Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Críticas de cómics

Crítica: «Moonshine 3», Hombres Lobo y vudú.

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy Recomendable

Sigue siendo una serie top, y sigue siéndolo gracias al imponente trabajo artístico de Eduardo Risso.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Entre pandemias y retrasos, el tercer volumen de Moonshine ha tardado en llegar más de lo habitual. Al menos, Planeta Cómic ha decidido recuperar el tiempo perdido y el lanzamiento del siguiente tomo llegará en breve. Porque no podemos estar mucho tiempo sin paladear esta magnífica serie de la que ya os hemos hablado en otras ocasiones y que nos tiene completamente expectantes. El dúo de autores formado por Eduardo Risso y Brian Azzarello no puede más que hacer productos de calidad, son sinónimo de garantía y a nadie sorprenderá a estas alturas. Sin embargo, la labor que desarrolla el dibujante argentino dentro de la serie hace que el producto final se eleve por encima de la media.

Era algo que ya decíamos en la reseña del segundo volumen y que se sigue manteniendo, y es el mayor reclamo de esta serie que conjuga de manera singular dos géneros realmente interesantes por sí solos. El terror y el noir. Hombres Lobo y gangsters. Paletos sureños y vudú.

En Moonshine nos cuentan como Lou Pirlo es enviado a un pueblo de rednecks para ultimar los detalles de compra de un alcohol destilado muy codiciado. En los primeros números asistíamos a la ruptura de las negociaciones que derivaban en una batalla campal entre paletos y gangsters… y se desvelaba el terrible secreto familiar de esos peculiares habitantes de la América profunda: tienen la maldición del Hombre Lobo. Lou es atacado por uno de estos seres y la maldición pasa a él, que tiene que huir no solo de los paletos sino también de sus antiguos jefes. Y no huye solo, pues la atractiva Delia, ahora su amante, le ayuda y acompaña.

En este tercer volumen, que recopila los números 13 al 17 de la edición original, titulado Rue le Jour, Lou y Delia se esconden en un pueblo de los pantanos, donde la comunidad negra lleva su propio estilo de vida y mantiene sus tradiciones religiosas. Es decir, el vudú. Allí quizá consigan esconderse de sus perseguidores, pero nuevas amenazas les aguardan cuando un aspecto del pasado de Delia sale a la luz. Y hasta aquí podemos contar sin desvelar más de la cuenta aunque, creedme, quizá lo que cuenta sea lo de menos.

Azzarello sigue narrando con paso lento y tranquilo la zigzagueante huida de Lou Pirlo y su amada, dos personajes peculiares y muy potentes, con recursos de sobra para resultar más que interesantes. Nuevos «actores» entran en escena en este arco argumental, como las hermanas de Delia o Jean_Baptiste, algunos de los que forman parte de esa pintoresca Rue Le Jour. Se incorpora otro elemento: el vudú. Y resulta curioso como los autores añaden la mitología de esta religión a la propia del Hombre Lobo, resultando una mezcla verdaderamente interesante. Y aun así, este arco argumental sabe a paréntesis. Parece como si hubieran querido distanciarse durante un tiempo del género noir y darnos un respiro… momentáneo. Pues algunas escenas sueltas nos revelan y marcan el futuro de la serie

Y aunque Azzarello se muestra solvente y efectivo (quizá un peldaño por debajo de los tomos previos), Eduardo Risso está aquí para marcar terreno. No repetiré los elogios que ya utilicé en la reseña del tomo anterior, pero la maestría del autor sigue igual de presente y contundente. Se echa en la espalda (en los lápices y tintas y colores) la confección del mundo en el que se mueven los personajes. Cuida detalles en interiores que marcan la personalidad y costumbres de sus moradores… y detalles en exteriores que muestran como se vive en ese pueblo sureño y pantanoso. Sus dibujos narran cosas que Azarrello no cuenta y debemos estar muy atentos a cada detalle… como cuando Luo entra en una partida de dados y apuesta… y, al marcharse, uno de los jugadores muestra el forro de sus bolsillos vacíos. En tres viñetas nos narra como Lou se gana la vida, como ha desvalijado a los jugadores, y no necesita textos ni diálogos, porque esos está para contarnos otra cosa.

No debe ser una sorpresa el buen hacer de este artista, pero da la impresión que cada vez se supera a sí mismo. Moonshine es más Risso que Azarello y, desde luego, la serie no podría funcionar sin él. Solo por su apartado gráfico ya valdría la pena, de sobra… pero es que además nos gusta lo que cuenta. Una de las series abiertas de Image que tenemos como referencia.

Ya contamos con el cuarto volumen (se lanza el 12 de enero) y en breve lo traeremos a esta web, pero los derroteros argumentales que mantiene la serie y el nivel artístico de la misma nos hacen augurar que seguiremos disfrutándola. Que una combinación tan poco ortodoxa como los gangsters y los licántropos funcione es una verdadera sorpresa, pero visto los autores implicados dudamos que algún género se les pueda resistir. De momento, en Moonshine se mezclan el terror, el género negro y el romance. Y el resultado es, simplemente, sensacional.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba