Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: «Business Cat». Dinero, poder, galletitas.

Crítica: «Business Cat». Dinero, poder, galletitas.

Hay que ver como proliferan los webcómics desde que este invento del internet llegó a nuestras vidas con cierta normalidad. Los premios Eisner tienen desde hace años una categoría dedicada a premiar este tipo de cómic, por ejemplo. Eso se debe a la grandísima calidad que muchas de esas publicaciones digitales ofrecen, porque a poco que busques por la red vas a encontrar muchos y muy buenos ejemplos. Y aunque hay de todo tipo y género, el cómic de humor parece más proclive o adecuado a ser difundido de esta manera: escenas cortas, viñetas únicas, etc. son más fáciles de…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy Recomendable

Resumen : Divertido es poco. Uno de los mejores webcomics de humor que puedas leer.

Valoraciónes : Sea el primero!

Hay que ver como proliferan los webcómics desde que este invento del internet llegó a nuestras vidas con cierta normalidad. Los premios Eisner tienen desde hace años una categoría dedicada a premiar este tipo de cómic, por ejemplo. Eso se debe a la grandísima calidad que muchas de esas publicaciones digitales ofrecen, porque a poco que busques por la red vas a encontrar muchos y muy buenos ejemplos. Y aunque hay de todo tipo y género, el cómic de humor parece más proclive o adecuado a ser difundido de esta manera: escenas cortas, viñetas únicas, etc. son más fáciles de insertar e inmediatas de leer. Los humoristas gráficos usan habitualmente esta fórmula y algunos incluso consiguen crear algo tan potente, divertido y genial que llega a trascender el propio medio digital y saltar al formato físico.

Hay que ver lo que me he enrollado para llegar a uno de esos webcómics que ha triunfado entre el público y ha conseguido hacer reír a cada incauto lector que ha llegado a él. Business Cat, de Tom Fonder, es uno de los mejores ejemplos y quizá un paradigma. Su salto al papel era algo obvio, y Fandogamia Editorial lo publica en nuestro país en impecable edición… pero su medio natural es el digital y por eso lo encontramos, también, entre la amplia oferta que la editorial española pone a disposición de los lectores: la recién parida división digital (algunas de estas historias se podían leer ya en Fanternet) cuenta con Business Cat como una de sus apuestas más fuertes.

El británico (y un poco australiano) Tom Fonder se encarga de crear, guión y dibujo, las aventuras de este gato ejecutivo. Un magnate de éxito que lidera su empresa desde su despacho y coordina un grupo de trabajadores, ejecutivos, oficinistas… Con su achuchable carita de gato y embutido en elegante traje ejecutivo, campa por las oficinas haciendo cosas a medias de directivo de empresa y a medias de gato. Llevar a la seriedad y frialdad de este trabajo la espontaneidad y las manías gatunas resulta en una sucesión de anécdotas tremendamente graciosas.

Tom Fonder demuestra no solo un sentido del humor agudo y fresco, sino una capacidad extraordinaria para representar cada anécdota en pocas viñetas. La carcajada está asegurada prácticamente en cada una de estas pequeñas historias. El fondo digital se combina con personajes de diseño sencillo lo que consigue, por un lado, trasladar de forma adecuada no solo el entorno donde se desarrolla gran parte de la acción (oficinas) además logra centrar nuestra atención en los entrañables personajes que terminan volviéndose familiares.

La palma se la lleva el felino protagonista, sin duda. Actuar como un gato en un entorno laboral tan aséptico y tan frío da siempre como resultado un final hilarante y sorprendente. Ver que en el váter de empleados hay una caja de arena, leer los ininteligibles mails que envía, comprobar como en medio de una presentación se distrae con un puntero láser… momentos impagables nos guarda este maravilloso cómic.

Y aunque en la mayoría de ocasiones se trata de tiras cómicas independientes, entrelazadas únicamente por el genial y absurdo fondo común que es tener a un gato como jefe ejecutivo… en otras ocasiones las tiras cómicas se continúan y dan paso a pequeñas tramas algo más elaboradas. Ahí aprovecha el autor para presentar nuevos personajes o escarbar mejor y más profundamente en historiasalgo más largas: una fiesta, una visita o un viaje relacionados con el trabajo. Historias y situaciones que, efectivamente, también se dan en la vida real de cualquier ejecutivo.

No exagero si afirmo que Business cat es uno de los más divertidos y satisfactorios webcomics que he leído. Su mezcla de realidades (anécdotas de oficina más anécdotas gatunas) suponen un delirio, un cachondeo y un pitorreo tan descacharrante como original. Pronto te sientes atrapado en su lectura y estás deseando saber qué locura llega a continuación, que nueva travesura se le ocurre a este gato directivo que tiene toda la chispa y la gracia de los gatetes de internet y todo un edificio de oficinas para realizarlas.

130 páginas de cachondeo empresarial y gatuno disfrutables tanto en formato físico como en digital. Imprescindibles para los amantes del cómic de humor, del cómic en general y absolutamente obligado si también lo eres de los gatos. Comprobarás que Business Cat es el jefe, y no solo en su empresa.

Sobre Giacco

Giacco
Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Lee los cómics de Fandogamia sin salir de casa

Fandogamia Editorial activa parte de su catálogo para que pueda ser disfrutado en formato digital. ...