Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: «Pestilence», zombis en el Medievo

Crítica: «Pestilence», zombis en el Medievo

Nos encontramos en el Año del Señor 1347, en plenas Cruzadas. Un grupo de guerreros santos a las órdenes del Papa que responden al nombre de Fiat Lux (hágase la luz) realizan peligrosas misiones siempre obedeciendo el mandato de las élites eclesiásticas. Roderick Helms es el líder del grupo y junto a él encontramos a Geoffrey, Domenico, Abel, James y Williams. Una carta convoca su presencia en el Vaticano, de manera urgente, pues parece que una terrible plaga se ha cebado con la ciudad santa... y con media Europa. Este es el inicio de Pestilence, una de las series más…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy Divertido

Resumen : Entretenido experimento con el que se mezclan dos géneros antagónicos como es el histórico y el sub género zombi

Valoraciónes : Sea el primero!

Nos encontramos en el Año del Señor 1347, en plenas Cruzadas. Un grupo de guerreros santos a las órdenes del Papa que responden al nombre de Fiat Lux (hágase la luz) realizan peligrosas misiones siempre obedeciendo el mandato de las élites eclesiásticas. Roderick Helms es el líder del grupo y junto a él encontramos a Geoffrey, Domenico, Abel, James y Williams. Una carta convoca su presencia en el Vaticano, de manera urgente, pues parece que una terrible plaga se ha cebado con la ciudad santa… y con media Europa.

Este es el inicio de Pestilence, una de las series más intrascendentes y a la vez divertidas que Planeta Cómic nos trae del catálogo Aftershock. Frank Tieri, experimentado y premiado guionista trabaja junto a Oleg Okunev, un ilustrador algo menos conocido pero con soltura en su estilo, que recuerda a otros autores como Madureira o Humberto Ramos. Acompañados con los colores de Rob Schwager construyen esta historia de aventuras que se mueve dentro de un momento histórico muy atractivo y lo funde con uno de los géneros de moda, los zombis.

Los mismos autores reconocen que el guión era la base de un videojuego que no llegó a ver nunca la luz y que decidieron reconvertir en cómic. Y se nota. La acción transcurre de forma vertical y por capítulos bien diferenciados por sus distintos escenarios y enemigos. Como si de fases de un juego de consola se tratase. Esto le resta profundidad y complejidad a la trama y se renuncia en gran medida a desarrollar unos personajes a priori interesantes. Sacrifica esto en favor de la diversión y la evasión, regalando una lectura fluida y amena que busca entretener y sorprender, avanzar siempre, apoyándose en gran medida en los dibujos grandes y vistosos del ilustrador.

El marco histórico podía haberse aprovechado mejor, es cierto, pero no nos engañemos: se trata de un cómic creado meramente para el entretenimiento y cualquier complejidad histórica hubiera lastrado este objetivo. Aun así, el medievo está bien representado con unos poblados, ciudades, castillos y personajes correctamente recreados. Los guerreros lucen armaduras y armas contundentes y los combates son reflejados con una gran precisión, de tal manera que nunca perdemos de vista todo lo que sucede. En este aspecto el cómic es crudo y no se corta en trasladar fielmente las situaciones más escabrosas: torturas, escenas sexuales, amputaciones, sangrientos banquetes de los no muertos, etc.

La combinación de cómic histórico y fantástico se inclina más hacia este último género en favor de la diversión, pero la originalidad que supone ver a zombis en este entorno excusa ese desequilibrio. Se trata del primer volumen de la serie, que incluye los seis primeros números de la serie original. Aun así es un arco completo y cerrado que podría perfectamente acabar aquí… pero los miembros del Fiat Lux tienen suficiente y sobrado carisma como para hacer que deseemos nuevas aventuras de este grupo o, al menos, de aquellos miembros que han sobrevivido.

Por que esa es otra. No es una serie cómoda ni relajada. Tal y como pasa en, por ejemplo, The Walking Dead, la muerte de cualquier protagonista se puede producir en cualquier momento. De hecho, los autores han tomado nota del impacto sentimental que esto supone y lo utilizan cruelmente en Pestilence. Cuidado con encariñarse de los protagonistas, porque todos son susceptibles de caer bien por un mordisco, por un enemigo o por una traición. La política y la religión están de fondo, mezclandose con un apocalipsis zombi, así que todo es posible en esta Pestilence.

Muy recomendable para los amantes del género que busquen algo nuevo y que disfruten con una lectura divertida e intrascendente que solo persigue eso, divertir. Sin complejos y sin pretensiones, pero con mucha contundencia.

  • Pestilence. Planeta Cómic
  • edición original. Pestilence 1-6. Aftershock.
  • cartoné. 160 pp. color. 14,95 €

Sobre Giacco

avatar
Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Planeta Cómic. Novedades de Octubre y Salón del Manga 2019

Creo que será mejor que no sigáis leyendo esta entrada. Este mes de Octubre se ...

Planeta Cómic. Novedades para septiembre 2019

Agosto ha sido relativamente tranquilo por parte de Planeta Cómic y sus novedades… pero no ...