», un tamaño mayor que permite recrearnos y apreciar en todo su esplendor el trabajo del dibujante.

  • Conan, nieto de Connacht
  • Cartoné. 80 pp. color. 14,95 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba