CómicsCríticas de cómics

Crítica – Las Bestias de Wizdoms: Un romance muy humano.

Resumen de la Crítica

General
Guion
Dibujo
Edición

Bestialmente cautivador

Las Bestias de Wizdoms es una mágica fábula BL que refleja a la perfección las relaciones de nuestra actual sociedad.

Valoración de los Usuarios 4.45 ( 1 votos)

Para quienes no conozcáis a Nagabe… ¡estáis tardando! Puede que sus obras no sean de las que más resuenan entre los otakus pero desde luego poseen un poder embriagador como pocas. ¿No nos creéis? Esuchad el podcast que le dedicamos. Es un mangaka joven, innovador, diferente… uno de esos a quienes conviene seguir la pista muy de cerca. Entre sus obras tenemos, editadas todas por ECC en nuestro país, El Jefe es una Onee, Nivawa y Saitô, la preciosa serie de La Pequeña Forastera y el tomo autoconclusivo que analizo bajo estas líneas, Las Bestias de Wizdoms. 

¿Qué caracteriza a este autor? Sin duda, su trazo, que posee un detalle increíble al tiempo que ha evolucionado ganando una soltura y fluidez características. Revisando cada uno de sus libros, se ve un cambio en pos de encontrar un estilo propio. Esta obra data de 2015, pero ya se aprecia el germen del estilo estampado en las páginas de La Pequeña Forastera (aún inconclusa). Pero Nagabe, fetichista confeso de las sillas antiguas, tiene una pasión especial. Una obsesión casi. Adora dibujar animales. En El Jefe es una Onee todos los personajes eran bestias de distinta índole. Un lobo, un dragón, aves, felinos… En Nivawa creó toda una especie de bestias que pueblan nuestro subsuelo y en La Pequeña Forastera, maldecía a los humanos convirtiéndolos en animales antropomórficos.

Algo muy similar ocurre en este trabajo, en el que, además del estilo realista que le imprime a las bestias, Nagabe quiso ir más allá. No se ha limitado a representar personajes con forma animal, sino que ha buscado dotarles de características y habilidades propias de la especie a la que pertenecen. Los vampiros comparten la sangre entre ellos, el oso tiene buen olfato, el lagarto, poiquilotermo, lo pasa fatal durante el frío invierno… Y además, esta vez, el hecho de que las historias estén ambientadas en un mundo poblado por bestias humanas tiene su explicación. 

Hace mucho tiempo hubo un gran mago, Wizdoms, que convirtió a los animales en bestias humanas. Y éstas, persiguieron el conocimiento y crearon una escuela de magia que heredó el nombre del mago. 

Así pues, Nagabe nos trasporta a esta suerte de Hogwarts cuyas aulas están repletas de jóvenes bestias que buscan aprender a ser mejores magos. Sin embargo, por mucho que nos pueda gustar Harry Potter, no es eso lo que nos importa. No son sus clases, los conjuros o el mundo exterior. Lo que interesa son sus inquietudes y por encima de ellas, sus relaciones interpersonales.

Cada capítulo nos presenta a un par de personajes, masculinos normalmente (Nagabe practica de nuevo aquí el género BL o Boys Love, un sutil yaoi donde las estudiantes del centro apenas aparecen), y nos expone los sentimientos existentes entre ambos. Porque el romance puede tomar múltiples formas: Amor, lascivia, obsesión, hermandad, admiración, amistad forjada a fuego lento… y nos descubre los más ocultos secretos de muchos de estos personajes, adolescentes y adultos (algunos de los profesores del centro también comparten sus intimidades con el lector). 

Y no sólo el dibujo de Nagabe es espectacular a la hora de representar esta escuela y en especial estos animales. También lo es su narrativa, que si bien puede parecer que avanza a pequeños trompicones o de manera torpe, es capaz de sumergirnos en un torbellino de emociones y de devolvernos a más de un momento mágico de nuestra adolescencia. Momentos de descubrimiento y pasión, de sentir por vez primera, de experimentar y tomar decisiones. Momentos de esos que quedan grabados en el corazón para siempre. 

Separando cada breve historia hay preciosas fichas con ilustraciones precisas y descripciones que aportan más información sobre la especie a la que pertenecen quienes han protagonizado el capítulo (incluso dragones y unicornios poseen la suya. A fin de cuentas, es un mundo mágico)

Puede que si no estáis acostumbrados al mangaka, os desaliente el ver que no existe un hilo narrativo que vaya de la primera a la última página (232 en total). Ese no es el estilo de este hombre. Nagabe se mueve bien en su terreno. El de los capítulos cortos (ocho slice of life y un «Bestias Extra» componen este tomo único). El de las viñetas que reflejan sentimientos enfrentados, secretos compartidos, a los incomprendidos y a aquellos que son rechazados por su condición o su orientación sexual. No todas las historias mantienen un nivel impresionante, pero todas, a su modo, sorprenden.

Un autor cuyas ideas siempre fascinan, pese a que él dice que el modo en que las plasma en sus historietas no es premeditado. Simplemente surgen. Lo cual deja claro el rico interior del artista japonés. 

Las Bestias de Wizdoms es una mágica fábula que refleja a la perfección las relaciones de nuestra actual sociedad. Una puerta de entrada para todo otaku amante del BL que busque descubrir al autor y sin duda una pieza fundamental en la colección de quienes ya aman a Nagabe. 

Dandan_Friki Pills

Dani Collado. Comunicólogo. Replicante mentalmente divergente. Leo cómics en mi TARDIS. I 💙 books, sci-fi, dinosaurs 🦖 & cheesecake. Friki 24/7.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba