Críticas de cómics

Crítica:»El camino de la espada». Basado en la novela de Thomas Day.

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Una obra que nos muestra a Miyamoto Musashi como nunca antes habíamos visto.

Valoración de los Usuarios 4.35 ( 1 votos)

Sin lugar a dudas, hablar de Miyamoto Musashi es hablar de uno de los guerreros más famosos de Japón de principios del periodo Edo. Una figura enigmática rodeada de leyendas sobre el que se han escrito infinidad de novelas, su vida ha sido llevada al cine en varias ocasiones e incluso hay videojuegos basados en su persona. Durante su vida se batió en duelo a muerte más de 60 veces y no perdió ninguno. A los 60 años escribió el famoso libro Go-rin-no-sho (Tratado de los cinco anillos) considerado la cima de literatura japonesa sobre el arte de la espada.

Yermo Ediciones ha lanzado entre sus novedades de Junio El camino de la espada, un cómic basado en la novela de Thomas Day, en el que conoceremos a Miyamoto Mushashi pero desde un punto de vista diferente, el de su aprendiz. Escrito por Mathieu Mariolle y dibujado por Federico Fernian, el integral contiene los tres tomos publicados originalmente por Glenat.

La historia comienza cuando a las tierras del señor de la guerra Nakamura Ito llega un forastero sucio y desaliñado llamado Miyamoto Musashi, que en apenas unos minutos es capaz de acabar con los samurais le protegen y con un grupo de arqueros. Nakamura se queda tan sorprendido por la destreza de Musashi que le ofrece tierras y dinero a cambio de que se convierta en su primer samurai, pero rechaza la oferta. Nakamura quiere conocer a toda costa cuál es el secreto le permite ser tan rápido, veloz y preciso en sus golpes. Le ofrece mujeres, dinero, posesiones, pero el secreto de la técnica de Musashi no se vende, se gana. El samurai le pide a Nakamura tomar a su hijo Mikedi como aprendiz y enseñarle el camino de la espada, así podrá enseñarle la técnica. Una vez aprendida, Mikedi se cubrirá de fama y gloria, y optará a ser admitido en la casta Imperial. Nakamura acepta el trato encantado, y ese es el momento exacto en que la vida del joven Mikedi va a cambiar para siempre.

El guionista Mathieu Mariolle no se dedica simplemente a contarnos la vida del samurai. Como el verdadero protagonista de la historia es Mikedi, es a través de sus ojos como conocemos al guerrero. La historia transcurre en un mundo de fantasía y magia que tiene sus propias bestias y sus propias leyendas, lo que permite al autor contarnos además de la historia principal, pequeños cuentos que amplían la mitología del mundo y los personajes que aparecen. Mariolle también sabe aprovechar los caracteres tan opuestos de los protagonistas para enfrentarlos entre si. Los encontronazos con su maestro y las experiencias que Mikedi sufre a lo largo de su vida irán haciendo mella y forjando su carácter, que se irá endureciendo conforme avanzamos las páginas. El propio Musashi le recuerda a su pupilo que él solo le está enseñando el camino de la espada, dependerá de Mikedi y de sus acciones, si lo van acercando a su meta o lo alejan de ella.

En cuanto al apartado gráfico hay que decir que es simplemente sublime. Federico Ferniani es el responsable del dibujo de la historia principal y de La leyenda del viento divino. Sus viñetas están repletas de detalles, y como utiliza un trazo muy fino para dibujarlas, nos permite embelesarnos con los paisajes, recrearnos en los adornos de templos y castillos que visitamos, e incluso fijarnos en los pequeños adornos que decoran las armaduras. Las splash pages que hay diseminadas a lo largo de la obra te dejarán boquiabierto. No puedo ni imaginar la cantidad de horas que Ferniani habrá invertido en realizar cualquiera de ellas.

Las escenas de lucha son muy dinámicas, y eso es algo esencial en escenas de acción pero sobre todo en un duelo con katanas. Además el autor no se corta en enseñar sangre y miembros cercenados cuando toca hacerlo.

Respecto al color, normalmente cuando pensamos en Japón nos vienen a la cabeza colores vivos y alegres como los cerezos en flor o las geishas enfundadas en sus alegres kimonos. Esta obra es justo lo contrario, está envuelta en colores oscuros y apagados que encajan perfectamente con el tono de este trabajo.

Ferniani no es el único dibujante de esta obra. Durante el viaje, nuestros protagonistas visitarán diversos lugares donde Mikedi aprenderá algunas historias y leyendas. Estas historias cortas están dibujadas por artistas invitados. Mikaël Bourgouin es el encargado de La leyenda de Daisho Mariposa, Yann Tisseron dibuja La leyenda de la tinta de Sho, Richard Guérineau: La leyenda de la última comida del señor Chikuzen Nobushiro, y Valentín Sécher: La leyenda del hombre que amó a Masuji. Para poder valorarlos correctamente necesitaría una reseña independiente porque todos y cada uno de ellos están espectaculares. Cada artista hace uso de su propia técnica y estilo, lo que enriquece muchísimo la obra ya que podemos ver diferentes narraciones, composiciones de página, color, entintado, y en ningún momento desentonan del conjunto general, lo que lo convierte en una absoluta maravilla.

El camino de la espada es una obra que os recomiendo. Es una historia que se aleja de los clichés del género y aunque está ambientada en Japón, ese toque de fantasía le aporta mucha personalidad y se aparta completamente de la típica historia sobre Musashi. Como es habitual en los cómics de Yermo, el tomo incluye contenido extra, donde podréis disfrutar una vez más del arte de Ferniani en los storyboards, portadas, diseños de personajes, y otros muchos aspectos artísticos de la elaboración del cómic.

  • El camino de la espada. Yermo Ediciones.
  • Tapa dura. 200 pp. color. 38 €

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Adblocker detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios