Home » Literatura » Críticas de literatura » Reseña: ‘El Archivo’, de V. E. Schwab.

Reseña: ‘El Archivo’, de V. E. Schwab.

Hace tan solo unos meses que Minotauro ha terminado de publicar la trilogía Sombras de Magia, de V. E. Schwab y vuelve a la carga con otra obra de la autora. En esta ocasión se trata de El Archivo, una bilogía que parte con una premisa muy original que anuncia la propia contraportada: “Imagina un lugar donde los muertos descansan como libros en bibliotecas”. El Archivo nos mete de lleno en un mundo que está dividido en tres partes. La primera es el Exterior, el mundo que nosotros conocemos, el lugar donde vivimos, trabajamos, amamos, soñamos. La segunda parte es…

Resumen de Reseña

General

Resumen : Una novela con una premisa original, novedosa, con un ritmo muy ágil que queda un poco floja en cuanto a desarrollo.

Valoraciónes : Sea el primero!

Hace tan solo unos meses que Minotauro ha terminado de publicar la trilogía Sombras de Magia, de V. E. Schwab y vuelve a la carga con otra obra de la autora. En esta ocasión se trata de El Archivo, una bilogía que parte con una premisa muy original que anuncia la propia contraportada: “Imagina un lugar donde los muertos descansan como libros en bibliotecas”.

El Archivo nos mete de lleno en un mundo que está dividido en tres partes. La primera es el Exterior, el mundo que nosotros conocemos, el lugar donde vivimos, trabajamos, amamos, soñamos. La segunda parte es El Archivo, el lugar donde van las personas cuando fallecen. Una biblioteca donde los cuerpos y las Historias (con H mayúscula) que contienen, son archivadas en estantes, como si fueran libros, donde su vida, experiencias, conocimientos, quedan guardados a buen recaudo y que solo los Bibliotecarios pueden leer. En medio de estos dos mundos están los Estrechos, un nexo de unión entre nuestro mundo y El Archivo.

A veces ocurre que las Historias despiertan. No se sabe a que es debido pero logran escapar del Archivo y llegar a los Estrechos. Están desorientadas, buscan la salida hacia el Exterior, lo cual es imposible ya que cuando despiertan, comienzan a desbordarse y se vuelven peligrosas. Para evitar que esto ocurra existen los Guardianes, hombres y mujeres con la capacidad de viajar entre los mundos cuya misión es devolver las Historias al lugar del que han escapado. Exceptuando a los Guardianes, nadie en el Exterior conoce la existencia del Archivo y debe continuar siendo así ya que si la gente supiera que sus seres queridos están ahí, harían lo que fuera por poder pasar unos momentos con ellos y eso sería catastrófico para la preservación de las Historias.

Mckenzie es una Guardiana, su abuelo Da también lo era y dedicó toda su vida a enseñarle a su nieta todos sus conocimientos, toda su sabiduría, para que cuando llegara el momento y falleciera ella ocupara su puesto. Ser Guardián es un trabajo duro y solitario que implica tener una doble vida. Una cara para la familia, donde Mackenzie es una adolescente que acaba de mudarse con sus padres a una nueva ciudad a la que tiene que adaptarse, y otra cara que es oscura, donde su vida corre peligro. Desde pequeña, Mckenzie ha tenido que aprender a mentir para poder llevar esta doble vida de la que no puede hablar a nadie.

Lo normal en la vida de Mackenzie es que un par de Historias despierten a la semana y deba ir a los Estrechos a devolverlas, pero una extraña perturbación está afectando al Archivo y el número está aumentando muy rápidamente. ¿Qué es lo que está despertando a las Historias?. Su abuelo la preparó para ejercer su trabajo de Guardiana, la enseñó lo mejor que supo pero hay muchas lagunas en su formación. Cuanto más investiga acerca de la perturbación que afecta al Archivo, más dudas surgen en cuanto la naturaleza de éste, pero formular ciertas preguntas y cuestionar ciertas cosas puede llegar a ser peligroso. Aun así, nuestra protagonista es una chica curiosa que no se da por vencida fácilmente y hará lo que sea necesario para llegar al final del misterio.

He de reconocer que tengo sentimientos encontrados con respecto a esta novela. Por una parte me ha gustado mucho la premisa que nos presenta V.E. Schwab. El Archivo es un lugar misterioso que tiene sus propias reglas, su propia jerarquía y su propia razón de ser. Mackenzie sólo conoce ciertas partes del Archivo, al igual que el lector, y según avanzamos en la trama iremos descubriendo más datos y conociendo un poco más los otros mundos, pero tan poco a poco, que buena parte de la novela nos la pasamos intentando comprender el mundo que ha presentado la autora y cuando llegamos al final, tenemos la sensación que solo ha arañado la superficie y muchas cosas acaban relegadas a un segundo plano o incluso dejan de aparecer, como los Brigadas, unos Guardianes de nivel más alto cuyo papel acaba siendo solo una mención.

Otra gran baza que juega la novela es que ocurre a caballo entre los tres mundos. Que Mackenzie pueda salir al Exterior debería dar más variedad de localizaciones y más juego a la trama pero la autora no ha sabido explotar esa posibilidad y las salidas se acaban limitando al Coronado, el hotel reconvertido en pisos de alquiler donde vive con su familia y en el que transcurre buena parte de la historia.

La investigación de un misterio es el hilo principal que une todo. Comienza siendo un arranque muy fuerte e intenso, que engancha desde las primeras páginas pero que a medida que avanza se va diluyendo y llega al final muy deshinchado, y el motivo es que la autora va añadiendo elementos que no acaba de desarrollar y como consecuencia, perdemos el hilo de lo que está ocurriendo y cuando llegas al desenlace todo queda muy frío y sin fuerza.

Los personajes son correctos aunque les falta algo de profundidad. Sabemos que el hermano pequeño de Mackenzie falleció y esa herida nunca llegó a cerrarse, nunca llegó a superar su pérdida porque sabe que su hermano está en un estante en el Archivo. Entendemos su dolor, su sufrimiento, pero no llegamos a empatizar con ella. Lo mismo le ocurre al resto de personajes que aparecen, ninguno de ellos resalta ni llama la atención porque no llegamos a conocerlos en profundidad y es una lástima, porque hay alguno realmente interesante como el bibliotecario Roland, del que quieres conocer mucho más pero la autora solo proporciona algunas pinceladas sobre él.

El Archivo tiene una segunda parte, El Vacío, que Minotauro publicará en marzo. Habrá que esperar un mes para poder leer la segunda entrega y valorar la obra en su totalidad. Tal vez las carencias que tiene este primer volumen sean resueltas en su segunda parte, porque esperamos con ganas que la autora por fin nos cuente todo lo que sabe de el Archivo, de los Bibliotecarios, las llaves, los Brigadas, y profundice mucho más en todo eso ya que su planteamiento es realmente interesante. También me gustaría comentar que aunque El Archivo ha sido publicado en España posteriormente a la trilogía Sombras de Magia, esta bilogía fue escrita antes y se aprecia en el estilo y forma de escribir de V. E. Schwab, que ha evolucionado muy favorablemente con los años y su calidad ha ido aumentando a pasos agigantados, convirtiéndose en una bestseller de la literatura juvenil.

Sobre Maite Araez

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Reseña: ‘Fundación’ de Carlos Sisí.

Carlos Sisí es una persona muy activa en las redes sociales. Hace algún tiempo publicó ...

Crítica de Circe, de Madeline Miller

La mitología griega es bien conocida por la mayoría de nosotros, no en sí toda ...