Críticas de cómics

Crítica: «Junji Ito: Maestro del terror. Hikizuri y Oshikiri», menuda familia.

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Bien

Antología de relatos con la familia como nexo en común... y el terror y el mal gusto, también en común.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Se acerca Halloween y va apeteciendo una buena dosis de terror. Películas y series del género llegan en tropel estas semanas para hacer las delicias, o el martirio, de los aficionados. En cómic también encontramos representación y buenos ejemplos si lo que queremos es pasar miedo. Uno de los autores que más nos gusta para este menester es el siempre sorprendente y heterodoxo Junji Ito.

No repetiremos ni nos enrollaremos, por enésima vez, con aquello de que es un maestro del manga de terror o que es uno de los autores japoneses con más proyección fuera de su país. Solo aprovechamos para recomendarlo si hubiera alguien que, a estas alturas, todavía no ha leído nada suyo. Es posible que alguien se acerque de nuevas a esta entrada, porque el estreno de su serie animada, una antología de historias terroríficas adaptadas de sus publicaciones, está a punto de llegar a Netflix y, los amigos de Crunchyroll, ya han subido la serie Junji Ito Collection.

Pero aquí hablamos de cómics… o manga, como es el caso.

ECC Ediciones recupera muy oportunamente algunas de las historias cortas que el autor publicó allá por 2011 y que tienen un nexo en común: la familia. O algo parecido a la familia. De ahí el extraño título del tomo, que alude a los dos apellidos de las familias que protagonizan las cuatro historias (dos historias cada una)

Los escalofriantes hermanos Hikizuri hacen de las suyas en las dos primeras, demostrando que la perturbación mental de estos impresentables jóvenes es altamente peligrosa. El choque al relacionarse con «gente normal» va a ser lo que provoque auténtico desasosiego en el lector, que sufrirá en cada página por la integridad de los incautos que se acercan a semejante caterva de tarados. Y como Junji Ito no da puntada sin hilo, aprovecha que nos confiemos y creamos que se trata de un relato de locos peligrosos para transformarlo en algo paranormal e inexplicable… al tiempo que mortal.

Sin duda, aquí tenemos al autor experimentando con personajes sin filtro ni moral. En su salsa, vamos.

Las otras dos historias tienen como protagonista al joven Oshikiri. Sus padres tienen que marchar al extranjero y él se queda solo en casa… pero su casa no es normal. Se trata de una mansión tan grande como tétrica donde, encima, se haya un portal a otro mundo igual que el nuestro. Por ese portal acostumbran a colarse los dobles de los protagonistas y, uno de ellos, tiene unas intenciones bastante desagradables.

Aquí no se juega con la demencia ni con la violencia como modus vivendi, sino que los protagonistas son los inocentes del relato, las víctimas. Dos maneras distintas de enfocar la acción que resulta curiosa al verla así, en contraposición.

Junji Ito recurre a su estilo tan visual y sorprendente, manejando la tensión y el ritmo y arrojándonos con la lectura hacia una cuesta abajo donde vemos el final: el horror. Cada una de las historias se narra de manera creciente hasta llegar a sus momentos culminantes. Un estilo que nunca falla en esto del terror. Y al llegar esos finales es cuando el maestro se desata y dibuja los horrores de pesadilla a los que nos tiene acostumbrados.

Quizá lo peor de todo sea que estas historias ya las hemos leído en otro formato y siempre nos apetece encontrar cosas nuevas del autor. Sin embargo, la edición en flexibook vuelve a ganarnos por su manejo y su durabilidad/resistencia, al tiempo que por su comodidad para leerla.

Volvemos al principio: una obra muy adecuada para esta época del año aunque, seamos claros, a Junji Ito se le disfruta y se le sufre en cualquier momento y a cualquier hora.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba