Críticas de videojuegos

Crítica de Sakuna: of rice and ruin para Nintendo Switch.

Valoración

GRÁFICOS
SONIDO
JUGABILIDAD
DURACIÓN

Un juego que hay que tener.

Sakuna es una propuesta que mezcla diferentes tipos de juego en uno, con una historia bonita, un arte exquisito y un acabado excepcional en su conjunto.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

El mundo de los videojuegos no deja de sorprendernos día tras día. Actualmente, todo ha evolucionado a superproducciones millonarias, gráficos cada vez más realistas, y a su vez, mayores exigencias por parte de los usuarios.

Por otro lado, tenemos muchos desarrolladores luchando por abrirse un hueco entre las grandes compañías, lanzando propuestas muy interesantes que, en ocasiones, gozan de una mayor calidad en su conjunto que algunos lanzamientos de mayor presupuesto.

Lo mejor de todo esto es que somos libres para decantarnos entre una rica variedad de productos, algunos de los cuales pueden darnos gratas sorpresas si decidimos darles una oportunidad.

Un título con mucho potencial.

Hoy os traemos un título desarrollado por la compañía nipona Edelweiss, y distribuido por Xseed games y Marvelous, del cual podremos disfrutar a partir del 20 de noviembre de su edición digital para PC, PS4 y Nintendo Switch, así como hacernos con sus ediciones físicas Standard y coleccionista para PS4 y Nintendo Switch, gracias a Meridiem Games.

Pantalla de transición

Pues bien, el juego que esta modesta compañía nos presenta nos mete en la piel de Sakuna, una mujer adulta con cuerpo de niña, hija de dioses y acostumbrada a la buena vida; enganchada al sake y emborrachándose día tras día, para luego tumbarse y dormir placidamente entre ostentosas fiestas de lugares sagrados.

Observando la luna.

En una de esas fiestas, se cuela una peculiar «familia» de mortales, en busca de alimento. En parte debido a su presencia y por un descuido de Sakuna, el almacén donde los dioses guardan su cosecha de arroz se prende fuego, quedando totalmente arrasado.

La princesa malcriada.

Esto hace que Sakuna sea desterrada, en compañía de Tama, un ser que en un pasado fue una espada sagrada, rota en una batalla y sin posibilidad de volver a aquella forma; y acompañada también de la «familia«, llegan  a la isla de los demonios, con el fin de hacer frente a los seres que allí habitan, mientras renuncia a la ostentación para tener que hacer las cosas por si misma, si quiere salir de allí en algún momento.

Charlando.

Con esta premisa comenzaremos el juego, quedándonos prendados desde el primer momento con un arte realizado con mucho mimo, rebosante de colorido y un estilo manga precioso de principio a fin.

Una vez lleguemos a la isla, accederemos a una casita en las montañas donde deberemos crear nuestro hogar, en compañía de Tauemon, un «samurai» experto en las artes de la plantación de arroz, pero tan patoso que es incapaz de llevar a cabo cualquier tarea con efectividad, aparte de la de bandido; tendremos después a Kinta, un niño huérfano de guerra que sobrevive como puede, muy unido a Yui, una chica de apariencia tranquila pero muy astuta, sin bajar la guardia ni un momento; después está Myrthe, una mujer misionera, versada en medicina y enseñanza, siempre atenta con todos; para finalizar tenemos a Kaimaru, un niño con apariencia de bebé y sin la facultad de hablar por circunstancias pasadas, hijo del jefe de los bandidos, pero al cargo de Tauemon.

Plantando arroz.

A trabajar…

Y bien, Sakuna tendrá que comenzar a moverse, con el fin de conseguir alimento con el que sobrevivir junto a sus compañeros. De este modo, el juego se nos dividirá en dos modos diferentes. Por un lado, mientras estemos en la casa, dispondremos de una vista en tercera persona, con un entorno 3d precioso, repleto de matices, reflejos del sol, luna y agua. Aquí deberemos ir entablando relación con los personajes, así como cultivar arroz en una plantación, con el fin de abastecernos y no morir de hambre. Por otro lado, podremos salir de la zona, accediendo a un mapa, en el cual se irán desbloqueando zonas que explorar conforme avance el juego. Dentro de cada zona, la vista cambiará a 2.5d, mezclando las mecánicas de plataformas con un hack’n’slash y recolección de recursos.

Vista 2.5d

Centrándonos en el primer modo, podremos desplazarnos libremente por el entorno de nuestra casa, compartida con los personajes descritos anteriormente. Hablando con cada uno de los personajes, se nos irán indicando poco a poco algunas de las necesidades que requieren, pudiendo, por ejemplo, dedicarnos a conseguir materiales para que Kinta monte una herrería, o bien ir consiguiendo ingredientes con el fin de que Myrthe aprenda a cocinar platos cada vez más ricos. Por otro lado, una de nuestras misiones principales consistirá en cultivar arroz en un terreno del cual dispondremos.

Cultivar y cosechar.

Deberemos realizar las labores de cultivo, debiendo tener control de las malas hierbas, controlando la entrada y salida de agua en nuestro arrozal y abonando el terreno con fertilizantes a base de lo recogido en el WC. En todo momento podemos delegar estas funciones a Tauemon, pero hacerlas por nosotros mismos nos darán mejores resultados en cuanto a calidad y cantidad de cosecha.

El arroz, la vida…

Tendremos un indicador de salida y puesta de sol, así como cambios estacionales. Es por ello que, de normal, comenzaremos a plantar en primavera y recogeremos nuestra cosecha en verano, antes de que comiencen los malos tiempos. Cultivar y quitar malas hierbas, mientras exploramos un poco el reducido entorno de nuestro hogar, así como visualizar estadísticas del crecimiento y calidad del fertilizante, nos llevará en ocasiones un día entero, pero en tiempo de juego se nos pasará en pocos minutos.

Y bien, aparte de todo lo descrito, dispondremos de una zona donde entrenar nuestros movimientos y ataques contra enemigos diversos, con el fin de controlar un poco cuando decidamos salir a explorar. Pero antes de pasar a explicar esta parte del juego finalizaremos comentando que, cuando llega el tiempo de cosechar, deberemos realizar dichas labores en forma de mini juegos.

La hora de la cosecha.

La cosecha comienza segando toda la plantación de arroz tras vaciar la zona de agua. Luego deberemos recoger los montones de plantas de arroz cosechadas y colgarlas en cañas para que se sequen. Cuando decidamos pasar al siguiente paso, entraremos las plantas al granero, donde podremos decidir entre dejar que sigan secando por más tiempo, o bien comenzar a pelar las plantas para sacar grano. Según pasemos al siguiente paso de pronto, se nos indicará la calidad de secado.

Trabajando con la cosecha.

Cuando ya tengamos el grano, podremos comenzar a golpearlo dentro de un gran cuenco, consiguiendo un arroz mas marrón o más blanco, invirtiendo más o menos tiempo en machacarlo. El arroz marrón tiene unas ventajas nutritivas mejores que el blanco, aunque el segundo siempre es más apetecible.

Golpeando el arroz.

Y bien, todas estas acciones descritas son divertidas de realizar, con movimientos indicados en pantalla y dándonos la sensación de estar trabajando por el bien de todos, sobre todo cuando acabamos y vemos nuestras reservas bien repletas para pasar otro invierno.

Cenas en familia.

Cuando el hambre aprieta, o bien llega la noche, podemos acceder a la casa y hablar con Myrthe, con el fin de que prepare la cena, procese alimentos para que no se nos pudran, o bien elegir que queremos que cocine en ese momento. Tras ello, accederemos a una secuencia en la cual todos los personajes se sentarán en torno a una mesa con el menú preparado, conversando en ocasiones y siguiendo la historia del juego, o bien pasando directamente a cenar y descansar. Al finalizar nos aparecerá un indicador de los beneficios recibidos por la comida, subiendo HP, vitalidad, etc. dependiendo de la ingesta de unos u otros ingredientes. Luego podremos decidir si pasamos a otro día o si queremos seguir explorando o realizando trabajos de campo, siendo lo primero lo más aconsejable.

Hora de la cena.

Cuando decidamos salir a explorar, nos aparecerá un mapa con las zonas disponibles a donde ir. Veremos información sobre el nivel de exploración que hemos realizado en la zona a visitar, así como los ingredientes y materiales que allí podremos encontrar. Y aquí comenzará el otro modo de juego.

Las zonas se nos mostrarán, como ya hemos comentado, en una vista lateral en 2.5d, pudiendo saltar, realizar ataques rápidos, ataques más poderosos y utilizar una especie de bufanda para engancharnos de paredes, accesos, o bien desplazarnos rápidamente detrás de un enemigo, con el fin de golpearle desde atrás.

Enemigos.

Exploración repleta de acción.

Podremos explorar la zona libremente, encontrando vetas de metal, piedra, madera, alimentos y tesoros ocultos, así como puertas que abriremos si encontramos la forma correcta de hacerlo, y lo más espectacular en ocasiones, jefes finales de zona, aparte de los enemigos que iremos encontrando por el camino.

Uno de los jefes.

Cada zona es una sorpresa hasta que accedemos a ella, pudiendo volver a visitarla en cualquier momento, con el fin de hacer acopio de sus ingredientes y materiales, o intentar subir el porcentaje de exploración al 100%. Lo bueno que tiene es que en todo momento podremos salir de allí y regresar a casa, lo cual es muy aconsejable cuando llega la oscuridad, ya que en ese momento los enemigos se volverán más letales.

Fría noche.

Nuestro personaje podrá adquirir diferentes tipos de combos, armas y golpes especiales, pudiendo asignar los mismos desde un menú muy accesible, en el cual se nos irá mostrando su estatus, vitalidad, materiales e ingredientes adquiridos, objetos, etc. Por otro lado, a lo largo del juego podremos encontrar complementos como gorros y máscaras, poniéndonos los cuales adquiriremos mejoras en protección, magia, etc.

Equipación.

Un poco de todo, pero bien equilibrado.

Como podréis apreciar en estas líneas, tenemos muchos componentes que hacen de este título un juego muy divertido, por su mezcla de «simulación» de cosecha, diálogos, componentes jrpg, plataformas, acción, exploración, grandes jefes… Lo mejor de todo es su fluidez y cuidado con cada uno de los detalles, aparte del ritmo que nos va guiando por la historia, dejándonos trocitos poco a poco para que no nos aburramos con la monotonía del día a día. De este modo consigue atraparnos, deseando seguir jugando y conseguir más y más.

El ciervo.

No quiero destriparos mucho más, ya que la magia de este titulo os va a envolver desde que empecéis a jugarlo, y lo mejor, es disfrutarlo de principio a fin, con sus muchas horas de diversión disponibles.

Gráficos, sonido…

A nivel gráfico, el título tiene unos diseños preciosos, con un acabado artístico impecable, haciéndonos disfrutar de vistas maravillosas gracias a su evolución del día y la noche, con un entorno reducido en el modo tercera persona, pero que no dejamos de observar una y otra vez desde diferentes ángulos.

En plena lucha.

En el modo 2.5d los gráficos y los niveles a explorar no están nada mal, siguiendo el aspecto bello de sus diseños, con unos jefes abrumadores en sus formas, y, en general, consiguiendo que disfrutemos de una grata experiencia visual.

Estado de la plantación.

Destaca la fluidez de movimiento, la rapidez en cargar y movernos por las diferentes opciones y la buena optimización gráfica que hemos podido observar en nuestra Nintendo Switch. En versiones de PS4  y PC, suponemos que la resolución ganará un poco más, pero la sensación en la híbrida deja pero que muy buen sabor de boca.

La música está muy bien ejecutada, con melodías que nos transportan a un Japón de ensueño y que invitan a querer tener en las manos esos tres CDS con la banda sonora de la edición coleccionista que se va a publicar.

Bellos momentos.

Las voces tienen un doblaje bastante bueno para nuestro gusto, sobre todo la de Sakuna, con su hablar socarrón y chillón en ocasiones. Podremos elegir oírlas en Inglés o Japonés, y para pesar de algunos, los textos sólo pueden leerse en inglés o japonés también, toda una lástima para quienes no entiendan una sola palabra del idioma, ya que hay muchos diálogos a lo largo de la historia, así como indicaciones de cosas que hacer.

Los efectos de sonido están también ejecutados correctamente, con golpes, explosiones, gritos, etc. Todo bien conjuntado de principio a fin.

Conclusión.

Llegados a este punto sólo nos queda dar nuestro veredicto. Sakuna ha sido una de las más gratas sorpresas que he podido jugar en este 2020. Tiene momentos divertidos y algunos que dejan con una sonrisa tonta mientras observamos alguna cinemática. Por otro lado, las zonas de exploración y lucha no son demasiado extensas, pero hay unas cuantas, y mientras alternamos entre exploración y vuelta al hogar, a la vez que la historia va avanzando disfrutamos, sin llegar a sentir que las acciones son repetitivas, ya que se consigue transmitir un avance en la vida de los personajes.

Caminando alegremente.

Por todo ello, no puedo más que aconsejar esta pequeña joya, la cual debería conseguir una gran repercusión, eclipsada tal vez por los lanzamientos que llegan, a la vez que las nuevas generaciones de consolas… Pero si buscáis un juego bello, divertido, lleno de acción, con una bonita historia, y, en definitiva, un buen título, no debéis dejar la oportunidad de haceros con él, os aseguro que no os arrepentiréis.

LO MEJOR

  • Las dos perspectivas del juego.
  • Una historia bella.
  • Horas de diversión.
  • Un diseño y una fluidez impecables.
  • Unos personajes inolvidables.
  • Un juego de los que siempre estarás pensando en volver a jugar.

LO PEOR

  • Que no tenga traducción al español.
  • No supone un gran reto en cuanto a dificultad, aunque podremos ajustarla durante la partida.
  • Algunas IA de los enemigos.

Luis Martínez Semper

Amante de la lectura, escritor de poesía, novelista en proyecto... Tengo experiencia en reseñas literarias, así como en análisis y artículos sobre videojuegos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba