Críticas de videojuegosVideojuegos

Crítica de 13 Sentinels: Aegis Rim, para Nintendo Switch.

Valoración

GRÁFICOS
SONIDO
JUGABILIDAD
HISTORIA
DURACIÓN

Un gran título para recordar

13 Sentinels: Aegis Rim consigue atraparnos gracias a su genial historia, sus preciosos gráficos y su genial banda sonora. Un título imprescindible para los amantes de buenas narraciones de ciencia ficción.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Tras casi dos años desde su publicación en PS4, los usuarios de Nintendo Switch estamos de enhorabuena, ya que desde este 12 de abril podremos disfrutar de 13 Sentinels: Aegis Rim, el aclamado juego desarrollado por VanillaWare y publicado por Atlus, con distribución de Koch Media.

Uno de los personajes.

Un título diferente.

En este artículo os vamos a explicar lo que os vais a poder encontrar en este fantástico título, con el fin de que os decidáis a haceros con él, siempre que os guste su temática y su original mecánica de juego.

13 Sentinels: Aegis Rim nos cuenta la historia de una ciudad que sufre la invasión de seres de otro mundo. Pero un grupo de jóvenes está dispuesto a hacerles frente pilotando los “centinelas”, unos mechas gigantescos dotados con un gran poder destructivo.

Escena del juego.

A priori, la historia puede sonar poco original, pero todo lo que sucederá a partir de aquí, os aseguro que os va a dejar alucinando, haciendo que no podáis parar de jugar para saber más y más sobre la trama, la cual es el pilar principal en el que se basa este título.

El juego en si es una especie de novela visual interactiva, aderezada con momentos de combate, pero centrándose en todo momento en contarnos una sorprendente historia repleta de giros inesperados, viajes en el tiempo, sueños, y, sobre todo, presentándonos a cada uno de los trece personajes principales y su punto de vista dentro de la trama.

Unos gráficos geniales.

13 personajes, una gran historia por delante.

Así, comenzaremos la partida manejando a uno de los personajes, dentro de un entorno limitado en el cual debemos ir conversando con diferentes personajes para ir avanzando en la historia. Estas conversaciones nos aportarán pensamientos, sobre los cuales podremos acceder para pensar sobre los mismos, o bien utilizarlos para aportarlos en otras conversaciones, consiguiendo así más información u objetivos concretos en la parte de la historia que nos encontremos.

Explorando.

Por otro lado, podremos movernos y observar o utilizar diferentes objetos, recabando así más información, o bien dar lugar a algún desenlace en la trama. Lo bueno de todo esto es que cuando más interesante se ponga todo, la historia se cortará con un “continuará…”, instándonos a seguir con un nuevo personaje.

Momentos de combate.

Esto ocurrirá en los primeros compases de la historia, alternando entre presentación de un nuevo personaje, un tozo de la historia, y transición a una oleada. En esta parte, la mecánica cambiará totalmente, presentándonos una vista cenital de la ciudad y hasta 6 centinelas a nuestra disposición, en alguna ocasión, para intentar repeler el ataque de los denominados “Kaijus”, mientras se nos regenera una torre en un tiempo determinado, debiendo protegerla a toda costa.

Modo combate.

En estos combates iremos conociendo las diferentes generaciones de centinelas. Cada uno con unas cualidades propias, las cuales van desde un mayor poder de devastación a distancia, o bien en combate cuerpo a cuerpo, con la particularidad de que algunos centinelas pueden desplazarse volando, en lugar de caminando. Aquí deberemos hacer uso de nuestra estrategia a la hora de proteger la torre de las oleadas de enemigos hasta que termine el tiempo.

Destrucción.

Cada tipo de ataque que realicemos requerirá de una serie de puntos de habilidad. Si nos quedamos sin puntos, deberemos alejarnos de la zona de combate y recuperar la energía. Pero deberemos tener cuidado, ya que, si nos eliminan, habremos perdido la partida.

Horas de diversión asegurada.

Pero no os esperéis ver mechas luchando contra enemigos en plan espectacular. En esta parte del juego, todo se ve representado como iconos simples, pero mostrando animaciones curiosas a la hora de realizar ataques. Así disfrutaremos, pese a ser combates un tanto repetitivos a la larga. La parte buena es que siempre tendremos conversaciones entre los diferentes personajes que manejan los mechas. Esto aporta más garra a la historia principal, pues podremos ir atando cabos al ver lo que se dicen entre ellos.

Detalles preciosos.

Tras varias horas alternando entre los primeros personajes que iremos conociendo y diferentes oleadas, comenzará el juego en sí. Accederemos al modo batalla, donde nos enfrentaremos a los Kaijus eligiendo un escuadrón. Tendremos luego el modo aventura, para seguir con la historia de los personajes e ir desbloqueando nuevos. Por último, podremos acceder a archivos, donde podremos repasar todas las pistas que hemos ido adquiriendo en el modo batalla y modo historia. Aquí podremos ir revisando detalles y empapándonos más de la trama.

No quiero destriparos nada de la historia. Sólo os diré que la forma en la que está diseñado el juego, hace que nos quedemos pegados a la consola desde el primer minuto. Al principio estaremos un poco desorientados, sin entender gran cosa de lo que está pasando, pero conforme se nos vayan presentando personajes, vayamos visitando épocas diferentes y encontremos los diferentes giros que todo va dando, sólo querremos más y más, pasando las horas como si fueran minutos. Una absorción total que demuestra que el título está muy bien hecho.

Otro de los personajes.

Gráficos.

A nivel gráfico, 13 Sentinels: Aegis Rim destaca por sus diseños dibujados a mano, con unas animaciones impecables que consiguen meternos de lleno como si estuviéramos viendo una película anime, pero desde dentro.

Los movimientos, los gestos de los personajes, las animaciones del entorno… Es una gozada continua el ir descubriendo las diferentes localizaciones, parándonos a disfrutar de cada detalle. Francamente, todo un trabajazo de VanillaWare.

Viviremos momentos espectaculares, con unos juegos de luces y colores que nos mantendrán en todo momento con la sensación de estar disfrutando de una obra maestra. Puro arte en movimiento donde todo va encajando en su justa medida.

Atardecer…

La parte de los combates se queda en algo más minimalista, pero tiene una gracia especial que no hace desmerecer para nada el conjunto general, fusionándose perfectamente y aportando un cambio entre partes de la historia que se agradece.

Sonido.

 En lo sonoro, el título no se queda atrás, con una banda sonora sobresaliente, de la mano de Hitoshi Sakimoto, que tiene en su haber la música de Final Fantasy XII, entre otras, para que os podáis hacer una idea…

Por otro lado, dispondremos de las voces de los personajes, en japonés o en inglés. Yo he optado por disfrutarlo en japonés, pudiendo percibir una interpretación genial en todo momento, sumado a la total localización al castellano de los textos, con algunas formas coloquiales que hacen que disfrutemos totalmente de la experiencia, sin perdernos nada de la trama.

Los combates tienen su miga.

Los efectos sonoros también están bien ejecutados, con golpes, explosiones, disparos y otros efectos que dotan de un mayor realismo al producto.

Conclusión.

Estamos ante un juego que roza la perfección, sobre todo por su trama, tan bien hilada de principio a fin, dotándonos de la libertad de poder seguir la historia desde el punto de vista de cualquier personaje, bloqueando algunos para que alcancemos unos objetivos antes de seguir con ellos, pero haciendo que todo cuadre sea cual sea el camino que vayamos tomando a la hora de completar la historia.

Otro personaje jugable.

Los amantes de las novelas visuales disfrutarán de una historia sorprendente, y difícilmente superable en tiempo. Aquellos que no hayan probado este tipo de juegos, quedarán enganchados por su ritmo vertiginoso y esa magia que consigue atraparnos, queriendo saber como continua todo, como cuando vemos una buena serie

La adición de los momentos de combate, pese no ser muy complicados de ejecutar, consigue dar ese punto de inflexión entre las partes narrativas, aportando la dosis de acción adecuada antes de seguir avanzando.

¿Qué será eso?

Da gusto encontrarse con títulos de este calibre en la consola híbrida. El título corre muy fluido en todo momento, con cargas bastante correctas y la posibilidad de poder jugarlo tanto en modo portátil como en dock, a pantalla grande.

Por todo ello, os aconsejo disfrutar de la experiencia de 13 Sentinels: Aegis Rim. Estoy seguro de que vais a disfrutar de una experiencia diferente, asombrosa y memorable a lo largo de sus 30 horas aproximadas de juego, que pueden alargarse un poco más si sois completistas.

Luis Martínez Semper

Amante de la lectura, escritor de poesía, novelista en proyecto... Tengo experiencia en reseñas literarias, así como en análisis y artículos sobre videojuegos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba