Críticas de cómics

Crítica: «Superman Año Uno. Libro Dos», recluta de acero.

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Bueno

Revisión de los orígenes del personaje. Con muchos aciertos y ciertas libertades... discutibles

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Continuando con la revisión (barra reinvención) del origen del Hombre de Acero y de sus primeros pasos, y tras asistir a sus años de infancia y juventud en el primer volumen, Frank Miller y John Romita JR. hacen lo propio con sus inicios en la vida adulta. Toca ahora acompañar al kryptiniano en sus años en el ejército, como cadete y como seal, o algo parecido. No logro recordar si en otro título hemos visto algo similar: Clark Kent haciendo la mili.

Esto solo se le podía ocurrir al bueno de Miller, tan patriota y tan identificado con los símbolos nacionales de su país. Sinceramente, es casi irrisorio seguir la instrucción del soldado Kent. Mientras sus compañeros sufren y revientan, él lo vive como un paseo y, normal, acaba siendo el primero de su promoción y entrando en el cuerpo de élite de turno. Os podéis imaginar las reacciones del resto de soldados y de los oficiales… entre la indignación y la adoración.

Y si todo esto suena un tanto extraño, la deriva que toma el volumen es todavía mayor. El futuro Hombre de Acero va a vivir su primera gran batalla nada menos que en el fondo del mar, en las fosas oceánicas, viéndose las caras con toda una extirpe de atlantes y con todo un dios del mar… y de paso encontrando el amor.

Si, todo lo que acontece en este segundo volumen es altamente sorprendente (por no decir directamente que es una marcianada), pero se salva gracias al contrastado arte de los dos autores que firman la obra. Sobre todo en el plano artístico, donde Romita brilla y se luce con esas grandes ilustraciones que también nos regalaba en el tomo anterior. La panorámica de la Atlántida (basada directamente en el mito original narrado por Platón, con sus canales circulares y sus torres) o la aparición de la bestia submarina… espectaculares y de contraste bien pensado con la primera mitad del volumen, la parte centrada en el ejército, donde la narrativa es más ortodoxa y de viñetas más pequeñas.

Este cómic, en realidad, poco aporta al mito de Superman pese a contener dos acontecimientos importantes: el ejército y su amor submarino. Y esto se debe a que los orígenes de este icónico héroe están contados en no pocas ocasiones, por lo que incluir ahora estos sucesos queda un tanto artificial. Casi cuadra más en uno de esos elseworlds tan populares en DC. Es decir, cuesta encajar estos acontecimientos como canon en la biografía del personaje.

Del guión de Frank Miller, en realidad, hay poco que decir. El autor se pone en modo automático y se ciñe a una narrativa que está al servicio del arte de Romita jr. Unas cajas de texto que contienen los pensamientos de cada protagonista limitándose a narrar lo que vemos o descubrirnos lo que piensan o desean que, para más inri, siempre es tan obvio, que resultan textos de apoyo innecesarios.

Este segundo volumen mantiene ese aspecto gráfico, de álbum europeo, que tanto nos gusto en el primer volumen. Incluso se agradece el trabajo realizado en el ámbito submarino… pero por desgracia las dos partes claramente diferenciadas de la historia que narra están bastante descompensadas: la primera de ellas, la militar, parece carecer de peso en el futuro del personaje y la segunda… da la impresión de ser demasiado importante para no haber sido nunca contada.

Pero es otra versión, otra visión del origen del mito y, como tal, así la aceptamos. Con sus aciertos y con su fallos. Que de todo tiene.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Adblocker detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios