Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Superman y Batman, Generaciones Integral”. Leyendas de Pasión.

Crítica: “Superman y Batman, Generaciones Integral”. Leyendas de Pasión.

Byrne exporta la épica de su Next Men al ámbito de la antigua World´s Finest Comics mediante una epopeya río superheroica abarcando los diez siglos que separan al Superboy primigenio y la Legión de Superhéroes. Sí, es verdad que esta relación es algo tramposa habida cuenta que se profundiza en la tercera serie de Generaciones, gestada a rebufo del éxito y las extensas posibilidades del primer volumen, pero conocido el gusto del canadiense con los juegos temporales vistos en sus creaciones propias como la citada del sello Legend de Dark Horse y en la marvelita “La Generación Perdida”, era de…

Resumen de Reseña

General
Guion
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“Eso tiene sentido...¡Al menos tanto como cualquier otra cosa que hayamos visto u oído hoy!”

Resumen : El homenaje y declaración de amor al género y a todas las texturas que la imaginación en este contexto ofrecen, es total

Valoraciónes : Sea el primero!

Byrne exporta la épica de su Next Men al ámbito de la antigua World´s Finest Comics mediante una epopeya río superheroica abarcando los diez siglos que separan al Superboy primigenio y la Legión de Superhéroes. Sí, es verdad que esta relación es algo tramposa habida cuenta que se profundiza en la tercera serie de Generaciones, gestada a rebufo del éxito y las extensas posibilidades del primer volumen, pero conocido el gusto del canadiense con los juegos temporales vistos en sus creaciones propias como la citada del sello Legend de Dark Horse y en la marvelita “La Generación Perdida”, era de prever.

En relación a la “Generaciones” original, valorándola como algo único, a pelo, desconociendo que la intención era continuarla de forma densa y extensa en lugar de dar forma a una mitología grande en sí misma, sin atisbar por parte del creador y la editorial que la saga finalizaría en una trilogía hiperbólica y grandilocuente, el homenaje y declaración de amor al género y a todas las texturas que la imaginación en este contexto ofrecen, es total. Da al lector exactamente lo que ofrece, una combinación perfecta de los elementos que han hecho grande el cómic de superhéroes. Aventura sin fin a través de conceptos imaginativos ejecutados en toda su historia, robots gigantes, científicos criminales con planes descabellados, transferencias mentales, clonación, cachivaches retros y futuristas, acción, suspense y drama…¿Dónde está la gracia entonces si esto que acabo de exponer se ha hecho en infinidad de obras homenajeadoras? En el contexto del transcurso de tiempo real unido a la libertad que el planteamiento de “Otros Mundos” ofrece. Y esto para un coloso y amante del género como es John Byrne es toda una oportunidad para él mismo y para el lector.

En efecto, llevar la historia a través de sesenta años no tiene más hándicap que explicar como pueden coexistir Batman y Superman. Justificar la longevidad del kryptoniano no es difícil por su condición de alienígena superpoderoso casi inmortal, pero la de Batman es más complicada… o no, si tenemos en cuenta un elemento clave de la mitología de uno de sus supervillanos clásicos. En cualquier caso, repartir cada episodio por décadas da un juego tremendo que el autor no desperdicia. Partiendo del año de creación de supes, todos los elementos referidos anteriormente se alternan en la trayectoria doméstica de la amistad de los dos iconos. El tiempo pasa por ellos, destrozando la reducción temporal, siempre anacrónica, de la continuidad editorial. Eso conlleva que envejezcan de verdad y que la sociedad progrese y avance con ellos de forma natural, como en los libros de historia, e invitando a la imaginación en los ámbitos sociales, políticos y económicos de los años posteriores al texto del escritor.

No sólo envejecen los protagonistas, también sus villanos. Ultrahumanita, Luthor, Joker, todos pasan por la dureza del calendario. Pero claro, lo mismo pasa con Lois, Olsen, Dick Grayson, Alfred… Y claro, ¿tendrán hijos, nietos?…pues sí. Eso obsequia con nuevas creaciones en la amplia gama mitológica de los dos, consiguiendo traspasar fronteras que la continuidad canónica prohíbe. El autor construye una historia familiar gigantesca, elevada hacia picos climáticos puro Byrne donde la aventura y el drama coexisten y la maravilla campa a sus anchas por todos los rincones por la que se desenvuelve la acción. Reconduce su épica superheroica a tragedias domésticas descomunales tipo “Leyendas de Pasión”.

Tras el éxito de la serie madre, Byrne confecciona una secuela con “Gereraciones II” sin arriesgar pero dando más que lo anterior. Si bien la sorpresa desaparece, aprovecha los huecos de los episodios anteriores para reforzar argumentalmente los contextos presentados en aquellos. Aparte que juega con la emotividad de volver a utilizar personajes desaparecidos en el primer volumen, rescata a la mayoría de personajes de DC para reimaginarlos. Si en el primer volumen vimos a Hal Jordan presidente de Estados Unidos, aquí vemos porqué y que fue exactamente lo ocurrido con Abin Sur. Pero también ocurre con la JSA, Wonder Woman Flash, etc. Es decir, partiendo del esquema decenal del primer volumen, ampliando su cosmogonía y aclarando explícitamente conceptos y hechos, exporta el planteamiento al resto de personajes, ampliando bastante este nuevo universo. Eso sí, sin comparación con lo que viene después.

La maxiserie “Generaciones III” es el desatamiento. Es Byrne kirbyrizado hasta el mimetismo. Ya no sólo retuerce el esquema del primer volumen, sino que amplia sin contención el segundo. Si antes era por décadas, ahora por centurias, hasta llegar al siglo XXX y por tanto, hasta la Legión de Superhéroes. Lo imposible, unir de forma argumental la realidad del paso de los años la época de Superboy con la del grupo de Saturn Girl y compañía, con viajes en el tiempo laterales a la trama principal. Y la referencia de Kirby no es gratuita, porque como hizo en Wonder Woman, aprovecha el locurón para meter a Kamandi, a Omac y al Cuarto Mundo. Este tercer volumen presenta una concatenación tal de tirabuzones argumentales, épica incontenible y locurones explosivos que se perdonan por ser de quien es. De alguien que forma parte de la historia del género, de alguien que nos ha dado muchas de las grandes obras y personajes que han llevado a que todo el mundo los conozca por sus nombres en el actual fenómeno cinematográfico y televisivo. Y sobre todo, porque le conocemos y queremos.

Superman & Batman: Generations 1-4. Superman & Batman: Generations II 1-4, Superman & Batman: Generations III 1-12, DC Comics. Superman y Batman, Generaciones Integral, ECC Ediciones. Cartoné. 672 págs. Color. Pvp: 52,50 €.

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Primer teaser del Batman de Robert Pattinson

Desde que Ben Affleck dejó de ser Batman y se anunciara nueva película del caballero ...

Crítica: “Batman, El Caballero Blanco. Redención Obsesiva.

Murphy recibe un cheque narrativo en blanco con este encargo. No lo expongo por el ...