Críticas de series

Reseña: “Ciclos”

Crítica

Valoración
Historia
Fotografía
Personajes

Genuina

Una comedia británica que no dejará a nadie indiferente

Valoración de los Usuarios 3.88 ( 4 votos)

Sinopsis


Nikki (Esther Smith) y Jason (Rafe Spall) tras varios años de noviazgo, con una relación sana y consolidada, deciden dar un paso más y, sin casarse, se proponen formar una familia. ¿El problema? Nikki es estéril, pero para ellos no es un impedimento. Cuando comienzan el proceso de adopción se encuentran con más obstáculos de los que podrían haberse imaginado.

Crítica

Leyendo la sinopsis, todo parece indicar que el género de esta serie distribuida por Apple TV+ es un drama, pero eso dista mucho de la realidad. Aunque la historia se presenta como un drama, el guionista, Andy Wolton, decidió conducirla por la comedia y, junto con el director, Jim O’Hanlon, nos presenta un proyecto ambicioso que arroja un poco de esperanza a las personas que están afrontando una situación similar.

Al contrario que muchas otras series que gozan de mayor repercusión mediática y acaban siendo copias con escasa variación, la narración de Ciclos es fluida, bastante rítmica y emotiva sin caer en los clichés típicos. A esto hay que sumarle la complicidad y la química de los dos protagonistas. En un primer momento se presentan unos personajes, tanto principales, como secundarios bastante simples, pero a medida que avanzan los episodios nos damos cuenta de que son complejos y con un perfil psicológico difícil de analizar. Así, figuras como Karen (Sian Brooke), la hermana de Nikki, que se nos muestra como una mujer perfeccionista y racional se bate en duelo con dos preguntas que conciernen a su vida amorosa: ¿es amor o es la idealización del amor? o Scott (Darren Boyd) que presume de ser un nihilista incurable y un antisistema, pero en realidad no sabe expresar sus sentimientos algo que, sin lugar a dudas, está adscrito a la moral protestante británica.

Ciclos (Serie de TV) (2020) - Filmaffinity
Nikki y Jason

Un acierto, a mi modo de ver, es el papel que tiene Penny (Imelda Staunton), que es la trabajadora social que ayuda a los enamorados en el proceso de adopción. Staunton, que es una actriz más que consolidada en Reino Unido, genera empatía desde el primer momento en el que aparece. Es, además, un personaje que tiene a sus espaldas una experiencia biográfica bastante dura, pero simboliza que, aunque el sistema sea imperfecto, siempre habrá personas justas que intentan ayudar a quién lo necesita.

Otro aspecto de interés es el tratamiento que se hace a las vidas paralelas de los personajes secundarios porque nos ofrece una realidad social bastante humana, sin pretensiones de edulcorar ni demonizar a nadie, pero que refleja los defectos y las virtudes de los unos y de los otros. En lo que respecta a la fotografía, que recae en Arthur Mulhern , hay que destacar la precisión que tiene al captar la esencia del barrio londinense Camden Town, lugar en el que se desarrolla Trying (título original de la serie). Camden es, a efectos prácticos, una localidad donde viven, por lo general, personas de clase media, aunque a día de hoy es considerado como uno de los “barrios más alternativos” de la capital. Así, se revelan las dificultades económicas que tienen que solventar Nikki y Jason. Con los pequeños detalles (vestimenta, alimentación, apartamento), Mulhern refleja las diferencias entre la clase media y la élite inglesa.

Ciclos', la reivindicable comedia británica de Apple TV+ sobre el proceso de adopción y la paternidad
Penny, Nikki y Jason

Tengo que decir que he visto Ciclos doblada al castellano porque Juan Vera Conesa, que se ha encargado de la traducción y del ajuste, ha hecho un gran trabajo al trasladar la naturaleza del producto original a un idioma extranjero. En ese sentido, es necesario reconocer también su doblaje. La directora es Marta Barbará, actriz que ha dado voz a Eva Green o Lady Gaga entre otras, que también encarna a la protagonista de esta historia. Asimismo, forman parte del elenco Daniel García, voz habitual de Brad Pitt y de Ewan McGregor, que dobla a Jason, o Graciela Molina, voz de Amy Adams o Christina Ricci entre otras, que da vida a Karen. 

Lo único negativo que se puede señalar es que Ciclos no es una serie que pueda atraer a todos los espectadores, especialmente en los primeros episodios, pero merece la pena por su temática, su humor, las historias que se desarrollan simultáneamente y el fiel retrato que dibuja de una sociedad donde hay una diferencia generacional bastante palpable entre el grupo de los que siguen añorando los viejos tiempos, simbolizado por el padre de Jason que es intolerante, con prejuicios y bastante conservador, y una nueva generación que está dispuesta a franquear los obstáculos que estén en su camino, en este caso, llegar a los treinta y no poder tener hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba