Críticas de literatura

Crítica:»Infierno» de Carlos Sisí. Una última oportunidad para que ganen los buenos.

General

El desenlace de una historia que te podrá gustar o no, pero no te dejará indiferente.

Valoración de los Usuarios 2.98 ( 2 votos)

Por fin cayó en mis manos Infierno, el último libro que cierra la trilogía sobre vampiros escrita por Carlos Sisí. El volumen anterior, Fundación, me dejó con un nudo en el estómago, sufriendo por los protagonistas que estaban claramente en desventaja frente al enemigo. Estaba ansiosa por conocer su futuro y ver que nuevas adversidades les deparaba el destino.

Fundación cerraba con una humanidad que va mermando mientras el enemigo crece a su alrededor. Los supervivientes, además de enfrentarse a los vampiros y la escasez de alimentos, ven como una inmensa tormenta va creciendo y creando una noche eterna. Una tormenta antinatural que es capaz de bloquear los rayos de sol y que permite a los vampiros moverse bajo ella a cualquier hora del día. Ya no necesitan esconderse cuando amanece, lo que deja a los humanos todavía en peores circunstancias. El poder de Elexia y Alkibiades aumenta conforme los Nueve van despertando y Tusla Edron, la ciudad que están creando para que sea su residencia en la tierra, avanza a pasos agigantados. Realmente pinta mal para los sobrevivientes, que están cansados, exhaustos, pero con un plan en mente que tal vez, podría asestar un duro golpe a los vampiros y equilibrar un poco la balanza. Infierno es el desenlace de esta lucha encarnizada por la supervivencia de la humanidad.

Después de terminarlo, he de decir que tengo sentimientos encontrados con esta obra. Fundación, el anterior libro, nos dejaba con las fichas preparadas para el siguiente movimiento en el tablero, conocíamos a los personajes, sus intenciones, recursos, motivaciones y planes de ambos bandos. Estábamos esperando que alguno de ellos moviera ficha pero Sisí se toma su tiempo para hacerlo, ya que el libro comienza con unos personajes que no son los protagonistas y a los que dedica su tiempo a presentarlos, cuando lo que realmente queremos saber es qué había ocurrido con los que sí conocemos. A todo esto, las páginas avanzan rápidamente y todavía no vemos clara la situación. Eso debería provocar inquietud en el lector y ganas de saber qué es lo que ocurre a continuación pero con tantas idas y venidas, tantas tramas abiertas y tanto rodeo, la narración no es tan fluida como en los libros anteriores y el lector llega al final de la historia un poco cansado. Un cansancio que da la sensación que también sufre el autor y que tal vez se podría haber suavizado recortando páginas de otras tramas y añadiéndoselas por ejemplo al final, ya que el desenlace es muy precipitado, ocurre en las últimas 4 o 5 páginas y creo que habría ganado mucho desarrollándolo un poco más. O invertirlas en conocer mejor a un personaje realmente interesante y misterioso como Donehogawa, que apareció brevísimamente el anterior libro, que adquiere protagonismo en este y que me habría gustado conocer un poco más en profundidad.

He de reconocer que el final que el autor nos ofrece es original, valiente y atrevido, pero deja al lector con una sensación extraña que hace que te plantees de qué ha servido el viaje. El desenlace te podrá gustar más o menos, a mí me ha gustado, pero reconozco que ciertos aspectos se podrían haber pulido un poco más en lugar de divagar por escenas que, llegado el final, ves que no llevaban a ninguna parte. Un final agridulce a una historia que aún así recomiendo ya que la mitología que crea alrededor de estos seres es novedosa y original, lo que es de agradecer ya que en el género hay muchísimos clichés y siempre es interesante leer propuestas innovadoras.

3 comentarios

  1. Libro decepcionante, más aún cuando los dos primeros son muy buenos y originales. El autor o no sabía como terminar o se cansó y lo terminó sin más. Me sale la palabra «vergonzoso». Hay tramas que no acaban, situaciones anteriores que no se explican ( por ejemplo el oso), quedan varios vampiros por aparecer…y personajes que desaparecen…el autor debería volver a escribirlo. No creo que la gente que lo lea, vuelva a comprar más libros suyos.

    1. No puedo estar más de acuerdo. La sensación es que se cansó de escribir y decidió acabar con todo, literalmente, en tres líneas. Leí una vez que si en una novela se menciona un gancho alguien se tiene que acabar colgando de él. Carlos Sisi no piensa lo mismo. Utiliza páginas y páginas para describir situaciones y personajes, alguno de los cuales parecen realmente importantes, y que terminan no teniendo el menor papel en la apresurada resolución. La sensación que me quedó cuando terminé el libro es la de haber perdido miserablemente el tiempo. No recomendaría la saga de ninguna manera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Adblocker detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios