Críticas de videojuegos

Crítica:»The Great Ace Attorney Chronicles». Por favor, suba al estrado.

Historia.
Jugabilidad.
Gráficos

Dos juegos divertidos, con casos y personajes interesantes, pero que lamentablemente solo están disponible en inglés.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

¿Qué te parecería jugar a un juego en el que eres un abogado que debe defender a sus clientes durante un juicio?. Se que a priori no parece la premisa mas interesante del mundo, incluso suena aburrida, pero lo que Shu Takumi y Capcom crearon hace 20 años con la saga Ace Attorney demostraron lo equivocados que estábamos. Phoenix Wright es un letrado que dio inicio a toda una saga de videojuegos que lamentablemente, llegaron en inglés o incluso no llegaron a lanzarse en nuestro país, como ocurrió con los spin-offs The Great Ace Attorney: Adventures y The Great Ace Attorney: Resolve, ambos para Nintendo 3DS y disponibles sólo en Japón. Esta situación acaba de cambiar ya que desde el 27 de junio, podemos disfrutar de The Great Ace Attorney Chronicles, una remasterización de estos dos juegos que originalmente salieron como aventuras separadas y que ahora tenemos disponibles en una sola entrega para PlayStation 4, Nintendo Switch y Steam.

Si no conoces las anteriores entregas, este spin-off es una manera excelente de acercarte a esta saga ya que conoceremos a un elenco de personajes totalmente nuevo, diferentes localizaciones, pero manteniendo el mismo espíritu, las mismas situaciones y los mismos casos igual de locos, rocambolescos y sorprendentes que tenía la saga original.

Argumento, historia, personajes…

La historia comienza en Japón durante el período Meiji, a finales del siglo XIX, cuando la isla dejaba a un lado su hermetismo y comenzaba a abrirse a Occidente. Nuestro protagonista es Ryunosuke Naruhodo, antepasado del gran Phoenix Wright, un joven estudiante de segundo año en la Universidad Imperial Yumei que por peripecias del destino termina en un restaurante, frente a un profesor británico al que acaban de asesinar de un disparo en el abdomen y portando una pistola en su mano derecha. Una testigo afirma que Ryunosuke es el asesino, que acaba detenido y llevado a juicio. Su mejor amigo Kazuma está convencido de su inocencia y le ayudará en todo lo posible a demostrarlo, al igual que la asistente judicial Susato Mikotoba, cuya inestimable ayuda nos vendrá de perlas a la hora de desenvolvernos en nuestro primer juicio. Este será el punto de partida de una aventura que les llevará a Londres, en plena época victoriana, donde conocerán a uno de los investigadores más famosos del mundo, el gran e inigualable Herlock Sholmes. Allí asistirán a varios juicios y se darán cuenta lo diferentes que son ambos países dentro y fuera del juzgado.

Estilo de Juego, Jugabilidad…

The Great Ace Attorney Chronicles está compuesto de dos juegos, cada uno está dividido en 5 capítulos, y cada capítulo es un caso que Ryunosuke deberá resolver. El primero funciona a modo de tutorial y en él aprenderemos las nociones básicas para desenvolvernos. En la mayoría de casos la estructura es más o menos la misma, antes del juicio tendremos que investigar el lugar de los hechos, recopilar pistas, informes forenses, fotografías…obtener toda la información que podamos para usarla durante el juicio y conseguir que la balanza de la justicia se decante a nuestro favor. Hablaremos con los testigos, los presionaremos a ver si hay algún cambio en ellos, en sus declaraciones, observaremos sus reacciones buscando fallos y errores que podamos rebatir con pruebas y presentarlas ante el juez. En todo momento podemos consultar las pistas, hablar con los testigos y repasar sus declaraciones las veces que sea necesario hasta que demos con algo que no encaje, entonces podemos interrumpir con un sonoro y característico ¡Protesto! y rebatir esa declaración mostrando la prueba que la desacredita. Pero cuidado con esto, ya que si no elegimos la correcta el juez nos llamará la atención y si fallamos demasiadas veces, nuestro cliente será declarado culpable y será condenado.

Esa es la regla general en la mayoría de casos, pero también nos hemos visto en la situación de convertirnos en defensor de un caso ‘in extremis’, del que no sabemos absolutamente nada y sobre el que iremos recopilando pruebas y haciendo conjeturas sobre la marcha. Lo que le da un toque más emocionante ya que nos sentimos igual de perdidos que el protagonista.

Es un juego muy imaginativo, ya no solo por sus situaciones o los escenarios, la forma en la que buscamos las pruebas o mostramos nuestras reflexiones, lo hace variado y divertido aunque la mecánica sea la misma. Un claro ejemplo de ello es cuando compartimos deducciones con uno de los mejores personajes de la historia, Herlock Sholmes, un trasunto de Sherlock Holmes que en ocasiones es demasiado estrambótico, con unas dotes de observación increíbles pero que realiza unas deducciones terribles y disparatadas que Ryunosuke deberá corregir en un ‘Baile de deducciones’. Este dúo de detectives trabajando juntos es de lo mejorcito que tiene el juego y da lugar a las escenas más cómicas y divertidas de la historia.

Estamos en el siglo XIX, no existían las pruebas dactilares, ni cámaras de vigilancia, ni pruebas de ADN. Solo tenemos a nuestra disposición unas pistas, los testigos, y nuestras dotes detectivescas. Es una novela visual, tiene mucho, muchísimo diálogo, y no de ese al que le das a la X para saltarlo. Hay que estar muy pendiente de esas conversaciones, analizarlas y encontrar las cosas que nos chirrían y nos hacen sospechar. Ahí es cuando hay que presionar al testigo, ponerlo nervioso para que cometa una inconsistencia en su declaración o para que revele algún dato nuevo que aporte algo de luz al caso y nos permita resolverlo. 

Como novedades, el juego pone a nuestra disposición el acta del juicio, donde podemos repasar todos los textos en cualquier momento. También tiene una mayor flexibilidad a la hora de guardar la partida manualmente e incluye un extra, la opción Story Mode, que reproduce el juego y lo soluciona de forma automática, para que nosotros podamos simplemente disfrutarlo como si se tratara de un anime, sin que tengamos que hacer nada. Este modo es interesante ya que si nos atascamos en algún punto en concreto puede mostrarnos la solución, pero pierde todo el encanto de devanarse los sesos intentando averiguar cómo encaja una prueba en una declaración y la satisfacción de conseguirlo.

Gráficos y banda Sonora…

Visualmente los escenarios y las animaciones lucen muy bien. Sigue siendo una remasterización de dos juegos de Nintendo 3DS, que han sido rehechas y mejorado su resolución. Los escenarios son variados y vemos lo diferentes que son los juzgados en Japón comparados con los británicos en plena época victoriana, eso aporta mucha variedad ya solo en las localizaciones, también en los personajes y en sus atuendos.

Su banda sonora es buena y combina temas ya conocidos por los fans, con temas completamente nuevos que encajan muy bien y refuerzan esa sensación de éxito cuando lo estamos haciendo bien, o un corte más triste y dramático cuando erramos.

Salvo en alguna cinemática muy concreta al principio de los episodios, no hay diálogos y todos los textos están en inglés. Un grandísimo error por parte de Capcom ya que para adentrarse en esta aventura se necesita un nivel medio-alto de inglés. No solo porque tendremos que aprender palabras del argot jurídico, eso es lo de menos, el problema es cuando los testigos que declaran tienen dejes al hablar, localismos, o dicen frases hechas que no tienen sentido alguno en castellano y tienes que entenderlas a la fuerza para poder continuar con la historia. Es necesario comprender las declaraciones al 100% para poder rebatirlas y si no tienes el nivel necesario, un juego de unas 70 horas se pueden convertir en una pesadilla eterna pegado a un diccionario, que te cortará por completo la experiencia del juego.

Impresiones finales...

Si no has jugado a ninguna novela visual o no conoces el universo Ace Attorney, esta es una puerta perfecta para entrar. Son dos juegos locos, divertidos, con casos interesantes y personajes entrañables. Ya no solo Ryunosuke o Herlock Sholmes, la asistente judicial Susato Mikotoba es una mujer lista, confiada, que no dudará en poner toda su sabiduría y empeño en ayudar a su amigo. Y no quiero olvidarme del que en mi opinión, es el mejor personaje de todos, el fiscal Van Zieks al que nos enfrentaremos en Londres. Su piel tiene un toque grisáceo, como si fuera un vampiro, viste un traje victoriano y durante el juicio bebe vino en un cáliz. Es simplemente sublime. Pero este juego viene con un problema muy serio bajo el brazo y es la barrera del idioma. Es un juego en el que hay mucho texto, se lee muchísimo y entiendo que no venga doblado ya que sería un trabajo abismal poner voces a tantas líneas de diálogo, pero no concibo que no haya traducciones de los textos a otros idiomas. Es una lástima que hayan invertido en remasterizar los gráficos, darle un lavado de cara que le ha sentado fenomenal y hayan dejado de lado ese tema, ya que es un gran inconveniente para que nuevos jugadores se acerquen a la saga.

The Great Ace Attorney Chronicles también incluye una galería para disfrutar del diseño de personajes y pistas de la banda sonora. También se han añadido 8 escapadas (o minijuegos) relacionados con los casos principales.

Lo Mejor

  • Casos originales y entretenidos que contienen giros inesperados.
  • La ambientación y sus personajes.
  • El Baile de deducciones.

Lo peor

  • Textos en inglés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba