Críticas de cómics

Crítica: «Wonder Woman vol.2 Año Uno», un origen maravilloso.

Resumen de la Crítica

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Recomendable

Greg Rucka actualiza el origen del personaje sabiendo mantener su esencia. Impecable.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Parecía difícil superar o igualar el trabajo de Azzarello al cargo de la colección de Wonder Woman, cuando este se hizo cargo de la misma al inicio de Los Nuevos 52. Pero como vimos en el tomo 1 de Wonder Woman. Las Mentiras, el guionista Greg Rucka estaba dispuesto a conseguirlo. Para ello decidió jugársela y no ofrecer una historia a lo largo de la serie… sino dos. Los números impares de la colección nos narraban sucesos actuales, mientras que los números pares servían para contar el origen de la amazona, sus primeros pasos en el mundo de los hombres. Eso es lo que hoy os traemos con este segundo tomo.

Wonder Woman. Vol.2 Año Uno es el título del tomo que ECC Ediciones publica recopilando los primeros siete números pares de la serie original, formando una aventura de origen que se tomó como base para la película que Warner estrenó hace un par de años. Pero aquí, entre nosotros, nos quedamos con este cómic.

Escribir una historia de origen es siempre complicado. Al tratarse de un cómic de superhéroes, un género puramente de acción, es terreno resbaladizo alargar durante muchas páginas la narrativa pausada, necesaria para contar un origen como se merece. Además tenemos otro problema, porque este icono DC es uno de los que más veces ha sido narrado su origen, una y otra vez. Y ciertamente produce una inicial sensación de pereza volver a leerlo… pero solo inicialmente. Pronto caes en el ritmo que marca el guionista, Greg Rucka, veterano y hábil en el desarrollo de personajes femeninos. Es cierto que es la misma historia que contó George Pérez en su ya clásica etapa, pero Rucka consigue impregnarla con su personalidad, su estilo, actualizando la historia con una revisión excelente de cada escena, de cada lugar y de cada personaje.

Consigue que todo suene a nuevo, moderno, actual. La historia de origen se transforma en una aventura trepidante y con trasfondo que no se limita a exponer unos personajes bien trabajados y perfeccionados (heredados de otros autores) sino que los reinventa. Lo maravilloso es darse cuenta de que Rucka no cuenta nada nuevo, pero la forma en que lo cuenta transforma esa historia en algo absorbente y disfrutable, con un desarrollo creciente que nos lleva en aceleración constante hasta el apoteósico final.

Poco se le puede reprochar al guionista, al revés, no podemos más que rendirnos ante su habilidad para reinventar algo ya conocido, pulirlo y mejorarlo. Pero la obra cobra una nueva dimensión gracias al arte de Nicola Scott, que con su fino dibujo retrata unos parajes dispares (como son Isla Paraíso o la Gran Ciudad o una base militar…) con gran realismo, integrando en ellos a los personajes, prodigiosos en proporciones y retratos, además de un dominio de las escenas de acción encomiable. Transitar en esta historia, que tiene largas escenas pausadas, a la acción pura es algo difícil que suele resultar en algo brusco, pero Nicola Scott sabe integrarlas y variar el ritmo de lectura, utilizando ángulos o enfoques distintos, viñetas más dinámicas o composiciones arriesgadas.

Puede incluso que en ocasiones se nos antojen algunas viñetas sobrecargadas, o algunas páginas con demasiada densidad de viñetas, aunque esto se disculpa por el delicado trazo de sus dibujos y la cantidad de detalles que contienen. Se trata de uno de esos cómics en los que puedes recrearte largos ratos en su dibujo.

En los últimos años pocos personajes de cómic han visto más repetida la historia de su origen que Wonder Woman. Hasta en el cine nos la han contado. Por eso llama la atención que Rucka se «entretuviese» durante todo un arco para volver a contarlo. Una vez leído Año Uno puedes entenderlo. Rucka lo ha llevado a su terreno, lo ha contado como ha querido, se ha apoyado en un artista que ha magnificado su historia y, encima, ha logrado todo esto respetando una etapa sublime. Es la Wonder Woman de Rucka y al mismo tiempo es la Wonder Woman clásica, tiene toda su esencia y todo nos suena nuevo. Solo un guionista como Rucka podía ser capaz de algo así.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Adblocker detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios