Críticas de cómics

Crítica: «Red Sonja. Tierra Quemada», el Arte de la Guerra

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Imprescindible

Con diferencia, la mejor historia sobre la aventurera hibórea.

Valoración de los Usuarios 5 ( 1 votos)

Para el que lleva muchos años leyendo cómics basados en personajes creados por Robert E. Howard, la sorpresa queda en un segundo plano cada vez que afronta una nueva serie. Ya sea Conan o, en este caso, Red Sonja, las historias suelen estar marcadas por una suerte de aventuras, combates y logros que bien los llevan a enfrentarse a un demonio, un hechicero o el malvado de turno. Sorpresa arriba, sorpresa abajo, suelen repetir un patrón que funciona y entretiene. Pero no sorprende.

Mark Russell llegó a la serie de Red Sonja, publicada por Dynamite, hace un par de años. Estaba decidido a imponer su estilo, lleno de humor y con guiones inteligentes y siempre ese mensaje subyacente de crítica a varios niveles. En cómics suyos como Los Picapiedra o Second Coming es fácil incluir estas puyas y críticas pero, ¿Cómo hacerlo en un cómic de Red Sonja sin, al mismo tiempo, perder la esencia del personaje?

Mark Russell no solo lo consigue con nota, sino que de paso se saca de la manga la que, para un servidor, es la mejor historia con Red Sonja como protagonista. Además de mantener su impronta como escritor, reconstruye al personaje en estos nuevos tiempos y da una lección a muchos niveles. Olvidaos de la guerrera pelirroja de cuerpo exuberante y con melena exótica, con sus carnes apenas tapadas por un escueto bikini de cota de malla. Nada de eso, la Red Sonja aquí presente nos va a seducir, sí… pero por su inteligencia y su personalidad. Recrear y reinventar un personaje con 50 años de historia y, en el proceso, que salga ganando, no es algo fácil de conseguir. Pero es lo que aquí tenemos.

Bien, ¿de qué va esta nueva serie? Red Sonja regresa a Hyrkania, la tierra que la vio nacer. No le queda nadie allí, pero está cansada de tanta aventura y tantas emociones y quiere regresar al hogar y estar tranquila tanto tiempo como pueda. Sin embargo y como podéis imaginar, eso no va a pasar. Reconocida por sus compatriotas como una leyenda, le ofrecen regentar el país… así, a pelo y sin anestesia. Entre la sorpresa y el orgullo Sonja no termina de creérselo, cuando ya le han dado el cetro y la han sentado en el trono.

Pero todo tiene una explicación: la gran nación de Zamora, que está conquistando todos los países por los que pasa, se dirige a Hyrkania con todo su ejército para anexionarlo a su reino en expansión. Por las buenas o por las malas… y por las buenas ya es todo un drama, dadas las extravagantes exigencias del tirano que gobierna y conquista a fuego y cuchillo. Así que a Red Sonja no le queda más remedio que entrar en guerra y preparar a su ejército… su triste ejército formado por pastores y mujeres, por gente que no está acostumbrada a guerrear.

Con esta premisa Mark Russell construye un relato creciente que va ganando en complejidad e interés. convierte a Red Sonja en una estratega nata, que debe exprimirse los sesos para contrarrestar cada golpe que da el poderoso ejército zamorano. Gracias a sus años como guerrera tiene las tablas suficientes como para sacarle los colores al tirano, para dejarlo en evidencia y para salirse, casi siempre, de rositas. Pero la cosa se va a complicar mucho…

Es admirable como Mark Russell nos atrapa en el juego de la guerra que mantiene en tablas a los dos ejércitos. Descubrimos a una Sonja inteligente y valiente, a la vez que sensible y responsable con su nuevo cargo real. Y, de fondo, ese run run que es la crítica lanzada hacia todo lo criticable, donde el guionista se siente cómodo y, con fino humor y mucha ironía, sazona esta gesta guerrera.

El dibujo es magistral. Explota con efectismo las escenas de combate pero se centra en recrear unos personajes creíbles, porque ellos llevan el peso de la historia y esta va mucho más allá de la acción. Se evita la espectacularidad y los típicos pin-ups para centrarse en una narrativa sencilla y elegante que, sin embargo, usa con soltura las herramientas que ofrece el cómic: composiciones de página y estructura de viñetas. Las expresiones, las poses, las reacciones corporales y gestuales… suman a la lectura de la excelente historia que escribe Russell, sabiendo estar en su sitio. No es preciso deleitar a los ojos con implosiones y explosiones gráficas, solo acompañar la historia que viene repleta de giros, conjuras, traiciones, estrategias y todo lo necesario para mantenernos pegados al cómic de principio a fin.

Este primer tomo que publica Planeta Cómic incluye los seis primeros números que, si bien se trata de un arco argumental, no está en absoluto cerrado y nos quedamos a la espera de saber como continúa la gesta de nuestra heroína. Por supuesto, se incluyen todas las portadas que, como suele suceder en las series de Red Sonja, son espectaculares.

En definitiva, un nuevo volumen de Red Sonja que cambiará nuestro concepto del personaje y la actualiza, haciéndola trascender de guerrera sexy e implacable a inteligente, carismática y aguerrida estratega… que no hace ascos a empuñar una espada y liarse a mandobles.

A poco que os guste el género… no os lo deberíais perder.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba