Críticas de videojuegosVideojuegos

Crítica: The King of Fighters XV. Mamporros para todos.

General
Jugabilidad
Gráficos

Un gran juego que sabe a poco por el escaso interés actual del género.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Quizás sea que me estoy haciendo mayor pero reconozco que una nueva entrega de The King of Fighters, en ese caso la número XV me ha hecho muchísima ilusión y mucho más después del anuncio de Capcom de hace unos días de traernos una nueva entrega de su buque insignia Street Fighter.

Y es que, debemos reconocer que no estamos en un buen momento para la lucha clásica, la que todos conocemos, con sus fondos paisajísticos, su viaje por todo el globo terráqueo (o no) y sus representantes más o menos inspirados de muchos tipos de artes marciales o disciplinas del bofetón artístico.

Y es verdad que, con la caída de la popularidad del arcade, es posible que el género haya caído en una popularidad menor en favor de otros, aunque suele tener mucha aceptación en terrenos relacionados con la competición o el jugador de edad más cercana a la cuarentena que no a la veintena. Por ello creemos que en esta ocasión SNK ha hecho un gran trabajo para poder incorporar nuevos jugadores al ring, controlado actualmente por otras franquicias como Mortal Kombat.

Una entrega que gustará a todos

Es necesario hacer hincapié que The King of Fighters, que bebía directamente de las franquicias de SNK haciendo un primer crossover con muchisimos de sus personajes más carismáticos, sentó las bases del juego de lucha arcade moderno con elementos muy reconocibles de la saga como el enorme trabajo de diseño de personajes, o su ya clásica mecánica de lucha por equipos. En el sentido más estrictamente purista esta nueva entrega cumple a la perfección, apostando por los personajes de siempre pero con mejoras que ayudarán a nuevos jugadores.

¿De qué disponemos?

De entrada disponemos de un elenco nada despreciable de 39 luchadores a los que añadiremos -malditos DLC! XD- algo más de una decena descargables. Como es habitual contaremos con tres luchadores nuevos para este juego como son Krohnen, Dolores e Isla. Esta última es sin duda uno de los diseños más frescos vistos últimamente en la franquicia, con un look a medio camino entre lo urban y lo grafitero.

Por suerte, y os reconozco que es mi opinión, no se han decantado en esta ocasión por un juego en 3D, como en alguna de las anteriores y que nos da una sensación cercana a los originales. Tiene un estilo muy similar al Samurai Showdown de nueva generación del cuál disfrutamos hace un año aproximadamente. Se nota que, han dejado de lado el motor gráfico propio de la empresa japonesa, y se han decantado por Unreal engine, que ha dotado a los personajes de un aspecto -en 2D eso sí- absolutamente espectacular, con rediseños magníficos que gustarán a todos los fans de la obra.

En cuánto a los escenarios se ha dicho mucho que no son nada del otro jueves, pero no estamos de acuerdo, más bien es que dada la espectacularidad monumental y de espacios a los que nos tiene acostumbrados esta es una entrega más, con el mismo nivel de siempre. Nos ha hecho mucha ilusión que el equipo de Metal Slug cuente en esta ocasión con su propio escenario, con sus prisioneros al fondo.

Jugabilidad

No os voy a decir que el que escribe estas líneas sea un flipado de los combos imposibles pero recuerdo con cariño aquellas veces en que por fin te salía aquel movimiento imposible. En esta ocasión haciendo un favor infinito al jugador más casual consigue un sistema de juego y combos que acerca muchísimo al novel que podrá conseguir de manera muy sencilla muchos de esos special moves y podrá encadenar victorias de una manera más o menos sencilla. Prácticamente todos se reducen a media o cuarto de giro con el correspondiente botón.

Modos

Tenemos bastantes modalidades de juego como la clásica modo historia que nos dará horas y horas de juego si queremos ver todos los finales, o el modo online donde podremos dar rienda suelta a lo aprendido contra otros jugadores. Nos encanta el online por equipos, en el que podremos competir contra otros haciendo frente común. También con un modo misiones que nos plantea diferentes retos a conseguir.

En modos «extra» tenemos una DJ Station dónde podremos encontrar diferentes temas musicales del juego y de la franquicia para poder escucharlos. Una auténtica delicia para aquellos fans incondicionales.

En resumen

The King of fighters XV consigue algo imposible, gustar a todos por igual sin obsesionarse con el fan service o con el captar nuevos jugadores, llega al equilibrio sin ser revolucionario pero con la garantía de un juego con un nivel altísimo de calidad. Si no fuera sí, ya no sería un King of fighters.

isra_gordon

Locutor. Periodista. Friki.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba