Críticas de videojuegos

Crítica «Variable Barricade»

Historia
Gráficos
Jugabilidad

Una buena novela visual con la que pasar una buena sesión de lectura entre risas.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

¿Qué harías cuando enamorarte no es una opción, sino tu deber como heredera de una familia rica y prestigiosa, y tus únicos pretendientes son escoria de la sociedad? De la mano de Aksys Games e Idea Factory, ha llegado al mercado occidental Variable Barricade, un otome muy divertido en el que debemos pelear por nuestra libertad… o caer en las garras del amor. Pero ¿qué podemos esperar de esta hilarante historia?

¿Aún no sabes qué es un otome?

No es la primera vez que hacemos reviews de juegos de este género, como Bustafellows u Olympia Soirée en esta página, pero dado a que muchos desconocen este término, volveré a hacer un resumen; es un subgénero perteneciente a las novelas visuales dirigido principalmente a un público femenino y las entregas de este subgénero suelen estar protagonizadas por mujeres.

Normalmente, las protagonistas de este tipo de videojuegos carecen de personalidad, a veces incluso de rostro, dado que las empresas japonesas quieren centrar la atención de las jugadoras en los chicos guapos que intentan conquistarlas. Pero el caso de Toujou Hibari, la protagonista de Variable Barricade, es completamente lo contrario.

Unos pretendientes de cuidado

La vida de la heredera de la prestigiosa familia Toujou, Hibari, una mujer empoderada y orgullosa, da un giro de 180º cuando, a la salida del instituto, se encuentra con cuatro atractivos jóvenes que, sin conocerla de nada, ¡le piden matrimonio!

Hibari no tarda mucho en descubrir que todo es una artimaña de su peor enemigo, su abuelo, que ha elegido a cuatro candidatos para convertirse en su futuro marido. Sin embargo, intranquila con toda esta situación de la cual no puede huir, Hibari decide investigar a esos cuatro hombres y descubre que son escoria de la sociedad; desde un vagabundo mantenido hasta un derrochador compulsivo lleno de deudas hasta las cejas.

En vista de semejante panorama, ¿podrá Hibari escapar de esta situación o acabará cayendo en las redes del amor ante uno de estos “curiosos” pretendientes?

Cuando ser mujer no es suficiente para valerse en la vida…

El juego nos presenta a una protagonista cuyo nombre podemos cambiar a nuestro antojo desde el inicio, pero que por defecto se llama Hibari Toujou (y así vamos a llamarla aquí). Es un personaje muy decidido y con las cosas claras, una mujer que intenta valerse por sí misma, pero de buenas a primeras, su abuelo le dice que no será nadie sin marido y que tiene que comprometerse cuanto antes. Gracias por confiar en tu nieta, anciano, parece que una mujer no puede valerse por sí misma.

En fin, dejando de lado lo forzada y hasta machista que es la historia en un inicio, realmente su planteamiento es más bien divertido; la historia en sí misma es una especie de tira y afloja entre los pretendientes que el abuelo de Hibari elige para ella, los cuales son lo peor de lo peor, y la propia Hibari, que quiere ser libre y demostrar lo que vale sin depender de nadie. Para empeorar aún más la situación de la protagonista, ¡su abuelo le obliga a compartir piso con los cuatro! Así que, entre la espada y la pared, Hibari se ve en la obligación de conocer más a fondo a estos cuatro atractivos y desastrosos hombres.

Personajes con trasfondo, pero algo falla

A lo largo de esta guerra amorosa, iremos descubriendo más sobre los personajes principales, mientras Hibari y ellos van madurando con todo el tiempo que pasan juntos. Si bien te hablan un poco de sus gustos y tienen una forma de ser más bien clara, por no mencionar lo diferentes que son entre ellos, da la sensación de que algo falla. Les falta “vida”, si por así decirlo; a pesar de estar bien definidos, cuesta mucho empatizar con ellos. Eso sí, algunos conseguirán ganarse el cariño de los jugadores en función se avance en sus rutas, demostrando que son algo más que problemas y una cara bonita.

El factor comedia es uno de los principales puntos fuertes de la entrega, pero la historia tiene mucho menos desarrollo que entregas como Olympia Soirée. En Variable Barricade nos encontramos ante una historia más bien sencilla, sin especial profundidad, vocabulario de tomas concretos ni nada similar. Son personajes mucho más comunes y mundanos, pero mucho más forrados, todo sea dicho.

Eso sí, no olvidemos mencionar que, tras acabar cada capítulo accedemos a una especie de menú llamado «Flowchart«, el cual nos permitirá avanzar entre escenas. Este sistema suele ser utilizado a modo de guía en muchas novelas visuales por si nos perdemos al acceder a una u otra ruta. Sin embargo, Variable Barricade te obliga a dar uso de él para avanzar, lo que resulta una mecánica bastante molesta, ya que te obliga a hacer una pausa en la lectura y seleccionar la siguiente parte, cuando podría ir en automático.

Atractivos y bien dibujados

Pero no todo es la historia; obvia decir que los diseños de personajes son, cuanto menos, llamativos. Los dibujos están muy bien hechos y Usuba Kageroo, el dibujante que los hizo, usó un estilo muy concreto que no había usado en ninguno de sus demás trabajos; hizo especial hincapié en las sombras y usó trazados más bien gruesos. ¿El resultado? Admirable.

En cuanto al apartado sonoro, nos encontramos con una banda sonora muy animada que encaja a la perfección con esas coñas que veremos a lo largo de toda la entrega. Eso sí, hay que admitir que a veces se hace pesada. Y cómo olvidar mencionar el hecho de que la novela está completamente doblada al japonés y, cómo no, únicamente traducida al inglés y al chino.

Conclusión

En resumidas cuentas, Variable Barricade nos ofrece una historia sencilla y llena de momentos graciosos y chistes malos. Es un otome perfecto con el que pasar el rato. Sus dibujos tan característicos están muy bien hechos, lo cual, acompañado por las voces en japonés y la pegadiza banda sonora llevan a una buena experiencia de juego. Sin embargo, el factor de desarrollo podrían haberlo trabajado un poco más, por lo que el resultado podría ser mejorable.

Lo mejor

– Está doblado al japonés.

– Es bastante gracioso y entretenido.

– Los dibujos están muy bien hechos.

– Dura más de 40 horas de juego.

Lo peor

– Completamente en inglés.

– La historia y su desarrollo son mejorables.

– Los personajes pecan por falta de profundidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba