Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “I Hate Fairyland vol. 1”, Loca para Siempre

Crítica: “I Hate Fairyland vol. 1”, Loca para Siempre

Skottie Young es ampliamente conocido en el mundo del cómic por su característico dibujo, de estilo cartoon y en apariencia infantil, que recuerda a las ilustraciones de cuento. Suyas son innumerables portadas alternativas para Marvel en la que recrea a los héroes de la casa con aspecto de bebé. Incluso esas versiones de chupete en boca han llegado a protagonizar sus propias aventuras. Es también responsable de esa maravillosa adaptación de las novelas del Mago de Oz que Marvel (Panini) ha publicado y recopilado, llevándose varios premios por el camino, y ha sido, más recientemente, el encargado de realizar la…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy Divertido

Resumen : Una locura desatada a costa de los mundos de cuentos y princesas hasta ahora idealizados

Valoraciónes : Sea el primero!

Skottie Young es ampliamente conocido en el mundo del cómic por su característico dibujo, de estilo cartoon y en apariencia infantil, que recuerda a las ilustraciones de cuento. Suyas son innumerables portadas alternativas para Marvel en la que recrea a los héroes de la casa con aspecto de bebé. Incluso esas versiones de chupete en boca han llegado a protagonizar sus propias aventuras. Es también responsable de esa maravillosa adaptación de las novelas del Mago de Oz que Marvel (Panini) ha publicado y recopilado, llevándose varios premios por el camino, y ha sido, más recientemente, el encargado de realizar la serie de dos personajes de moda gracias al cine: Groot y Mapache Cohete.

Con todo este trabajo detrás (y mucho más), Young decide realizar un cómic propio y acude a la editorial de referencia para estos menesteres: Image. Es bajo su sello que publica esta loca aventura, mezcla de mala leche y batido de fresa, que se llama I Hate Fairyland.

La recreación de mundos de cuentos de hadas y de personajes edulcorados, princesas y unicornios, le va ideal a su estilo de dibujo… y eso lo aprovecha Young en esta aventura mostrándonos un mundo fantástico de hadas, todo rosa y brillantina, sonrisas y flores. Pero, ¿qué pasa cuando una niña queda atrapada en él? Y peor aun, ¿qué pasa si esa niña no logra salir y pasan los años? Pues pasa lo que nos cuenta Skottie Young en este alocado y pasado de vueltas I Hate Fairyland… tenemos a la niña, Gertrude, que lleva 30 años rodeada de fucsia y azúcar, encerrada en su cuerpo de niña de 8 años que no crece y que está hasta el moño de estrellitas, buen rollo y campos de algodón de arco iris.

Gertrude no ha conseguido encontrar la llave mágica que le permite volver a su casa, a su mundo, y se ha convertido en la invitada eterna para desesperación de los habitantes de Fairyland, para su soberana la Reina Nubela y, sobre todo, para ella misma. Es una adulta atrapada doblemente… en un cuerpo infantil y en un mundo infantil. Y así está de amargada, que todo le da igual. Es una hater que no duda en pisotear una hermosa flor cantarina ni en tirotear un grupo de esfos rosa. De hecho, el nivel de violencia y macarrismo que tiene este cómic sobrepasa lo normal y, contrastado con el lugar donde se produce y con quien lo produce, da como resultado una historia muy divertida y original… pero solo apta para público adulto.

Desde el detalle del inicio de cada capítulo, que empieza siendo narrado, como un cuento, por un personaje encantador al que, abruptamente, Gertude extermina de la manera más cruel, para que se calle de una puñetera vez… Todo está planeado en I Hate Fairyland para hacernos reír a costa de la imagineria que los cuentos infantiles nos han transmitido a lo largo de los años. Aquí nada escapa a la mala hostia de Gertrude, porque una de las leyes que rige ese mundo fantástico es que ella, mientras sea invitada, no puede morir. Pero esa condición de “invitada” puede cambiar a lo largo de la aventura…

Panini Comics, dentro de su linea Evolution Comics, recopila en un magnífico tomo los cinco primeros números de la serie original, que fueron pensados como una historia cerrada… pero fue tan divertida de realizar y su acogida tan positiva, que se transformó sobre la marcha en serie abierta. Y es que es tan cachondo de leer, que transmite lo bien que se lo tuvo que pasar Skottie Young realizándola. Un trabajo terapéutico y liberador, un grito de “basta!” ante la superficialidad y la sobre-explotación de princesas, cuentos y animales que hablan. Es la versión destroyer de Alicia, el lado oscuro de Dorothy que nunca llegamos a ver. Un soplo de aire fresco que divierte, entretiene y, de paso, se lleva por delante tanta ñoñería superficial.

  • I Hate Fairyland 1. Loca para siempre. Panini Comics
  • edición original: I Hate Fairyland 1 al 5 USA. Image
  • cartoné. 160 pp. color. 16 €

 

Sobre Giacco

avatar

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

x

Check Also

HF 8×12 Cómics: Enanos, Marvel Legacy: Alfa, Phonogram, I Hate Fairyland…

Maite Araez, Raúl Martín y Giacco nos traen novedades comiqueras, comentan alguna noticia y desmenuzan ...

Crítica: “Saga 6”, de vuelta a la casilla de salida.

Marko y Alana van al rescate de Hazel. Tras lo sucedido en el anterior tomo, ...