Críticas de videojuegos

Crítica. «Jurassic World Evolution 2». Un mundo infinito de posibilidades.

Historia.
Jugabilidad.
Gráficos
Durabilidad

Muy recomendable, da igual que seas fan de la saga o no.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

En 2018, el estudio británico Frontier sacó al mercado Jurassic World Evolution, un juego de gestión de parques temáticos en el que teníamos que construir infraestructuras, contratar científicos, mantener a los dinosaurios en las mejores condiciones y además conseguir que todo eso sea rentable. El juego tuvo mucho éxito y las críticas fueron muy positivas. Hemos tenido que esperar tres años pero los fans de la saga estamos de enhorabuena, ya que este mes ha salido Jurassic World Evolution 2, disponible para PC, PlayStation 5, Xbox Series X|S, PS4 y Xbox One, en el que disfrutaremos como enanos creando nuestro parque soñado, repleto de dinosaurios.

Pongámonos en situación.

El juego está ambientado justo después de los hechos que ocurrieron al final de Jurassic World: El reino caído, con la Isla Nublar completamente destruída y los dinosaurios sobrevivientes campando libres y a sus anchas por EE. UU.. Nosotros somos los responsables del Departamento de Pesca y Vida Silvestre, y nuestro objetivo es crear unas instalaciones adecuadas a las que podamos traer los dinosaurios salvajes, en las que se sientan cómodos y gocen de buena salud. Una vez estén en nuestros recintos, los científicos podrán investigarlos, reproducirlos y obtener mejores especímenes. Lideraremos expediciones para obtener muestras de ADN de otras especies, investigaremos sus enfermedades y crearemos una vacuna para ellas. Trabajar con dinosaurios parece un sueño, pero es un sueño muy caro que tendremos que rentabilizar, así que tendremos que construir un parque increíble que la gente quiera venir a visitar. ¿Qué podría salir mal?. Pues prácticamente todo, pero aquí es donde entran en juego nuestras dotes como gestor de catástrofes, porque creedme, administrar un parque repleto de dinosaurios puede llegar a ser muy estresante.

Estar a cargo de todo no es nada sencillo.

Si conocéis la anterior entrega estaréis familiarizados con el sistema de juego, pero si este es vuestro primer acercamiento no os preocupeis porque la aventura comienza con una campaña en modo historia que sirve como tutorial. Partiremos desde 0, desde lo más básico, tendremos que construir los recintos de los animales, las diferentes instalaciones y conectarlas mediante caminos, hay que suministrar electricidad tanto a los edificios como a las cercas que contienen los dinosaurios, y dispondremos de nuestra primera patrulla de guardas, que realizarán diversas tareas para nosotros, desde arreglar una cerca, a comprobar el estado de salud de los animales. Todo esto lo podremos hacer desde el menú de controles que disponemos a la izquierda. Cuando todo está listo podemos ir a recoger a nuestros primeros dinosaurios y conforme llegan a nuestras instalaciones, tenemos que examinarlos para ver cuales son sus necesidades y adaptar sus hábitats para que se sientan cómodos. 

Tenemos 75 especies de dinosaurios diferentes. En esta ocasión han incluido algunas marinas y voladoras, cosa que los jugadores pedían encarecidamente y que por fin vamos a ver aquí. En la campaña de Oregón encontraremos a los dinosaurios voladores: Pteranodon, Dimorphodon, Tropeognathus… y los instalaremos en los aviarios que construiremos especialmente para ellos. También encontraremos dinosaurios acuáticos como el Ichthyosaurus o el famoso Mosasaurus entre otros, que por supuesto también requieren sus espacios particulares. 75 animales con sus propios requisitos de agua, vegetación, alimentación o espacio. Podemos añadir lagos, árboles frutales, rocas… todo lo que sea necesario para que estén lo más cómodos posibles y que su salud sea del 100%. Da igual que los dinosaurios sean salvajes o hayan sido reproducidos por nosotros en el parque, en todo momento habrá que estar pendiente de ellos. Si todas sus necesidades están cubiertas, permanecerán tranquilos y no romperán la cerca intentando escapar, y os adelanto que eso os ahorrará muchísimos disgustos. 

Otra cosa a tener en cuenta es que hay algunos animales más agresivos que otros y algunas especies no conviven bien juntas. El T. Rex por ejemplo, es un animal solitario y le gusta tener su propio espacio. Si no respetamos eso y compartimos su recinto acabarán matándose entre ellos. Cuando un dinosaurio muere debido a una pelea, a una enfermedad o a cualquier otra causa, hay que separarlo inmediatamente ya que si no hará enfermar al resto a una velocidad pasmosa.

Para ayudarnos a mantener todo bajo control disponemos de las patrullas de guardas, cuyas tareas se pueden automatizar para liberarnos de una gran cantidad de trabajo y que podemos pasar a controlar manualmente cuando lo necesitemos.

Conforme avanzamos podemos construir edificios más complejos como el Centro de Captura, desde el cual organizaremos expediciones para capturar nuevos ejemplares, o para buscar ADN de nuevas especies y así poder reproducirlas en nuestros laboratorios. También dispondremos de una Instalación Paleomédica, donde llevaremos a los dinosaurios cuando contraigan alguna enfermedad o sufran algún daño. Para ayudarnos con estas labores necesitaremos contratar científicos, cada uno de ellos tendrá su propia especialidad y poseen puntos de Genética, Logística y Seguridad. Contratarlos es bastante caro así que habrá que pensar muy bien a quién elegimos. Una vez hecho les asignaremos trabajos de la forma más eficiente posible, ya que cada uno tiene sus fortalezas y sus debilidades y están más capacitados para unas labores que otras.

Si fuera por mí los tendría 24 horas trabajando, pero no hay que olvidar que son seres humanos que necesitan sus horas de descanso. Es importante que no olvidemos ese detalle porque tendremos que construirles un lugar donde puedan descansar. Los científicos nos ayudarán mucho a la hora de hacer más eficientes los edificios, investigarán las enfermedades que aquejan a los animales y buscarán una vacuna, o incluso crearán y modificarán dinosaurios en nuestros laboratorios para mejorar la calidad de los especímenes haciéndolos más vistosos e interesantes, lo que creará más expectación y atraerá a un mayor número de visitantes, que por cierto, en ningún momento tendremos que descuidar. Tendremos que construir hoteles donde puedan alojarse, tiendas de souvenirs, baños, locales de restauración, miradores, refugios por si algo malo ocurre… todo lo necesario para que cuando los clientes nos valoren, nos den la máxima puntuación.

Todo esto que os he contado pertenece al modo historia, que como he dicho, más que una historia es un tutorial, pero una vez finalizado es cuando comienza lo realmente interesante, ya que disponemos de varios Modos que nos van a proporcionar una cantidad de horas de juego infinitas. En el Modo Desafío disponemos de varias misiones pero con un grado de dificultad más alto. Si pensabas que la Campaña te había estresado, aquí te las verás y desearás para evitar que el parque acabe sumido en un completo caos. Otro modo muy interesante es el Creativo, que nos da completa libertad y no sufrimos las restricciones que posee el Modo Campaña. En este sandbox tendremos que elegir varias opciones antes de empezar la partida, el coste de los científicos, el dinero con el que comenzamos, el tipo de dinosaurios que queremos… y a partir de ahí tenemos manga ancha para hacer lo que queramos (o lo que el presupuesto nos deje). Y por último, el que para mí es el mejor de todos, el Modo Teoría del Caos. Esta opción nos permite jugar en los escenarios de todas las películas para intentar evitar los errores que se cometieron en ellas y que esta vez, la aventura no acabe en catástrofe.

Un juego que luce realmente bien.

He jugado este juego en PS4 y he de decir que el punto fuerte de este juego es, por supuesto, sus dinosaurios. No solo se ven bonitos, es que puedes estar mirándolos durante horas porque su IA funciona excelentemente. Si nos paramos a observarlos veremos cómo los herbívoros se acercan a los árboles a comer sus hojas, o asombrarnos al ver a un carnívoro atrapando cabras y comiéndoselas de un bocado. Es increíble como interactúan entre ellos, cómo se alian formando una manada cuando se sienten amenazados, o como la vegetación va cambiando debido al efecto que crean sobre ella. Es una maravilla lo trabajados y cuidados que están los detalles.

Podemos hacerles fotos y venderlas para conseguir dinero, pero yo lo hacía por el puro placer de estar cerca de ellos. Te puedes pasar las horas simplemente mirándolos, aunque por culpa de eso mi jeep ha sufrido más de un embiste y ha quedado hecho unos zorros. Los escenarios son variados, y donde mejor podemos apreciarlos es en el Modo Creación, gracias a la libertad de la que disponemos.

Si que he de decir que me he encontrado algún bug, y en un par de ocasiones ha tardado un poco más de tiempo en darme una misión como válida, pero nada importante que lastre la experiencia de juego.

La banda sonora está compuesta por temas aparecidos en las películas, instrumentadas de una forma algo diferente, que ayudan a meterte en situación. En cuanto a los efectos sonoros, los rugidos y bramidos de los dinosaurios son exactamente los mismos que los aparecidos en las películas. El juego está traducido y doblado al español con las voces de los actores y actrices que participaron en los filmes originales.

Resumiendo.

Jurassic World Evolution 2 comienza de una forma un poco agridulce ya que el Modo Campaña, la historia del propio juego, acaba resultando una serie de misiones para completar el tutorial, aunque una vez finalizado es donde comienza realmente lo bueno. La libertad de exploración y de construcción que posee el Modo Creación lo convierte en un juego prácticamente infinito, con unos escenarios que podremos ir ampliando y mejorando hasta la saciedad, aunque lo que realmente llega a enamorarte es el Modo Teoría del Caos, donde jugamos en los escenarios de las películas. Aquí es donde los fans van a disfrutar como locos al reconocer los personajes que aparecen y las localizaciones. Pero por encima de todo están los dinosaurios. La primera vez que ví a un volador casi se me cae el mando de la emoción, os lo juro. Os recomiendo que os paréis a observarlos, a mirar cómo se relacionan entre sí, como se alimentan… de verdad que merece mucho la pena que os toméis una pausa de vez en cuando y que simplemente, disfrutéis de ellos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba