Críticas de videojuegos

Crítica: ‘Warhamer: Chaosbane’ para PS4. La unión hace la fuerza.

Resumen de la Crítica

Historia
Jugabilidad
Gráficos

Muy adictivo.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

El 4 de Junio, Eko Software y Bigben Interactive lanzaron al mercado Warhamer: Chaosbane, un juego disponible para PC, PlayStation 4 y Xbox One, que nos sorprende uniendo la épica saga Diablo, con una franquicia que posee una legión de seguidores como es Games Workshop y el universo de Warhamer. El resultado de esta unión es un juego de rol y acción con vista superior, en el que tendremos que cumplir misiones y mientras batallones de enemigos intentan acabar con nosotros.

Argumento, Historia, Personajes…

La historia comienza con un narrador que nos pone en situación y nos cuenta la histórica batalla que se disputó entre Magnus y Asavar Ku, en la que Magnus se alzó como vencedor. Tras la batalla, comenzó una época de paz y tranquilidad donde las ciudades caídas comienzan su recuperación. No dura mucho ese sosiego porque el ejército del Caos, encabezado por su hechicera, atacan la ciudad de Nuln y atrapan a Magnus en un hechizo del que no puede liberarse. Los enemigos campan a sus anchas, arrasan ciudades y aniquilan todo lo que encuentran a su paso. En este momento es cuando entra en juego nuestro protagonista, el cual deberá enfrentarse al Caos y restablecer el orden. Tenemos la posibilidad de elegir entre 4 personajes distintos: El veterano capitán del Imperio Konrad Vollen (Guerrero cuerpo a cuerpo), el poderoso Alto Elfo Elontir (Mago DPS), la Elfa del Bosque Elessa (Exploradora DPS) o el Enano Bragui Muerdehachas (Tanque cuerpo a cuerpo). Cada uno de ellos posee unas fortalezas, debilidades, ataques y armas diferentes y únicas, que cambian por completo la experiencia de juego según cuál elijamos.

Estilo de juego, jugabilidad…

La historia está dividida en 4 capítulos y si eres no un habitual de los RPG, es recomendable rejugar el primer capítulo con cada uno de los personajes, probarlos todos, y así ver con que estilo de juego nos sentimos más cómodos. Aunque la aventura principal es prácticamente la misma independientemente del personaje que escojamos, la experiencia de juego es completamente diferente con cada uno de ellos. Por poner un ejemplo, el mago Elontir es muy efectivo atacando desde lejos pero no tanto cuando se encuentra en medio de una melé, justo el caso opuesto del enano, que es realmente fuerte cuerpo a cuerpo. Durante los capítulos iremos recogiendo diferentes misiones en las que tendremos que rescatar a prisioneros o hacer diversos trabajos mientras nos enfrentamos a hordas de enemigos. Por el camino encontraremos dinero y equipo, que mejorarán tanto el ataque como la defensa de nuestro personaje. También ganaremos puntos de experiencia, que nos permitirán desbloquear nuevos ataques y mejoras pasivas y activas. El árbol de habilidades es bastante amplio y podremos elegir las que más nos convengan según los puntos de los que disponemos, así que habrá que pensar muy bien en que habilidad invertimos los puntos. Como el juego se puede jugar en solitario, en modo cooperativo online y cooperativo local, hay habilidades que benefician solo a un jugador y otras que benefician a todo el grupo cuando se juega en modo cooperativo, como por ejemplo, el soldado posee un escudo que ofrece bonificaciones de daño y de recuperación a todos los miembros del equipo mientras permanezcan dentro de él.

Un añadido muy interesante y que nos permite configurar mejor nuestro personaje es el Árbol de Dios. Durante las misiones, encontraremos unos fragmentos que desbloquean atributos pasivos permanentes y nuevas habilidades más específicas. No es fácil encontrar estos fragmentos y no abundan, así que hay que pensar donde los utilizamos. Si nos arrepentimos de nuestra elección en alguna habilidad, en cualquier momento podemos borrarla y comenzar de nuevo, pero no recuperaremos los fragmentos que hayamos usado y los perderemos.

He jugado el juego en PlayStation 4 y he de decir que el movimiento de los personajes es bastante bueno. Adaptar la versatilidad de un teclado a la limitaciones de un mando suele ser un problema, pero en esta ocasión el resultado es bastante bueno. El movimiento de los personajes es muy fluido, acceder a los ataques es muy fácil e intuitivo, ya que a cada botón se le asigna un ataque o hechizo. En cualquier momento podemos cambiar la configuración y adaptarla a nuestro gusto.

Según avanzamos por la historia principal, se desbloquean dos niveles. Un modo expedición que nos permite rejugar los niveles y conseguir más experiencia, y el nivel Boss Rush, en el que directamente nos enfrentamos al jefe final. Una vez finalizada la historia principal, se desbloquea otro nivel más, el modo búsqueda de reliquias, que nos permite encontrar la equipación heroica y jugar a la máxima dificultad.

El juego dispone de 10 niveles de dificultad. Desde muy fácil, un modo recomendable para aquellas personas que no se han acercado nunca a un RPG o son jugadores ocasionales, ya que el nivel de los enemigos es inferior y da algo más de tregua a los principiantes, hasta Chaos 5, pensado para los jugadores más exigentes.

Gráficos…

A nivel visual nos encontramos ante un juego en perspectiva isométrica, con unos escenarios bien ambientados, detallados y con una iluminación muy cuidada. Los efectos especiales son bastante llamativos y en general, es muy fluido incluso cuando la pantalla está llena de enemigos. 

El bestiario es bastante amplio y variado cosa de agradecer en este tipo de juegos, pero no ocurre lo mismo con las mazmorras, ya que algunos escenarios son muy parecidos entre sí (o incluso reciclados de otros niveles), y a veces cuesta distinguir unos niveles de otros. Aun así, el resultado es más que aceptable.

Impresiones finales

Honestamente, es muy difícil que un RPG destaque después de juegos tan asentados como Diablo o Path of Exile, y es una pena, porque si bien el juego no es perfecto y tiene algunas carencias como la trama de la historia principal, que no se desarrolla en exceso, y algunas misiones son algo repetitivas, aun así, Warhamer: Chaosbane ofrece un juego más que correcto, muy disfrutable y muy adictivo, al que no puedes parar de jugar ya que quieres mejorar el equipo de tu personaje o encontrar el fragmento que te falta para mejorar una habilidad.

El modo cooperativo local se puede jugar hasta un máximo de 4 jugadores y recomiendo encarecidamente que lo probéis si tenéis la oportunidad. Es realmente divertido y aunque la aventura es la misma, la experiencia es completamente diferente.

Lo mejor… 

  • La variedad de habilidades de cada personaje.
  • La posibilidad de jugar en cooperativo local.
  • Es fácil e intuitivo de manejar.

Lo peor…

  • Las misiones y escenarios se vuelven algo repetitivos.


Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Adblocker detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios