Críticas de cómics

Crítica: «Marvel Saga. Caballero Luna 1», rescate lunar.

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Recomendable

El inicio de una polémica etapa en la trayectoria del personaje. Más salvaje y violento.

Valoración de los Usuarios 4.5 ( 1 votos)

No vamos a ser menos, así que traemos una reseña del personaje Marvel de moda: Caballero Luna. El inminente estreno de su serie, incluyéndolo en el UCM (Universo Cinematográfico Marvel), lo va a poner, como se suele decir, en el candelero. Y aprovechamos que Panini lanza, dentro de su línea Marvel Saga, una polémica etapa del encapuchado que necesitaba imperiosamente nueva edición… ya que conseguir los tomos en cuestión era prácticamente imposible.

Desde su creación, Caballero Luna disfrutó de varias cabeceras con irregular éxito. Cuatro volúmenes previos solo consiguieron que la popularidad del avatar de Khonsu cayera en picado y el personaje pasó a un segundo plano, apareciendo esporádicamente en otras series. Nada más. Con la llegada del sello Marvel Knights y el enfoque más adulto/violento de esos personajes se consiguió un relanzamiento muy exitoso de héroes como Punisher o Daredevil, así que… ¿por qué no intentarlo con El Caballero Luna?

Charlie Huston fue el elegido para escribir este nuevo renacer del nocturno personaje. Conocido (y reconocido) autor de novela negra, se lanzaba al mundo del cómic con el encargo de darle un enfoque distinto a la serie. Ese fue el inicio del volumen 5 de Moon Knight y sus seis primeros números están recopilados en el primer tomo de Marvel Saga: Caballero Luna que publica Panini.

Cuando decimos que el tono del cómic es más adulto y oscuro, lo decimos de verdad. Encontramos a Steven Grant roto, literalmente. Sus piernas quedaron machacadas tras el último enfrentamiento que tuvo con su archienemigo, Bushman. Vencer al villano le costó su vida como super-héroe, pues quedó destrozado tanto física como psicológicamente… aunque Bushman aun quedó peor, que el componente violento de la serie queda bien plasmado en la mutilación que Caballero Luna le propina al malvado.

La cuestión es que ahora Steven Grant, antes magnate-filántropo-millonario, vive encerrado en un pequeño apartamento junto a una estatua del dios Khonsu. Dolido y deprimido, angustiado, pensando incluso en quitarse la vida. Pero sus amigos, esa maravillosa cohorte de secundarios que siempre ha tenido el personaje, conspirarán para devolverle a la actividad. Y por el camino nos llevaremos varias sorpresas, made in Charlie Huston.

Se nota que es un novelista y su paso al lenguaje del cómic le pasa factura. Tiene ideas geniales y potentes, crea escenas impactantes… pero se pierde en un lenguaje algo confuso y torpe con el que la lectura del cómic se vuelve un tanto irregular. Para ayudarle está David Finch en el aspecto visual/artístco. Con su dibujo rudo y contundente consigue que la historia impacte de frente en nosotros. Se trata de un cómic muy visual, que construye con su escenografía y sus figuras un relato turbio pero sólido.

Para iniciar esta nueva etapa, este resurgir dentro del Universo Marvel, los autores recurrieron a sus orígenes absolutos. Cuando apareció por primera vez en los ’70, en la serie Werewolf by Night, Caballero Luna era contratado por El Comité para capturar al licántropo. Se trataba de un selecto club de turbios hombres de negocios, poderosos y corruptos. El héroe lunar terminaba aquella aventura aliándose con el Hombre Lobo y traicionando a sus contratadores. Cuarenta años después estos vuelven a por venganza, alquilando los servicios de El Supervisor (Taskmaster) para acabar con un devastado Caballero Luna.

Es de agradecer que se utilicen tantos elementos del pasado del personaje, dando coherencia a esta nueva etapa y proporcionándole un punto de arranque sólido y reconocible. Pero la falta de claridad narrativa puede llevar a los nuevos lectores a sentirse algo confusos y pensar que todo sucede demasiado aceleradamente.

En definitiva, se trata de una actualización de Caballero Luna a cargo de un equipo creativo solvente aunque algo atropellado en la narrativa. Es impactante y es una buena manera de resucitar al personaje, dándole un carácter más violento y realista. La serie se comenzó a publicar en 2006 y, aunque en sus nuevos volúmenes el personaje ha sido actualizado con más tino, se trata de una visión que sigue encajando a día de hoy. Sin duda, un buen punto de enganche para recién llegados a Caballero Luna y un complemento ideal para su etapa original, ese mítico volumen 1 al que regresaremos en esta web porque se está publicando en el coleccionable que Panini ha lanzado al mercado.

Tenemos Caballero Luna para rato.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba