Críticas de cómics

Crítica: «Las orejas al lobo» de Alfonso Casas

Las orejas al lobo

General
Guion
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Breve, pero muy recomendable

Después de "Monstruosamente", Alfonso Casas explora el impacto de una ruptura en "Las orejas al lobo", presentando a un nuevo monstruo que llega desde el pasado.

Valoración de los Usuarios 4.1 ( 2 votos)

En vísperas de la navidad, el autor e ilustrador Alfonso Casas nos regala una nueva obra cargada de monstruos titulada Las orejas al lobo. Esta novela gráfica continúa la línea de MonstruosaMente, obra de la que hablábamos a principios de año y que ha tenido mucho éxito en el panorama literario, llegando a cruzar el Atlántico con su reciente publicación en Estados Unidos. En MonstruosaMente, el artista zaragozano daba vida a problemáticas como la ansiedad social, el síndrome del impostor o la depresión, transformándolos en monstruos con identidad propia. Un relato personal que, sin duda, es compartido por muchas personas, especialmente desde que la pandemia por COVID-19 ha logrado que se empiece a hablar un poco más de problemas de salud mental.

En Las orejas al lobo nos reencontramos con el protagonista de MonstruosaMente, alter ego del autor, y con los monstruos con los que convive. Sin embargo, una reciente ruptura amorosa hace que aparezca un nuevo personaje en escena. Una criatura con orejas de lobo que, a pesar de la incomodidad que produce, genera también cierta ternura. Esto es debido, muy probablemente, a que este monstruo es un viejo conocido del protagonista, que trae consigo ciertos recuerdos de la infancia del momento en el que se coló por primera vez en su vida.

La novela explora principalmente el estado psicológico que atraviesa el protagonista tras romper una relación estable después de mucho tiempo. Sin embargo, también da pie a tratar otros temas como la soledad, la crisis existencial, la frustración con uno mismo y con el futuro. Además, reivindica la injusticia de imposiciones sociales que aún siguen vigentes hoy en día como el matrimonio o el “haber sentado la cabeza” tras alcanzar cierta edad, junto con la frustración de vivir en un mundo creado para parejas, en el que estar solo es económicamente imposible y socialmente aún estigmatizado. Una vez más al final de la obra el autor no presenta una solución o un desenlace cerrado, pero sí lanza un mensaje positivo y esperanzador, siempre desde su experiencia personal.

Si hay que sacar alguna pega a la novela, esa sería su brevedad, con poco más de 60 páginas, te deja con muchas ganas de más. Sin embargo, el guion sigue enganchando y las ilustraciones, realizadas en tinta en blanco y negro, se mantienen fieles a su estilo. Una particularidad de la obra es que Alfonso Casas ha apostado esta vez por la autoedición, así que aquellos que queráis adquirir un ejemplar, que además estará firmado a mano por el autor, debéis hacerlo a través de su página web, donde podéis encontrar un adelanto. Una muy buena opción para regalar estas navidades.  

  • Las orejas al lobo. Autoedición
  • Tapa blanda. 64 pp. B/N. 16,00

Marta Fernández Lara

Bióloga y Filóloga Inglesa en proceso. Aspirante a escritora. Me encanta la literatura, especialmente las historias ambientadas en otro tiempo y/o con brujas de por medio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba