Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “ DMZ Libro Cuatro”. Tora! Tora! Tora!

Crítica: “ DMZ Libro Cuatro”. Tora! Tora! Tora!

Ya apuntábamos que Libro Tres fue fundamental en el cambio de Marty Roth. Mediante una trama basada en el drama y suspense, poco a poco fue encontrando su hueco en esta Manhattan preapocalíptica. En el primer arco argumental de Libro Cuatro el tour de force particular del protagonista llega a su fin. A partir de los acontecimientos de “Corazones y mentes” Marty ha cruzado el Rubicón y nada volverá a ser lo mismo. La historia se mueve en un marco de thriller político y acción donde todo todo sucede a un ritmo vertiginoso. La amenaza que supone Parco en posesión…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“El engaño es preferible a la realidad”

Resumen : Libro Cuarto es un punto y aparte en DMZ, la reprogramación global de la historia y la antesala del bombardeo gráfico definitivo.

Valoraciónes : Sea el primero!

Ya apuntábamos que Libro Tres fue fundamental en el cambio de Marty Roth. Mediante una trama basada en el drama y suspense, poco a poco fue encontrando su hueco en esta Manhattan preapocalíptica. En el primer arco argumental de Libro Cuatro el tour de force particular del protagonista llega a su fin. A partir de los acontecimientos de “Corazones y mentes” Marty ha cruzado el Rubicón y nada volverá a ser lo mismo. La historia se mueve en un marco de thriller político y acción donde todo todo sucede a un ritmo vertiginoso. La amenaza que supone Parco en posesión de una bomba nuclear precipita los acontecimientos de forma imparable. Y la obra necesitaba algo así. Está bien presentar distintos aspectos de esta sociedad sumida en el caos casi en contrapartida de lo que vemos en las noticias, con un respetable elenco de secundarios chocando y reconciliándose entre si en un círculo infinito de idas y venidas. Pero era necesario fijar un rumbo cierto que pusiera a la obra un buen punto y final que dejarla, o bien suspendida o bien en un statu quo igual que al principio pero dejando al lector haciendo cábalas de un futuro que no se va a publicar. Como si nos encontráramos en una hazaña bélica que cierra sabiendo que la contienda continúa en historias imaginarias. DMZ no encaja en un paréntesis concreto de un acontecimiento terrible, donde el antes y el después están presentes en el lector pase lo que pase en ese paréntesis. Este no es un cómic costumbrista en un entorno hostil, ni el paso de un periodista por una zona de guerra cuyo recorrido acaba en un “mañana será otro día”. Aquí se han ido preparando una serie de mecanismos que sin prisa pero sin pausa han coincidido en un callejón sin salida que debe tirarse abajo. Esperemos encontrarlo en el próximo libro, pero considero que la bola de demolición está en el presente tomo. Los poderosos tergiversan los hechos aprovechándose del órdago Delgado y comienza la campaña que realmente querían con las cartas que más le gustan: la manipulación mediática, la alimentación del miedo y la creación de monstruos. El efecto Parco Delgado refleja esto, el curioso 11-S que el ejército USA necesitaba y que el ejército libre subestimó.

M.I.A” es mucho más contemplativa, más pausada y descomprimida. La resaca fuerte a una borrachera radiactiva. Nos encontramos con subgéneros inéditos hasta la fecha. Brian Wood nos adentra en ficciones apocalípticas, donde el terror y la paranoia han abducido a la humanidad. Nos mete en entornos similares a las infernales “La Carretera” o “Walking Dead”. Descarta los patrones corales que llevábamos viendo desde la acumulación final de personajes. Roth es omnipresente. Es el día después de Marty tras sus terribles experiencias personales. Si machacas al karma la devolución va a ser brutal pero si lo haces en la DMZ… acabas enloquecido. Mientras los cazas estadounidense sobrevuelan la zona, Roth vive el infierno en la tierra perseguido por psicópatas, los latiguillos de la familia Delgado y el estruendo de las bombas. La redención llama a su mente para hacer las paces consigo mismo mostrándole un nuevo propósito por medio de la persona que menos se esperaba. Purificar el alma para dar la cara y ayudar en un mundo disparatado. Y aquí termina el protagonista en esta entrada. Efectivamente, Roth sale del capullo para volar limpio, puro y sin lastres morales. Pero lo más importante, asumiendo la responsabilidad.

Castigo Colectivo” sugiere otro descanso de la trama central a través de los secundarios más carismáticos de la serie. Volvemos a reencontrarnos de forma completa con Zee, Wilson, Amina y Década Posterior. El conjunto de miradas y microhistorias lo redondea Marty, como preludio a su nuevo modus operandi. De este ya hemos hablado bastante, así que centrémonos en los anteriores. Las personalidades de los secundarios se ponen a prueba a partir de una serie de momentos vitales de suma importancia. En el capítulo de Wilson encontramos un relato íntimo sobre el arraigo, la irreductibilidad y la irrenunciabilidad del poder como alma que ni el diablo puede comprar (con Nathan Fox al dibujo, que gran hallazgo me ha supuesto este dibujante). Otra historia redonda es la de Amina, donde sí se pueden ver aspectos de narraciones de pura supervivencia en la que todo el mundo es enemigo en un interesante estudio de redención y de las consecuencias paternofiliales de traer al mundo hijos en un entorno tan extremo (con Cliff “Wonder Woman” Chang a los lápices como invitado de lujo). Termino con el episodio de Década Posterior (que junto con Wilson es mi secundario favorito), un relato estremecedor que sirve como acto de protesta contra la tortura política gratuita y un ejercicio de libertad sin parangón.

Libro Cuarto es un punto y aparte en DMZ. La reprogramación global de la historia y la antesala del bombardeo gráfico definitivo.

DMZ 45-59, Vertigo/Dc Comics. DMZ Libro Cuarto, ECC Ediciones. Color. Cartoné. 384 pags. Pvp: 34,50 €. Fecha de edición: Septiembre 2017.

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comentar

x

Check Also

Crítica: “Green Lantern: Sector 2.814”. Crisis de identidad.

Otro clásico en el cómic de superhéroes es el estudio de la identidad civil del ...

Crítica: “Wild Worlds”. Moore registral.

Rebañando en el fondo editorial de la antigua Wildstorm seguimos encontrando versos sueltos de Alan ...