Críticas de cómics

Crítica: «Magical Girl Holy Shit 3», un cigarrito… y a seguir matando monstruos

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Recomendable

Un paréntesis en la locura que es la serie... pero solo para coger aire.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

A punto de llegar el cuarto volumen de esta disparatada y transgresora serie os vamos a hablar del tercero, publicado por Arechi manga y donde continúan las «aventuras» de Kayo Majiba y compañía. Para establecer unos precedentes: la aparición de unos seres terribles, los Struomon, amenaza la paz en la Tierra. Los Sesoid, encargados de luchar contra aquellos, mandan a Myu a nuestro planeta para que busque una campeona que se enfrente a los Struomon, a la que dotarán de poderes para poder llevar a cabo su cometido. Myu pone sus ojos en una joven, Kayo, que parece representar todos los valores de honestidad y bondad necesarios. El error es garrafal: Kayo es una chica peculiar, por decir algo. Además de beber y fumar como si no hubiera un mañana, tiene modales de troglodita y un vocabulario rico en tacos y exabruptos. Además, tanta es su mala leche, que es capaz de enfrentarse y vencer a los Struomon a puñetazo vivo, sin usar poderes.

Pronto se sumaban nuevas chicas mágicas, como Nako Shusai, que es la antítesis de Kayo en cuanto a educación y actitud… y serán enemigas acérrimas aunque tendrán que colaborar para enfrentarse a los nuevos problemas y amenazas que van apareciendo. Con un tono de humor bizarro y soez, la serie va avanzando en este singular argumento.

Kayo Majiba, la protagonista, que fuma como una bestia

Nos encontramos ahora en un punto interesante: la aparición de nuevas chicas mágicas que tienden al mal y que, temerosas del poder y la mala leche de Kayo, están esperando en la sombra y tejiendo oscuros planes, aguardando la oportunidad apropiada para atacar. En este volumen, que sirve de paréntesis en medio de tanto frenesí, veremos como las dos protagonistas van al mismo instituto y allí empiezan a sobrevolar las fuerzas oscuras… apoderándose de la voluntad de las estudiantes y usándolas como carne de cañón e «infantería» para a atacar a Kayo y compañía. El final del tomo, un cliffhanger de libro, abre las puertas de un cuarto volumen muy prometedor.

Y pese a ser este tercero un tomo más explicativo que trepidante, seguimos encontrando esa mala baba y ese humor negro tan característico: Las faltadas de Kayo, la fascinación que provoca, la relación con Nako, la siempre divertida aparición de Rei Masanido, ese joven cocinero enamorado de Kayo y que sufre sus desplantes, sus ninguneos y, literalmente, sus golpes.

Souryu, el autor completo de la obra, no pierde oportunidad para llamar la atención con sus dibujos… bien explotando el carácter sensual de las jóvenes protagonistas (siempre desde una perspectiva de la ironía y la critica a los mangas de «chicas mágicas»), o bien provocándonos con la imagen de una Kayo siempre fumando o buscando tabaco (un capítulo se llama «Hora del Piti»), llevando sus adicciones y sus manías a los extremos y a lo hiperbólico, provocando el humor más bruto. Insistimos en el hecho de que este número es más contemplativo y tranquilo, limitándose los combates tan presentes en otros números a tan solo un par de escenas… y quizá el parón sea demasiado evidente y abrupto, porque la serie frena en seco y solo se mantiene gracias a ese tono socarrón y pasado de vueltas. Menos mal que el final lo deja en todo lo alto.

El dibujo de Souryu sigue siendo impecable y cumple más que de sobra, recreándose en la hipersexualización o en lo caricaturesco, siempre buscando molestar y escandalizar… pero también sabe contenerse cuando es necesario y muestra un dibujo detallado y cuidado en los momentos más «normales» de la historia. Apuntar también que en esta ocasión hay algunas pinceladas de terror, con la posesión de las compañeras de clase, aunque como todo en la serie, queda a merced del humor, la parodia y el desfase.

En definitiva es un tomo que sirve como toma de aire, como pausa en este tour de force de locura, erotismo y frenesí violento que es Magical Girl Holy Shit. Pronto volveremos con su cuarta entrega, porque estamos deseando continuar con esta sucesión de excesos, con esta barbaridad irreverente… y queremos saber hasta donde llegará una Kayo Majiba desatada.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba