Críticas de videojuegosVideojuegos

Crítica de Clockwork Aquario, para Nintendo Switch.

Valoración

GRÁFICOS
SONIDO
JUGABILIDAD
DURACIÓN

Un buen arcade rescatado.

Clockwork Aquario es un título que merecía ser rescatado. Sus gráficos desenfadados, su acción, sus personajes, su música... Todo rezuma nostalgia y alegría para los amantes de los títulos retro.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Hoy os traemos un título que viene con un récord Guinness. Si, como podéis leer. 30 años de desarrollo han hecho posible que Clockwork Aquario vea la luz en la actualidad, tras ser iniciado en 1991 y quedando en el olvido en 1993, debido a la incursión de títulos 3D frente a un juego desfasado, pero con un cuidado diseño que no merecía un triste final.

Introducción en modo pantalla de tubo.

Devolviendo la magia.

Así, algunos de los miembros del equipo, responsables de la saga Wonder boy, junto a ININ Games y Stricty limited games, han unido fuerzas para restaurar todo el material abandonado, debiendo rehacer parte del mismo, dado a que algunas de las herramientas que se emplearon en aquellos años, habían quedado obsoletas.

Los protagonistas.

El resultado se nos presenta como un juego arcade, repleto de colorido y con un pixel art maravillosamente diseñado, con el fin de traernos un flamante juego retro que nos transportará de lleno a aquella época dorada, en la cual podíamos disfrutar de máquinas recreativas que hacían volar nuestra imaginación.

Pantalla del juego.

Todo un arcade de antaño.

El planteamiento del juego es sencillo. Dispondremos de 3 personajes para elegir: Huck Rondo, Elle Moon o Gash, el robot. Una vez seleccionado el personaje, apareceremos en el primer de los 5 niveles con los que cuenta el título, debiendo avanzar por el mismo y pudiendo golpear a los enemigos, o bien saltar sobre ellos, consiguiendo así aturdirlos y pudiendo cogerlos y lanzarlos posteriormente.

Lucha con un jefe final.

En la mitad del nivel podremos encontrar un mini jefe, el cual, tras ser derrotado, soltará una llave que nos dará acceso a la zona del jefe final. Deberemos entonces acabar con el mismo, golpeándolo, o bien lanzándole otros enemigos.

El jefe siempre será el Dr. Hangyo, una especie de hibrido entre pez y persona que planea conquistar el mundo, atacándonos cada vez con una de sus creaciones más malévolas, y escapando en cada uno de los niveles cuando desbaratamos sus plantes, hasta llegar al enfrentamiento final.

Dr. Hangyo.

Colorido y divertido.

Clockwork Aquario se nos presenta como un típico juego de plataformas, donde podremos ir recogiendo estrellas para ganar más puntos, algunas pócimas para restaurar energía, o bien un poder especial que nos proporcionará invulnerabilidad por unos segundos, pudiendo arrasar con todo a nuestro paso.

Uno de los niveles.

Lo mejor del título es poder jugarlo acompañando, ya que, de este modo, podemos saltar encima de otro jugador para llegar a algunas zonas, o bien lanzarnos mutuamente contra los enemigos, sin sufrir ningún daño. Por otro lado, podremos jugar unas fases de bonus, en las cuales deberemos explotar los globos de nuestro compañero antes de que haga lo propio con los nuestros. Este punto hace que podamos disfrutar de buenos momentos en compañía, aparte de poder hacerlo en solitario, lo cual queda un poco más soso en su conjunto.

Subiendo.

Un título con extras.

En el menú del juego se nos presenta un modo de práctica, donde podremos llegar hasta el tercer nivel del título, con el fin de afianzarnos con la mecánica. Por otro lado, dispondremos de 3 niveles de dificultad, basados en el hecho de disponer de más o menos créditos para finalizar la partida.

Extras.

Después dispondremos de las partidas de bonus, sólo para multijugador, así como un modo arcade con créditos ilimitados. Por si nos sabe a poco, teniendo en cuenta que el juego es bastante corto, tendremos a nuestra disposición la posibilidad de trastear un poco con las opciones de la recreativa (de hecho, es lo que es), así como cambiar el tipo de visión del juego, pudiendo cambiar su aspecto como si jugáramos en una pantalla de tubo, con un efecto muy bien conseguido en general.

BSO.

Y ya que el juego fue muy esperado para los amantes de lo retro, tendremos a nuestra disposición una galería con diseños de arte conceptual, donde disfrutar de dibujos y bocetos hechos a mano, como un extra. También dispondremos de un acceso a las pistas de audio del juego, pudiendo escucharlas a nuestro gusto en todo momento.

Menú del juego.

Gráficos.

A nivel gráfico, destaca el colorido del juego, con unos decorados fantásticos y un diseño de personajes y enemigos que nos transportarán a la época de juegos como Wonder Boy, Hammerin’ Harry o Rainbow Islands, entre otros.

Decorados muy coloridos.

Los movimientos de los personajes cuentan con animaciones correctas, aunque no hubiera estado de más añadir algún frame más en el movimiento. Aún así, Clokwork Aquario consigue convencer, por esa mezcla de acción desenfrenada, humor y diversión en todo momento.

Sonido.

La música goza de buena calidad, con piezas creadas por Shinichi Sakamoto, compositor de la banda sonora de Wonder Boy III, entre otras. Este aspecto, unido al diseño del juego en general, consigue acercarnos de nuevo a la magia de los títulos retro, con melodías pegadizas que nos sumergen de lleno en la partida.

Como antaño.

Los efectos de sonido cumplen con su cometido, tal vez alguno, como el caso de las voces de los personajes, puedan pecar un poco de desfasados, pero hay que tener en cuenta todo el trayecto que ha llevado ver la luz este proyecto, conservando la esencia original, con todo su mimo y encanto.

Conclusión.

Poco más os podemos decir. Tenéis a vuestra disposición un título inédito que ha visto la luz gracias a gente que ha luchado por acercárnoslo, trabajando por conseguir un producto acabado que podréis disfrutar tanto en PS4 como en Nintendo Switch.

Diseños desenfadados.

A nivel personal, he disfrutado como un niño, gastando créditos y perdiendo vidas una y otra vez, mientras intentaba avanzar por niveles, dejándome llevar por la nostalgia y quedándome con un muy buen sabor de boca, al descubrir todo el arte ejecutado en este fantástico juego retro, lanzado hoy en día.

¡Huye Hangyo!

Si os gustan los arcades, si disfrutasteis en su momento de la época de las recreativas, si queréis tener una joya con un récord Guinness, o si buscáis un juego con el que pasar buenos ratos con amigos, aquí tenéis Clokwork Aquario. Os puedo asegurar, siempre teniendo en cuenta que se trata de un juego de recreativa de los 90, que os lo pasaréis pipa.

LO MEJOR

  • Poder disfrutar de un juego que parecía abocado al olvido.
  • La sensación que da de estar ante una recreativa.
  • Goza de bastante originalidad y diversión.

LO PEOR

  • Se podrían haber añadido algunos niveles más.
  • Algunas animaciones tienen margen de mejora.
  • Es un arcade, y puede hacerse corto. Aunque es lo que es.

Luis Martínez Semper

Amante de la lectura, escritor de poesía, novelista en proyecto... Tengo experiencia en reseñas literarias, así como en análisis y artículos sobre videojuegos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba