Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Grandes Autores de BATMAN: Neal Adams. Valiente y Audaz”. Batman Team Up.

Crítica: “Grandes Autores de BATMAN: Neal Adams. Valiente y Audaz”. Batman Team Up.

Segunda remesa del Batman de Neal Adams que nos trae ECC Ediciones tras la compartida con Dennis O´Neil. Salto retroactivo de dos años para presentar un puñado de comics del Caballero Oscuro a finales de los sesenta. Tebeos de la época de protagonismo compartido con Superman y unos cuantos personajes del universo DC. En 1968, con solo un par de años en la editorial, Adams llamó la suficiente la atención para entregarle los mandos gráficos y narrativos de uno de sus principales deportivos. Con su rompedor estilo realista y cinemático, el dibujante voló la cabeza de los lectores de la…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“Supongo que tienes razón, Batman…como siempre”

Resumen : Conjunto de tebeos donde se fogueó un grande y que le sirvieron para presentar poco después auténticas joyas del noveno arte.

Valoraciónes : Sea el primero!

Segunda remesa del Batman de Neal Adams que nos trae ECC Ediciones tras la compartida con Dennis O´Neil. Salto retroactivo de dos años para presentar un puñado de comics del Caballero Oscuro a finales de los sesenta. Tebeos de la época de protagonismo compartido con Superman y unos cuantos personajes del universo DC. En 1968, con solo un par de años en la editorial, Adams llamó la suficiente la atención para entregarle los mandos gráficos y narrativos de uno de sus principales deportivos. Con su rompedor estilo realista y cinemático, el dibujante voló la cabeza de los lectores de la época con innovadores composiciones de página, alucinantes detalles antropomórficos nunca observados y un sentido del movimiento inéditos bajo puntos de vista inusuales a los ya conocidos. Una presentación visual que convertía en dibujo las secuencias cinematográficas de acción más espectaculares. Y sobre todo, la imagen más poderosa jamás vista hasta esa fecha de Batman y que aún perdura como la favorita para la mayoría de los aficionados. Este tomo reúne dos episodios sacados de la colección que compartía con Superman, World´s Finest Comics, siete de la serie The Brave and The Bold, un contenedor del universo DC que justificaba la interacción del protagonista con varios personajes de la casa, más una historia corta navideña de la serie Batman.

01 02

El asunto arranca con los dedicados al formado por Batman y Superman con fecha de portada mayo y junio de 1968. Paciencia por favor. No voy a repetir el tópico de que hay que ponerse en el contexto de la época para disfrutarlas porque ya en estos tiempos, y sobre todo en la competencia, a estas alturas ya proliferan historias más complejas y profundas. Sí, han envejecido muy mal. Digo esto porque las situaciones creadas por los guionistas que firman estos dos episodios son infantiles y tontas. Tampoco hay que darle más vueltas entendiendo que era una serie más de la editorial con la única excusa que la unión de sus principales personajes, con nulas pretensiones cualitativas. Evasión de estos años y dejémoslo ahí. Estos dos casos no pueden ser más ejemplarizantes. Un escuadrón alienígena que busca la eliminación de Superman, hace equipo con otro escuadrón de venganza formado por criminales que buscan la desaparición de Batman aprovechándose del enfrentamiento anual de inteligencia de los dos amigos. En esta cita, ambos (y no me refiero a los malos) se lanzan pruebas con una serie de trampas (se supone que graciosas) que van desde la explosión de una bomba nuclear al lado de una ciudad a finas cuerdas que rotas llevan al vacio. El otro ejemplo es un actor maestro del disfraz que se presenta como un alienígena refugiado perseguido por otro agente de la ley de su mismo planeta. Su pretensión es la de juguetear con los dos héroes como despedida final al tener una enfermedad terminal y a quien los dos le siguen el juego en plan homenaje por su carrera a pesar de la destrucción material y el trastorno urbano que el plan conlleva. Muy Silver Age pero con retraso. Como no puede ser de otra forma, unas cuantas carcajadas salieron de este lector ante tal cúmulo de marcianadas. La calidad está en otra parte. Está en el nombre que da denominación al volumen. Y eso es otra cosa. Es impresionante el dinamismo de Adams con figuras tan grandes y tan pobladas. Son episodios con muchos personajes donde encajan perfectamente en los encuadres, desde planos picados y contrapicados. El diseño del alienígena de la segunda historia y su detalle en primeros planos es tan verosímil que parece que ha usado un modelo real. La estructura clásica de viñeta es retorcida a sus fines consiguiendo ese ritmo endiabladamente rápido lleno de movimiento. Era tan bueno que estos tebeos se leen del tirón a día de hoy. Esa es la principal baza. Estos comics con un dibujo de plantilla y estático no hubieran sobrevivido. Con el arte de Adams lo hacen para siempre.

03 04

Mención aparte son los dedicados para The Brave and The Bold con guiones de Bob Haney. El nivel artístico sube de nivel en una serie de historias autoconclusivas más llevaderas en cuanto a guión, más con los pies en la tierra. En este contexto de historias claro. Siempre de corte detectivesco y conspiranoico contra adversarios que circulan en organizaciones criminales y empresas corruptas. Deadman, Creeper, Flash, Aquaman, Sargento Rock, Green Arrow y Los Nuevos Titanes forman equipo con Batman en esquemas muy clásicos de casos por resolver y complots por desmontar. La bizarrada la encontramos en el team up con el Sargento Rock para explicar una historia del cuernecitos en la Segunda Guerra Mundial presentando las buenas formas de Bruce Wayne como agente aliado contra los nazis. Historias en las que le veremos como Senador por un día y espía industrial en otro. Como en el anterior apartado, a nivel de trama son simples y sencillas. De sota, caballo y rey. Recuérdese que son tebeos de veinticuatro páginas donde hay que justificar los combates cotidianos y la explicación de las alianzas. No hay continuarás, todo debe resolverse en un único número. El desarrollo de los personajes no tiene cabida, aunque al menos hay ligeras exploraciones internas (ejemplos en la historia de Deadman y Green Arrow). No obstante, se disfrutan mejor que las dos primeras del tomo al tener más lógica argumental (repito, en este contexto). Aún así, la sonrisa no desapareció del rostro del lector que aquí suscribe. Hay que reconocer que tienen su encanto.

05 06

Pero claro, el protagonista absoluto es el bueno de Neal. Encima en uno de sus momentos artísticos más dulces. Estamos a finales del 68 y todo el 69. Eran los años de Deadman, House of Mystery, Batman y X-Men. La antesala a sus grandes clásicos en Detective Comics y en Green Lantern/Green Arrow con Dennis O´Neil. Aquí sigue experimentando con la narrativa y composición llegando a dar momentos absolutamente trascendentales en la industria del comic americano. Imágenes con un espectacular realismo llenos de inéditos puntos de vista. Desde las apariciones de los personajes de cintura para abajo a las perspectivas tridimensionales de sus precipitaciones. Esas caídas desde un rascacielos vistas de lado a partir de un disparo que parte del otro en el interior doblando la viñeta, para acabar en otra con una impresionante explosión en ese mismo interior. El juego de viñetas ejecutado da esa sensación de realidad tan espectacular. Visto a día de hoy el arte de Adams sigue poniendo los pelos de punta. No me quiero imaginar el subidón que debieron experimentar los que se encontraron esto recién salido del kiosco hace ya casi 50 años. Lo mismo con la iluminación, al igual que Gene Colan (otro grande y contemporáneo en estas lides) con el uso de sus sombras supo dar mucha tensión y fuerza tanto en momentos altamente activos de acción como en situaciones más pasivas e íntimas. Además, dotó de tenebrismo noir a una Gotham urbanísticamente más clásica a diferencia de la fantasmagórica actual. La encajó a la perfección con la apariencia gráfica que le dio al personaje convirtiéndolo en un binomio indisoluble.

Valiente y Audaz reúne un conjunto de tebeos donde se fogueó uno de los más grandes artistas del comic mundial y que le sirvieron para presentar poco después auténticas joyas del noveno arte.

World´s Finest Comics 175-176, The Brave and The Bold 79-85 y Batman 219, DC Comics. Grandes Autores de Batman: Neal Adams, Valiente y Audaz, ECC Ediciones. Cartoné. Color. 232 pags. Pvp: 23 €. Fecha de edición: Marzo 2016.

07

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comentar

x

Check Also

Crítica: “La Leyenda de Kujaku”. Fantasía Feudal.

La muerte del cuarto Tokuwaga es la excusa utilizada por los autores para embaucarnos en ...

Crítica: “WONDER WOMAN: Reflexiones”. Las personas primero.

Especializado en la construcción y desarrollo de personajes femeninos, Greg Rucka no podía negarse al ...