Críticas de cómics

Crítica: «El Rey de las Polillas», del amor al terror

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Recomendable

Una historia de amor y terror, que mezcla bien estos dos géneros antagónicos

Valoración de los Usuarios 5 ( 1 votos)

Volvemos a la carga con un nuevo lanzamiento de Grafito Editorial que, como de costumbre, basa sus publicaciones en obras de calidad y de producción propia. Hace tiempo que esperábamos este cómic en concreto, habiendo sido testigos de algunas páginas «work in progress» que nos habían dejado completamente alucinados… y el resultado final es todavía más sorprendente.

Se trata de El rey de las Polillas, obra de dos prometedores autores con una carrera corta pero reconocida y destacable. Son Angel Abellán en los guiones y Carlos Morote dibujando y coloreando. Un primer vistazo general del cómic revela que se trata de un producto fresco y nuevo, gracias al estilo fluido y simpático del dibujante que roza en ocasiones la caricatura y nos recuerda fuertemente la conocida línea clara europea. Pero la lectura del tomo te rompe esa primera sensación… porque estamos ante una obra intimista que contiene elementos de terror y suspense, dosis de acción y misterio, que son, en realidad, una manera de contar historias de amor y amistad.

Que manera tan extraña de romper el mito del amor romántico. A través del terror, nada menos. Vamos a contar un poco (solo un poco) de su argumento… Tonya y Jen son las protagonistas. Dos mujeres muy parecidas, pese a las aparentes diferencias. Primero, por el momento en el que se encuentran sus respectivas relaciones y, segundo, por que un suceso paranormal las va a convertir en compañeras. El dolor que produce una ruptura sentimental puede llegar a ser físico, tan intenso que se puede sentir de maneras increíbles. Entonces ¿qué pasaría si existiera un ser que se alimentase de ese dolor? Capaz de arrancárnoslo de dentro (literalmente) y llevarse con él, incluidos, los sentimientos y recuerdos más agradables del pasado compartido.

Jugando con la simbología en este sentido (corazones rotos, relaciones al filo, etc) las protagonistas deberán enfrentarse a ese hipotético ser, defendiendo con uñas y dientes las experiencias vividas y las relaciones que se acaban pero que, oye, algo dejan. Es complicado contar sin contar, porque El rey de las Polillas es simbólico en muchas de sus escenas y por ello vamos a centrarnos en cuestiones más concretas. Tenemos a dos protagonistas fuertes, mujeres reales que vienen de mundos distintos pero que confluyen en aquello que las hace humanas y vulnerables. La química entre ellas es genial y aparece casi de forma natural. Ya sabéis, como esas «extrañas parejas» del cine que pasan del odio a la amistad forzadas por las circunstancias. Verlas desenvolverse, tan reales, en situaciones tan paranormales, es otro aliciente del cómic.

Y aunque yo encajaría la obra dentro del género romántico, es cierto que muchos otros se impregnan en ella. El terror es quizá el más evidente visualmente, porque ese Rey de las Polillas es acongojante y sobrecogedor. El arte de Carlos Morote es fundamental aquí, habiendo diseñado un ser de pesadilla que puede recordar de manera ambigua algún ente del cine de terror, pero que tiene presencia y esencia propias. Las escenas en las que interviene el monstruo están bien narradas y pensadas para que el terror se superponga al romanticismo, rompiendo drásticamente el tono… y eso es algo genial, porque nos pilla con la guardia baja. La historia y sus personajes nos enternecen, nos ablandan, para que llegue de súbito el terror y nos descoloque.

Hay dos maneras de enfrentar a los protagonistas con el mal que les amenaza… el miedo y el sometimiento o el combate y la acción. Las personalidades de las protagonistas son determinantes, porque optan por esto último y tenemos en el cóctel el tercer elemento de la obra: la aventura. Sin dejar de lado su parte humana, Tonya y Jen son dos heroínas capaces de enfrentarse a lo desconocido y de jugárselo todo por aquello que les importa.

La historia, que se lee del tirón, está repleta de momentos realistas que a todos nos pueden sonar: un botellón en la playa, una escena de hospital, un mal día en el trabajo… Y repleta de personajes tangibles que se definen a sí mismos a través de sus actos y sus conversaciones (como debe ser), aunque siempre brillará el dúo de mujeres protagonistas. Pequeños detalles como ese partido de futbol infantil o el compañerismo del tipo que trabaja con Tonya son detalles importantes que, parecen carecer de importancia, pero hacen grande una obra. Y no mencionamos el cameo de nuestros editores favoritos, que ese es un guiño genial.

Antes hemos comentado un poco sobre el dibujo de Carlos Morote y reincidimos en apuntar su frescura, su particular estilo limpio y simpático, con personajes muy expresivos y reconocibles… que se mueven en unos entornos cuidadosamente detallados en los que nada falta. Pero también llama la atención la excesiva repetición de viñetas y/o dibujos, que en ocasiones resulta molesta. Es una opción que el dibujo digital brinda y que ayuda a crear escenas con planos fijos, pero si se abusa de ella en exceso pasa lo que pasa. Sin embargo, esto no desmerece ni empaña el impresionante y cuidado aspecto visual que tiene el cómic.

Y, como siempre, Grafito lo publica en su formato estándar con papel de alta calidad y unos acabados exquisitos, con extras e incluso obsequios. Aunque llegará a las librerías en Noviembre, se ha optado por tenerlo en preventa, en la web de Grafito Editorial, durante todo octubre. Allí se pueden conseguir distintos packs que dan opción a distintas recompensas, todas suculentas, y entre las que se incluyen dibujos dedicados, acuarelas, etc. Lo mejor es que visitéis la web para poder acceder a estos añadidos y para poder leer algunas páginas del cómic, seguro que no os deja indiferentes.

Desde luego, a nosotros nos ha llamado la atención. Es un producto de calidad, con una historia bien contada y divertida… pero sobretodo nos ha puesto en el radar a dos autores sensacionales a los que vale la pena seguir. El Rey de las Polillas ha llegado.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba