Home » Videojuegos » Críticas de videojuegos » Crítica de Isle of Man TT2: Ride on the Edge para PC

Crítica de Isle of Man TT2: Ride on the Edge para PC

La Isla de Man es un país, dependiente de la Corona Británica, el cual se encuentra entre Reino Unido e Irlanda. Esta isla es famosa por su peligrosa carrera, la cual congrega a experimentados pilotos de diferentes categorías desde 1907, cobrándose desde entonces más de 100 víctimas mortales, al competir en un circuito de 60 kilómetros, por carreteras cerradas al tránsito que mezclan vías estrechas con guardarraíles, esquinas de edificaciones y trazados complejos, a velocidades con picos de 330 km/h. Pantalla inicio. Pura adrenalina. Nacon Games (antigua Big Ben) nos trae toda la emoción de esta carrera y mucho más…

Resumen de Reseña

Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Duración
Total

Valoración

Resumen : Un gran juego con el que disfrutar de una de las carreras con más riesgo actuales.

Valoraciónes : 4.85 ( 1 votos)

La Isla de Man es un país, dependiente de la Corona Británica, el cual se encuentra entre Reino Unido e Irlanda. Esta isla es famosa por su peligrosa carrera, la cual congrega a experimentados pilotos de diferentes categorías desde 1907, cobrándose desde entonces más de 100 víctimas mortales, al competir en un circuito de 60 kilómetros, por carreteras cerradas al tránsito que mezclan vías estrechas con guardarraíles, esquinas de edificaciones y trazados complejos, a velocidades con picos de 330 km/h.

Pantalla inicio.

Pura adrenalina.

Nacon Games (antigua Big Ben) nos trae toda la emoción de esta carrera y mucho más con la segunda entrega de un título desarrollado por KT Racing, famosos por títulos como V-Rally y sus entregas de WRC. Esta entrega se encuentra disponible para Xbox One, PlayStation 4 y PC desde hace varias semanas, añadiendo su salida para Nintendo Switch el 14 de mayo, en formato físico.

Al acceder al juego se nos presentará un menú, en el cual podremos elegir entre partida de un jugador, multijugador online o local, ver algunos extras, como un video/tráiler o los créditos y configurar opciones.

Menú principal.

Si accedemos a jugar individualmente, se nos presentará otro menú, donde podremos iniciar una trayectoria, realizar una carrera rápida, contrarreloj, conducción libre o bien jugar el tutorial, donde aprenderemos lo básico para defendernos en el pilotaje.

Un modo muy completo.

El modo trayectoria es el más completo de todos, presentándonos un calendario de carreras, donde competiremos en carreteras de Irlanda, Gales, Escocia e Inglaterra con el objetivo de abrirnos paso en las clasificaciones y trofeos, lo cual nos permitirá acceder a la prueba de la Isla de Man, aunque no será tarea fácil.

Modo trayectoria.

Durante toda una temporada se nos irán presentando carreras de diversa dificultad, contrarreloj o con salida en masa, siendo el campeonato de Irlanda, que cuenta con 8 carreras, uno de los eventos más importantes para acceder al Tourist Trophy, aparte de la carrera Junior TT. Por otro lado, si durante una temporada ganamos seis de los ocho distintivos que se nos pueden otorgar durante la misma, podremos acceder también a la carrera de la Isla de Man al año siguiente.

Inicio contrarreloj.

Si vamos demostrando nuestras capacidades, tendremos la ocasión de firmar contratos con patrocinadores, teniendo a nuestra disposición su moto y recibiendo mejoras para la misma. Así, podremos mejorar transmisión, suspensión, motor, frenos, chasis, ruedas y radiador de nuestra moto de equipo, bien recibiendo las mejoras por logros o bien accediendo a la tienda si disponemos de fondos suficientes.

En marcha.

Mejorando nuestro vehículo.

En la tienda, aparte de las mejoras para las motos que tengamos disponibles, podremos comprar nuevas motos y libreas. Las libreas son personalizaciones para cada uno de los modelos, con ajustes y mejoras para un mayor rendimiento. Dispondremos de unos 18 modelos de motos, entre Superbike, Supersport y clásicas; con marcas como Yamaha, Kawasaki, BMW, Norton, Honda, Triumph Daytona, EBR, Suter y MV Augusta, así como sus libreas, consiguiendo un gran número de personalizaciones disponibles. Por otro lado, tendremos acceso a la compra de ventajas en carrera, consiguiendo así, por ejemplo, reducir el tiempo de parada en boxes, reparaciones rápidas, puntuar bien, aunque caigamos en carrera o aumentar nuestra reputación, entre otros.

Ficha de una moto.

Accediendo a nuestro garaje, podremos gestionar nuestras motos disponibles, así como cambiar las piezas de las mismas o bien, pasar a la sala de exposición, donde se nos permitirá visualizar nuestra moto desde todos los ángulos, disfrutando de su visión.

Desafíos.

Por si todo lo descrito hasta el momento fuera poco, a lo largo de las temporadas se irán añadiendo nuevos desafíos, accesibles a través de su menú. Aquí podremos conducir libremente por carreteras de Irlanda, encontrándonos con zonas de desafíos, tales como tener que adelantar a un oponente en un tiempo determinado, aguantando un mínimo de unos segundos delante de él, o bien recorrer una distancia antes de que se nos acabe el tiempo, al más puro estilo “Super Hang-on”. Explorando las carreteras iremos encontrando nuevos desafíos con los que medir nuestras capacidades, y si los superamos, conseguiremos mejoras en forma de dinero, piezas, etc.

Desafío.

Las otras opciones disponibles dentro del modo Trayectoria son el acceso a los mails que nos van llegando, ver nuestro perfil, gestionar nuestras ventajas o bien consultar nuestra posición en el campeonato de Irlanda.

A nuestro ritmo.

Como podréis comprobar, tenemos un modo bastante completito, con el cual pasar varias horas, mientras nos hacemos con el manejo de nuestra moto e intentamos llegar a lo más alto. Pero si nos sabe a poco, siempre podremos acceder a los modos contrarreloj, pudiendo elegir circuito, o bien realizar conducción libre por carreteras de Irlanda, disfrutando de sus paisajes y practicando el manejo, o probar su modo multijugador, online o local.

Vista desde el casco.

En un principio contaremos con ayudas al pilotaje, tales como marcas de trazado en la carretera, las cuales nos avisan de cuando frenar y por donde coger las curvas; por otro lado, se nos cambiarán automáticamente las marchas, teniendo que preocuparnos sólo de acelerar, frenar y saber movernos, lo cual, aún así, no será tarea fácil hasta que practiquemos bastante. Pero si queremos un mayor desafío, siempre podremos desactivar todas las ayudas, consiguiendo una mayor simulación, pero cuidado con la salida, ya que la potencia de la moto puede hacernos un caballito si aceleramos de golpe, consiguiendo que caigamos si no nos hacemos con el control.

Cruzando un pueblo.

Gráficos, sonido, jugabilidad…

A nivel gráfico, el juego goza de un buen acabado, con buenas texturas en las motos y los pilotos. Los circuitos y paisajes están bien realizados, sin llegar a alcanzar un gran realismo, pero gozando de bastante variedad en su conjunto, con efectos de ráfagas de viento, algún pájaro y una destacable iluminación, consiguiendo el realismo de quedar deslumbrados en un tramo por el sol, o notar como se oscurece una zona al nublarse, y volver de nuevo a iluminarse, por ejemplo.

Parando a ver el lago…

En las zonas con público hay animaciones, no quedando como objetos planos y dando un añadido ambiental, aunque quedando un poco descafeinados en el conjunto, al tener unas texturas un tanto pobres.

Con el sol de cara.

Es curioso, y se agradece al mismo tiempo, que se haya trabajado en algunas zonas, pese a no ser destinadas para su circulación, con el fin de mostrar un mayor realismo. Nos ha sorprendido gratamente el hecho de pasar cerca de un lago y lanzarnos deliberadamente hacia él, saliendo disparado de la carretera. Tras varios intentos, pues el juego suele devolvernos rápidamente a la carretera, pudimos observar como moto y piloto llegaban al agua, con efectos de salpicado y movimiento de la misma. Normalmente, en estos casos, el decorado suele ser plano, desapareciendo el vehículo entre los píxeles de una textura, pero, que se hayan tomado la molestia de dotar este detalle de realismo, da un punto a favor de la desarrolladora.

Tensión constante.

La sensación de velocidad abruma y asusta desde el primer momento, haciéndonos sentir toda la tensión en cada curva y debiendo ser rápidos en los giros, ya que las esquinas de edificios, guardarraíles, etc. Nos pueden enganchar a la mínima de cambio con un doloroso final. Por otro lado, si frenamos demasiado en una curva muy cerrada y no mantenemos bien la velocidad, podremos caernos por ir demasiado lentos…

Creo que iba demasiado rápido…

Dispondremos de diferentes vistas, desde la típica con cámara en tercera persona a vista en primera persona y diferentes planos de los mandos de la moto y su panel central. Algunas texturas de esta vista quedan un poco planas, sin desmerecer en el conjunto, aunque se echa de menos un mejor texturizado.

Cogiendo posiciones.

La física y el manejo de la moto es de lo mejorcito que hemos visto en este tipo de juegos, consiguiendo una sensación de simulación en su conjunto muy agradable. Pocos juegos consiguen elevar nuestros niveles de adrenalina como este, pues el mínimo error nos hará caer o salir disparados aparatosamente.

A nivel de sonido, el título goza de una suave banda sonora en los menús, sin ser espectacular. En carrera, los efectos de motor, ráfagas de viento, rozaduras, golpes y ambiente del público, no están nada mal, sin ser sobresalientes, pero manteniendo una buena constante. Si la experiencia de juego la disfrutamos con un mando, sentiremos mejor la simulación, ya que las vibraciones y golpes, así como la sensación de tiro al cambiar de marcha, se sienten mejor así.

Pantalla de carga.

Conclusión.

Isle of Man TT2: Ride on the Edge es una buena propuesta para los amantes de los juegos de velocidad, consiguiendo que disfrutemos de una buena simulación en una modalidad muy poco conocida por muchos, ya que pasaremos de la comodidad de los circuitos a frenéticas carreras por carreteras, con curvas que de repente nos llevan a una avenida más estrecha, donde el bordillo de una acera puede dar con nuestro rostro en medio del asfalto… Francamente, es una experiencia más que recomendable sumergirse en este juego y practicar hasta hacernos con el mismo, lo cual puede parecer tedioso al principio, pero muy satisfactorio cuando conseguimos hacernos con el control.

Cogiendo velocidad.

Si queréis probar una de las mejores propuestas del año, en lo que a juegos de motor se refiere, no dudéis en darle una oportunidad a este título, os aseguro que lo disfrutaréis de principio a fin. Un gran desafío os aguarda, ¿estaréis a la altura?

LO MEJOR

  • Poder recorrer la Isla de Man.
  • Una física bastante buena.
  • La conducción libre.
  • Los paisajes.

LO PEOR

  • Algunas texturas.

Sobre Luis Martínez Semper

Avatar
Amante de la lectura, escritor de poesía, novelista en proyecto... Tengo experiencia en reseñas literarias, así como en análisis y artículos sobre videojuegos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Tour de France 2020 y Pro Cycling Manager 2020 ya disponibles.

Desde hoy se encuentran disponibles Tour de France 2020 para PlayStation 4 (versión física exclusividad ...

The Tower of Chaos. Nueva actualización de Warhammer: Chaosbane.

Nacon y Eko Software han anunciado la nueva actualización gratuita para Warhammer: Chaosbane, la Torre ...