Críticas de videojuegosVideojuegos

Crítica de Marsupilami: Hoobadventure, para Nintendo Switch.

Valoración

GRÁFICOS
SONIDO
JUGABILIDAD
DURACIÓN

Un buen juego de plataformas

El regreso de Marsupilami a los videojuegos consigue hacernos disfrutar de una genial aventura.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Los icónicos dibujos creados por André Franquin en 1952 cobran vida de nuevo en forma de videojuego, gracias a Ocellus Studio y Microids, y siendo distribuido en formato físico por parte de Meridiem Games en España.

Introducción.

Del cómic al videojuego.

Marsupilami: Hoobadventure se nos presenta como un juego de plataformas 2.5D ambientado en el universo del cómic y la serie de dibujos animados, disponible para PC (Steam), Xbox One, PS4 y Nintendo Switch, y destinado al público infantil, aunque los adultos también podrán disfrutar del título al 100%.

En 1995, se lanzó también un juego para Megadrive basado en Marsupilami. Fue un título de plataformas que no obtuvo demasiado éxito. Os contamos a continuación lo que nos depara esta nueva incursión del personaje en un videojuego.

Al iniciar el título, podremos ver una introducción, en la cual Twister, Hope y Punch, los tres protagonistas, se encuentran descansando plácidamente, cuando uno de ellos ve un sarcófago en la orilla de la playa. Tras golpearlo repetidamente con la cola, el sarcófago se abre, liberando un temible fantasma que lleva a cabo una maldición contra todos los animales. Pero los Marsupilamis son inmunes a los efectos mágicos y comienzan la persecución del fantasma, con el fin de poner orden en el caos reinante.

Saltando.

Con esta premisa apareceremos en la pantalla, pudiendo avanzar lateralmente por la misma y recibiendo las primeras pautas para manejar a nuestro personaje. Así pues, podremos correr, saltar, rodar por el suelo al más puro estilo Sonic, engancharnos con la cola de argollas y pájaros, o bien golpear a nuestros enemigos con nuestra larga cola.

Saltar y avanzar.

Avanzando por cada uno de los niveles, podremos encontrar frutas, con las cuales iremos ganando puntos, aparte de conseguir una vida extra por una cantidad de frutas determinadas acumuladas. Por otro lado, encontraremos cajas, con recuperación de energía o más frutas para recolectar, o bien una especie de ánforas que nos proporcionarán también este tipo de recompensas si las destruimos saltando sobre ellas y cayendo de golpe en una de las acciones que podremos realizar también con nuestro personaje.

Mapa de niveles.

A través de sus más de 20 niveles, distribuidos en 3 zonas diferentes, deberemos llegar al final de los mismos abriéndonos paso entre plataformas, agarres aéreos, rebotes contra paredes, o con la ayuda de algunos pájaros que nos impulsarán en direcciones concretas. Dispondremos de un número bastante elevado de vidas. Con tres corazones que marcarán nuestra energía, antes de perder cada una de las mismas, al ser golpeados por enemigos.

Como aspecto destacable, tenemos la posibilidad de continuar desde los puntos de control que vayamos activando a lo largo de cada nivel, con el fin de continuar lo mas cerca posible de nuestra perdida de vida y volver a intentar avanzar en alguno de los puntos que hemos sido derrotados.

Variedad y diversión.

Entre nivel y nivel podremos acceder a unas zonas contrarreloj, en las cuales deberemos de realizar un circuito en una pantalla estática, debiendo cruzar una serie de aros en un tiempo determinado, lo cual nos proporcionará un billete como recompensa. Consiguiendo un número determinado de billetes, se nos desbloquearán zonas de bonificación, pudiendo recolectar un gran número de frutas y adquiriendo más vidas a nuestro contador, con el fin de contar con más posibilidades para seguir avanzando en nuestra aventura.

Aparte de todo lo descrito, en cada uno de los niveles podremos encontrar un número determinado de plumas, ocultas o de difícil acceso. Consiguiendo un número de plumas determinado, desbloquearemos niveles secretos con los que disfrutar y alargar un poco más nuestra aventura.

Al final de cada una de las zonas, se nos presentará un nivel con el fantasma del sarcófago huyendo de nosotros. Aquí deberemos avanzar lo más rápidamente posible hasta el final del nivel, persiguiendo a nuestro adversario y perdiendo una vida cada vez que el scroll de la pantalla consiga dejarnos atrás. Si conseguimos llegar al final del nivel, aparecerá nuestro enemigo. Un poco incomodo ante la ensalada de golpes que le podremos dar pulsando repetidamente un botón de nuestro mando. Haciendo de este modo que desaparezca y activando el acceso a una nueva zona.

Una bella aventura.

Antes de acceder a un nuevo nivel, podremos seleccionar a cualquiera de los tres Marsupilamis para afrontar los mismos, teniendo todos las mismas características y cualidades en el juego, aportando únicamente un cambio de estética visual.

Terminando un nivel.

Marsupilami: Hoobadventure es un juego sencillo, sin demasiada dificultad, más allá de algún nivel en el que podemos quedarnos un poco atascados al intentar sortear alguna sección. En poco más de tres horas podremos llegar al final del mismo. Alargando su vida si nos dedicamos a explorar hasta el mínimo detalle de cada uno de los niveles, en busca de secretos y plumas.

La mezcla de situaciones mientras jugamos consiguen que disfrutemos de una grata experiencia, haciéndonos correr huyendo de una persecución de bolas gigantes, al más puro estilo Indiana Jones, o bien adentrándonos en los niveles contrarreloj, niveles secretos o la persecución al final de cada una de las zonas del juego.

Persiguiendo al fantasma.

Y poco más podemos explicaros del título, es un juego que se queda un poco corto en duración, pero que consigue trasladarnos una muy grata experiencia, por su cuidado en cada uno de los detalles que conforman el conjunto del mismo.

Gráficos y sonido.

A nivel gráfico, destaca la vistosidad de los decorados, así como el buen diseño de los personajes  y enemigos, haciéndonos disfrutar visualmente de una experiencia que deja maravillados tanto a los más peques como a los mayores, por su genial colorido, movimiento fluido y buen acabado en suma de cada uno de los niveles. Se nota un mimo especial en cada detalle del juego. Con una perfecta respuesta a nuestros movimientos con el mando y una muy buena estructuración de niveles, consiguiendo diversión a raudales en todo momento.

La música también está a la altura, con melodías que acompañan perfectamente a lo largo de cada uno de los niveles, así como unos efectos de sonido bien recreados, poniendo la guinda perfecta a un producto redondo.

Conclusión.

Estamos ante un título recomendable para todas las edades, donde todo está diseñado para disfrutar de una experiencia satisfactoria, con niveles divertidos, con ritmo y variedad de acciones. Pese a ser un juego corto, el cual se puede finalizar en unas 3 horas, o unas cuantas más si queremos conseguir todos los logros y desbloquear galerías, etc. Todo lo ejecutado en el mismo está hecho con robustez, sin cabos sueltos y con una jugabilidad total de principio a fin.

La verdad es que estaría muy bien que se lanzara nuevo contenido para este título, con más niveles con los que disfrutar de estos carismáticos personajes, o bien recibir pronto alguna secuela, pues el juego lo merece. Microids nos está sorprendiendo últimamente con sus lanzamientos. Deseamos que sigan por ese camino, haciéndonos disfrutar de lo lindo como lo hemos hecho con Marsupilami: Hoobadventure.

LO MEJOR

  • Un juego de plataformas muy divertido.
  • Unos gráficos muy coloridos.
  • Buena respuesta de movimientos.

LO PEOR

  • Puede quedarse corto en duración.
  • No supone un gran reto.

Luis Martínez Semper

Amante de la lectura, escritor de poesía, novelista en proyecto... Tengo experiencia en reseñas literarias, así como en análisis y artículos sobre videojuegos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba