Críticas de cómics

Crítica: «Once & Future 3. El Parlamento de las Urracas», rodarán cabezas

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Recomendable

Siguen complicándose las aventuras sobrenaturales de este extraño grupo

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Kieron Guillen y Dan Mora siguen adelante con esta serie de aventuras sobrenaturales que, poco a poco, va conformando su propio universo y complicando su apuesta inicial. Recapitulando… Duncan ha descubierto por las malas que su venerable y tierna abuelita es, en realidad, un agente especial encargada de hacer frente a diversas amenazas sobrenaturales. Juntos forman una pareja de lo más peculiar que lidia con todo tipo de desafíos… desde que un terrorífico Rey Arturo y compañía se disponen a conquistar la Tierra venidos de un tenebroso reino.

A lo largo de los dos tomos anteriores hemos asistido a la divertida y frenética lucha de esta pareja contra las fuerzas sobrenaturales de la Inglaterra más mitológica y legendaria, sumándose seres de aquel folklore, a cual más peligroso y terrible. Por el camino se les unió Rose, también accidentalmente, Esta joven posee poderes de clarividencia, siendo capaz de anticiparse al momento y lugar donde se producirán los ataque o «incursiones»

Y llegó el momento de ofrecer un ligero cambio en la historia, llegado este tercer volumen, porque la serie lo empezaba a necesitar para no quedarse estancada.

El tomo 3 que presenta Planeta Cómic comprende los números 13 a 18 publicados originalmente por Boom! Studios. En ellos surge una nueva amenaza y los planes de Arturo y compañía se ven, también, afectados. No vamos a decir qué ser aparece (o aparecen), pero el aporte es interesante y prometedor de cara al futuro. También se introduce un nuevo elemento, esta vez desde el «bando humano», porque comenzaremos a saber algo más de qué tipo de organización es la que da cobertura a Duncan y su abuela. Incluso conoceremos al Ministro en la Sombra, el representante gubernamental de todo este tinglado. Punto para los autores por la crítica y denuncia que, a nivel político, dejan caer en la serie y la encarnan con un primer ministro muy parecido a Boris Johnson.

La serie mantiene el tono habitual, con sus aventuras que oscilan entre la acción y el terror. Todo sucede de manera acelerada pero comprensible y los personajes siguen teniendo el peso necesario para poder combinar acción y humor sin que nada chirríe. Kieron Guillen les ha tomado bien el pulso y sabe que entre manos tiene una historia ligera y divertida llena de tópicos, pero que funciona. Interesante que le incluya ahora ese guiño/crítica política y que lo haga en el momento y con el tono adecuado. Por su lado, Dan Mora sigue luciéndose con su dibujo fino e impactante, de figuras estilizadas y detallado realismo… que cambia a lo horrible y escabroso cuando necesita plasmar seres abominables o escenas de auténtico gore.

La serie comienza a crecer, a dar «algo más» dentro de las posibilidades que ofrece. Los autores están comprometidos con ella y confían, ahora sí, que esto tendrá un recorrido estable. Nos faltaba comprobar que era capaz de dar ese paso, algo que no había sucedido en el tomo anterior y nos podía hacer pensar que la serie acabaría pronto… pero ahora las cosas han cambiado y, si no se tuercen, estamos ante una de esas series que acaban haciéndose un hueco incluso fuera del mundo del cómic. Elementos para ello no le faltan, además de que siempre hemos entendido que la propia naturaleza de la obra (y si puesta en escena) la hacen un producto ideal para llevarlo al medio audiovisual.

Sea como sea, estamos ya en el tercer tomo, casi la veintena de números, y esto parece que no ha hecho más que empezar. Once & Future y su tenebroso mundo artúrico se ha convertido en una apuesta muy a tener en cuenta.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba