Home » Cine » Críticas de cine » Crítica: “Coherence” – Ciencia ficción de primera división
coherence

Crítica: “Coherence” – Ciencia ficción de primera división

En 1923 un cometa sobrevoló Finlandia. A los pocos días, una mujer llamó a la comisaría alegando que el hombre que estaba en su casa haciéndose pasar por su marido no era, de ninguna manera, su esposo. Los policías revisaron la identificación del intruso pero no tuvieron más remedio que contradecir a la señora. “¿Por qué piensa que este hombre no es su marido?”, preguntaron. “Porque lo maté anoche”, contestó ella. Con este inquietante relato da comienzo una cinta a la que ya se ha incluido, no sin motivos, entre las mejores películas de ciencia ficción de los últimos años.…

Resumen de Reseña

Imprescindible

Resumen : Ciencia ficción low cost de primerísima calidad. Una propuesta fresca, atrevida y muy original.

Valoraciónes : 4.36 ( 4 votos)

En 1923 un cometa sobrevoló Finlandia. A los pocos días, una mujer llamó a la comisaría alegando que el hombre que estaba en su casa haciéndose pasar por su marido no era, de ninguna manera, su esposo. Los policías revisaron la identificación del intruso pero no tuvieron más remedio que contradecir a la señora. “¿Por qué piensa que este hombre no es su marido?”, preguntaron. “Porque lo maté anoche”, contestó ella.

Con este inquietante relato da comienzo una cinta a la que ya se ha incluido, no sin motivos, entre las mejores películas de ciencia ficción de los últimos años. La historia gira alrededor de un grupo de amigos que se reúnen para cenar, ponerse al día y disfrutar de una encantadora velada precisamente la misma noche en la que otro misterioso cometa decide sobrevolar nuestro planeta. A partir de aquí, cuanto menos sepa el lector sobre el argumento de la película y en especial sobre su (brillantísima) idea central, tanto mejor. Y es que el debut como director de James Ward Byrkit es una auténtica maravilla si se aborda en la más absoluta de las ignorancias. Absténganse curiosos e impacientes de revisar sinopsis y de echar un ojo a los trailers de turno porque ir al cine a ver “Coherence” sin saber muy bien de qué va la cosa es una experiencia casi religiosa.

La película en sí es un producto low cost (en el mejor de los sentidos) de apenas hora y media que debe toda su originalidad y frescura a un excelente trabajo de guión y a un estupendo reparto. Y es que al director le basta con 8 personajes y un salón-comedor para tejer una trama que siempre va in crescendo y que no decae en ningún momento, apoyándose en unas actuaciones más que creíbles y en unos diálogos endiablados que a más de alguno recordarán a la excelente cinta de culto “The Man from Earth” (Schenkman, 2007). “Coherence” es un thriller psicológico muy cerebral que hará delicias entre aquellos espectadores que disfruten devanándose lo sesos tratando de descubrir lo qué está ocurriendo y que sepan apreciar una buena cinta de ciencia ficción a la que no le hacen falta ni caras famosas ni pirotecnia gratuita. Aquí todo lo que tenemos es a un grupo de viejos amigos, con los defectos y rencillas de rigor, que se ven involucrados en una paradoja cuántica que escapa a su comprensión (y, lo que es peor, de su control) obligándoles a afrontar antiguas quimeras personales. Y con estos pocos elementos el drama humano, la tensión y algún que otro escalofrío en su último tramo están garantizados.

Por supuesto, “Coherence” no es perfecta. El film se permite en algunos momentos ciertas licencias argumentales que con la intención de precipitar los hechos en una cierta dirección rozan lo cómico, o de giros de guión que bien podrían considerarse artificiosos. Lo cual no impide que cuando la pantalla se funde en negro y salen los créditos el espectador siga con los ojos como platos. Al final, uno se va a casa con la sensación de haber asistido a algo nuevo, atrevido y, sobretodo, muy por encima de la media en su género y en el panorama cinematográfico en general. De haber visto una película que, pese a tratarse de una ópera prima de ajustado presupuesto, ha arriesgado y ha salido ganando. Sin duda, las barritas luminosas azules y rojas ya han pasado a formar parte de la imaginería de la ciencia ficción… Pero lo dicho, no cuanto nada más. Vayan a verla y juzguen ustedes mismos porque tal y como están las cosas esta película vale la pena. Y mucho.

Sobre Amable García Enguita

avatar
Arquitecto de oficio, viajero por vocación, lector empedernido y, sobretodo, amante del séptimo arte...

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

Crítica: Juego de Tronos 6×02. A casa

Juego de Tronos siempre sorprende, pero esta vez lo ha hecho de manera particular. Sí: ...

Severus Snape: sus escenas en orden cronológico

Hace ya dos meses desde que nos dejó el actor británico Alan Rickman a los ...