Críticas de cómics

Crítica: “The Kitchen”. Una de los nuestros.

The Kitchen traslada la clásica historia del ascenso del poder en el crimen organizado. Sí es verdad que lo novedoso radica en que se obtiene de forma involuntaria y progresiva a través de tres mujeres. Y esto que parece que no es relevante, habida cuenta la cantidad de obras de serie negra protagonizadas por personajes femeninos en los últimos años, sí los tiene a mi parecer porque surgen de la nada. No sólo por no tener ninguna relación directa con lo criminal sino por que no tienen conocimiento de estrategia organizativa y mercantil en este contexto, máxime cuando la violencia es la herramienta principal de los que intervienen en este microcosmos. Por tanto, lo más interesante de la obra de Ollie Masters es que mediante el trasfondo de lo criminal nos encontramos con una historia de aprendizaje y crecimiento personal en un ambiente violento y machista, donde la puesta a prueba de sus dotes y virtudes para llevar a buen puerto sus actividades y la competencia intelectual y emocional con sus esposos reemplazados, es lo que dirige su destino. Lo novedoso no es que tres amas de casa se conviertan en líderes del crimen organizado, sino de tres mujeres que encuentran un sentido a su vida en un escenario tremendamente negativo pero sumamente enriquecedor para su estatus vital. Y ello en mayor o menor medida en función de las personalidades de cada una de ellas. No olvidemos un factor imprescindible, la condición humana. Elegido el rumbo por su decisión grupal, el siguiente nivel de interés (lógico por otro lado) radica en la regulación íntima de esas psicologías como consecuencia de los problemas a los que deben hacer frente, elevando a definitivo lo fundamental y donde prima el valor artístico del volumen: la colisión personal definitiva de las tres para con las tres, con el consiguiente reenvío para con el lector a la hora de conectar emocionalmente con la obra.

Es en el ruido de fondo donde no arriesga, pues toca prácticamente los ambientes y elementos características de este tipo de obras en zonas de confort evidentes: la competencia entre familias, las lealtades dudosas, los giros violentos que provocan situaciones terribles, la asimilación de la violencia como herramienta de progreso, los chantajes, los malentendidos intencionados, la adopción de matones fuertes y carismáticos para promocionar tu marca, la jerarquía de las organizaciones con el temor al capo correspondiente, el choque de egos como catalizador de ondas de choque de destrucción masiva y las zozobras existenciales y morales cuando se miran al espejo.

Su estructura narrativa es acorde a los tiempos que corren, sobre todo cuando se trata de una serie limitada corta y autoconclusiva. Eso me lleva a pensar que los autores procesan mentalmente la oportunidad de llevar su proyecto a la grande o pequeña pantalla con las correspondientes ventas de derechos. Por ello, ya dudo cuando un autor ejecuta su obra exclusivamente para desarrollarlo en el medio narrativo escogido o si en realidad lo que está presentando es un no-currículum en forma de cómic para entrar en el mercado audiovisual. Con independencia de esto y si voluntariamente o no los autores lo querían así, lo cierto es que la obra ha tenido su traslado cinematográfico.

El dibujo de Ming Doyle es legible, expresivo y muy sobrio. Sí es algo rígido y abusa de primeros planos pero como la violencia que se presenta es más ambiental que física, no exige dinámicas de acción frenéticas y no resta valor al aspecto gráfico en conjunto. Si aprecio una buena capacidad inmersiva en la lectura y es muy eficaz en los escenarios sucios y opresivos, como si hubiera un plano paralelo inapreciable que sobrevuela los lugares urbanos comunes, muy bien reflejados por cierto. Sin ser un aspecto imprescindible, la parte gráfica no desentona, está equilibrada y no arriesga más allá de lo necesario, dando más protagonismo a la escritura que al propio dibujo.

The Kitchen enriquece el tablero narrativo de la serie negra y criminal siendo su mejor baza el planteamiento dramático del punto de partida de sus protagonistas.

The Kitchen 1-8 DC Comics/Vertigo. The Kitchen, ECC Ediciones. Cartoné. 176 págs. Color. Pvp: 19,95 €.

Resumen de la Crítica

General
Guion
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“El codo es la parte más dura. Muy jodido de cortar”.

The Kitchen enriquece el tablero narrativo de la serie negra y criminal siendo su mejor baza el planteamiento dramático del punto de partida de sus protagonistas.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Adblocker detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios