Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Green Lantern: Tierra Uno vol. 1”. Que Verde era mi Anillo.

Crítica: “Green Lantern: Tierra Uno vol. 1”. Que Verde era mi Anillo.

La actual línea reimaginadora de la editorial acoge por fin a Green Lantern. Potente y rompedora, tiene uno de los mejores arranques en una historia de origen que he visto en los últimos años, con un mantenimiento y equilibrio en la parte central a la altura de la sorpresa inicial, flojeando ligeramente en el tercio final, al quedárseles el formato a los autores demasiado corto. La pasión aérea de Jordan es sustituida por una vocación espacial motivada por una voluntad redentora. Respetando la versión canónica por su valor y cabezonería, la presente actualización del origen traspasa la frontera del espacio…

Resumen de Reseña

General
Guion
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“Traer el orden.¿Te suena benevolente?”

Resumen : El tomo contiene uno de los mejores arranques en una historia de origen en mucho tiempo, manteniendo el nivel en la parte central pero flojeando ligeramente en el tercio final al quedárseles el formato a los autores demasiado corto.

Valoraciónes : 4.65 ( 1 votos)

La actual línea reimaginadora de la editorial acoge por fin a Green Lantern. Potente y rompedora, tiene uno de los mejores arranques en una historia de origen que he visto en los últimos años, con un mantenimiento y equilibrio en la parte central a la altura de la sorpresa inicial, flojeando ligeramente en el tercio final, al quedárseles el formato a los autores demasiado corto.

La pasión aérea de Jordan es sustituida por una vocación espacial motivada por una voluntad redentora. Respetando la versión canónica por su valor y cabezonería, la presente actualización del origen traspasa la frontera del espacio y se coloca en una escenografía de ciencia ficción de mineros astronautas. Aparte que ya de entrada la idea es imaginativa, todo lo acontecido en el primer tramo del cómic recoge un ritmo y una planificación de ideas de primer nivel. La maravilla y el misterio de la mejor fantasía con suspense ambientada en el espacio sorprende al lector y a Jordan, perdidos ante la sucesión de acontecimientos extraños y dramáticos. El ritmo narrativo y su paisaje es deudor de las obras audiovisuales ambientadas en terror y arqueología espacial: una gran presentación del entorno, buenos y realistas diseños instrumentales y de maquinaria futurista, conversaciones costumbristas laborales donde en tres frases te explican la intrahistoria de la expansión mercantilista de esta realidad y los interrogantes progresivos que plantean los descubrimientos. Con un esquema en el origen de manual, la irrupción del mito de los Green Lantern Corps en la persona de Jordan es coherente con la construcción del personaje de esta versión, dónde un Manhunter enorme corta el suspense brutal y violentamente, golpeando primero y preguntando después.

El segundo acto del cómic empieza como el anterior, con un ritmo pausado donde conocemos más en profundidad el marco espacial de este universo y donde Jordan certifica que la Tierra es menos que nada en la geografía universal, se desarrollan nuevas maravillas visuales a través de sugerentes territorios alienígenas. El concepto aprovecha para conocer la nueva versión de Killowog repitiendo la misma fórmula de Jordan, amalgama de elementos canónicos y reimaginados. Lo novedoso lo obtenemos con los nuevos enfoques en su relación, sirviendo a su vez como vehículo para conocer la nueva mitología de los Corps. Como sucedió en la primera fase del tomo, la acción va in crescendo hasta el clímax final, que es un punto y seguido en la arrolladora, refrescante e ininterrumpida evolución de este nuevo Hal Jordan y secundarios.

El último acto lo veo más irregular al perderse el equilibrio lógico de su ritmo dramático y por la aceleración en el desenlace de las tramas, no tanto por desvalor en los autores (que en conjunto dejan una obra con bastante pegada) sino porque el formato se convierte en el peor de los carceleros. Aún así sienta las bases para el segundo volumen de una forma digna y competente.

En cuanto al dibujo de Jordan Boyd, la atmósfera y tenebrismo del ambiente encaja perfectamente con este aire misterioso y desasosegante de los peligros del espacio, entorno hostil para el ser humano. El detalle oscuro, sucio y áspero tanto en la iluminación como en el trazo regala realismo en todas las facetas: maquinaria y dispositivos tecnológicos, expresividad natural en las reacciones humanas y la claustrofobia en dos marcos espaciales antagónicos, el cerrado de una cápsula espacial y el abierto del espacio asesino. En su desarrollo, es muy hábil a la hora de crear impactantes mundos y razas alienígenas contradiciéndose cuando le toca la parte más superheroica por exigencias del guión, contexto donde es más agradecido el trazo limpio y luminoso. Lógicamente, cambiar de estilo sería un sinsentido, por lo que llego a la conclusión que si el desenlace fuera menos pretencioso en cuanto a épica y pirotecnia, y más respetuoso con la premisa inicial de obra pequeña pero sugerente de ciencia ficción con misterio y suspense, la contradicción no existiría.

Green Lantern: Earth One vol.1, DC Comics. Green Lantern Tierra Uno, ECC Ediciones. Cartoné. Color. 144 pags. Pvp: 15,95 €.

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Crítica: «Batman/Flash: El Precio», muertes y resurrecciones.

La relación entre estos dos icónicos personajes DC está siendo foco de atención en los ...

Crítica: “Batman: Bruce Wayne, ¿Asesino? 02. Interrupción Forzosa.

La fase intermedia del evento tiene cómo modus operandi principal el estudio de la dualidad ...