Home » Videojuegos » Críticas de videojuegos » Crítica de WRC8 para Nintendo Switch

Crítica de WRC8 para Nintendo Switch

El mundo de los rallies nos ofrece apasionantes competiciones por tiempo, con vehículos y escuderías que hacen que esta competición goce de un gran número de seguidores año tras año. Una competición trepidante. Bigben games y Kylotonn nos presentan la última entrega de WRC, la cual cuenta con todas las licencias oficiales del campeonato mundial de rally. En este análisis hemos podido probar su versión para Nintendo Switch en formato físico, comentando a continuación cuales han sido nuestras impresiones. En carrera. Accediendo al menú principal del juego, se nos presentará la opción de comenzar un modo carrera, en el cual…

Resumen de Reseña

Valoración

De los mejores juegos de rallies.

Resumen : Un gran simulador que pierde un poco en los aspectos visuales del entorno, pero que nos ofrece una gran experiencia de juego en su conjunto.

Valoraciónes : Sea el primero!

El mundo de los rallies nos ofrece apasionantes competiciones por tiempo, con vehículos y escuderías que hacen que esta competición goce de un gran número de seguidores año tras año.

Una competición trepidante.

Bigben games y Kylotonn nos presentan la última entrega de WRC, la cual cuenta con todas las licencias oficiales del campeonato mundial de rally. En este análisis hemos podido probar su versión para Nintendo Switch en formato físico, comentando a continuación cuales han sido nuestras impresiones.

En carrera.

Accediendo al menú principal del juego, se nos presentará la opción de comenzar un modo carrera, en el cual se nos dará la opción de competir dentro de una escudería, así como gestionar nuestro equipo desde dentro. Otras opciones disponibles serán la de jugar una temporada preocupándonos únicamente de conducir, realizar desafíos, hacer una carrera rápida seleccionando un circuito, o bien conducir libremente para mejorar nuestra destreza con el juego o realizar sesiones de entrenamiento.

También dispondremos de una cartilla con nuestro perfil, con el fin de seguir nuestro progreso como piloto. En ella podremos consultar el tiempo total de juego que llevamos, la distancia recorrida, nuestra velocidad punta y otros datos interesantes que nos darán una idea de nuestra trayectoria por el mundo del WRC.

Gestión total.

La versión de Switch pierde todo el modo multijugador, no pudiendo competir con otros jugadores en pantalla partida ni en línea, lo cual puede fastidiar a aquellos que, tras ver las versiones para otras plataformas, estuvieran interesados en esta característica de cara a la consola nintendera.

Gestionando el equipo.

Si accedemos al modo carrera, y una vez seleccionado si queremos competir como novatos, WRC junior o WRC, seremos contratados por una escudería, la cual nos marcará unos objetivos concretos que deberemos ir cumpliendo para seguir formando parte de la misma. Este modo es uno de los más completos, ya que deberemos gestionar nuestro equipo desde cero, contratando mecánicos, psicólogos, meteorólogos, etc. Disponiendo además de un árbol de habilidades para perfeccionar nuestro equipo, fiabilidad y rendimiento, con puntos que adquiriremos conforme ganemos experiencia en nuestro avance por competiciones.

Árbol de habilidades.

Podremos configurar el calendario de eventos, eligiendo días de descanso, pruebas especiales o entrenamientos, de cara a afrontar las competiciones oficiales con mayor fiabilidad y experiencia.

Todas las competiciones.

Gestionaremos información relevante con la recepción de correos y podremos seguir estadísticas y clasificaciones de nuestro equipo, así como acceder a una zona de pruebas libres, con el fin de afianzarnos con el control de nuestro vehículo e ir adaptando mejoras para un mayor rendimiento.

Pilotando.

El juego nos dará la posibilidad de jugar en 100 tramos diferentes, distribuidos en 14 campeonatos de Rally. Las horas de diversión están aseguradas para cualquier amante de esta disciplina. Aparte dispondremos de todos los vehículos de todas las categorías, más algunos históricos con los que disfrutar de una mayor experiencia de juego.

Adrenalina a flor de piel.

Pasando a la jugabilidad, podemos decir que, pese a las ayudas a la conducción con las que podemos contar, todas ellas configurables desde el menú de opciones, deberemos jugar y volver a jugar para aprender cada tramo de circuito, ya que no es sencillo adquirir una experiencia a corto plazo. Este es un punto que nos dará recompensas a largo plazo, ya que cuanto más tiempo le dediquemos, mejor será nuestra experiencia de juego, disfrutando a tope.

Un derrape mal dado…

Si pasamos al apartado técnico, en cuestión de sensaciones al volante, el juego ofrece una experiencia muy buena, con una simulación bien trabajada, pero pierde cuando nos ponemos a fijarnos en el entorno gráfico. Los decorados, cielo, etc., poseen una calidad digna de títulos de generaciones pasadas, con buenos toques en cuanto a partículas y luces, aunque, sacrificando este punto, la sensación es gratificante. Existen juegos en el mercado que dotan a la experiencia de un mayor realismo a nivel gráfico, pero pocos que plasmen el mundo del rally actualmente como WRC8.

Vehículos históricos.

Dispondremos de varias cámaras para la vista de la simulación, pudiendo conducir desde dentro de la cabina del piloto o bien viendo el vehículo desde atrás con diferentes zooms. Aparte podremos mover una cámara lateral y frontal mientras conducimos, pudiendo realizar capturas de nuestras hazañas con mayor calidad.

Disfruta a tu gusto.

La mejor manera de disfrutar de este juego en nuestra Switch pasa por usarla en modo dock, ya que ganaremos en visión y fluidez, sobre todo en pruebas nocturnas o en condiciones meteorológicas extremas. El modo portátil nos permite jugar decentemente, pero nada como una pantalla grande para mejorar la experiencia al 100%.

Da gusto ver como llegan títulos y más títulos para Nintendo Switch, dando vida a una consola que, pese a no tener la potencia de otras, consigue ports que convencen a los usuarios por conseguir la misma experiencia de juego sacrificando un poco el modo visual.

Ooops…

La música no es la gran baza para este juego, con una melodía que no recordaremos acompañándonos por los menús. Los efectos de sonido y las voces en el juego tienen una gran calidad, transmitiéndonos la sensación de conducción en cada uno de los vehículos, con efectos de eco en los túneles, motores, voces de público animándonos, golpes, derrapes, agua, y la voz del copiloto dándonos instrucciones en cada tramo de la competición.

Conclusión.

Por todo lo descrito hasta el momento, podemos afirmar que estamos ante un gran simulador de rallies, el cual chirria en el diseño de su entorno, pero nos aporta muchas opciones de juego y gran jugabilidad, sobre todo en su modo carrera, haciendo de este título uno de los mejores para los amantes de esta disciplina.

Lo mejor

  • Todas las licencias oficiales.
  • Hasta 100 tramos jugables en 14 campeonatos.
  • El modo carrera.
  • La sensación de llevar cada uno de los vehículos.
  • Horas y horas de diversión.

Lo peor

  • El cielo parece vacío.
  • Los árboles, las piedras… Queda un poco deslucido.
  • Que no tenga el modo multijugador, ni local ni online.

Sobre Luis Martínez Semper

avatar
Amante de la lectura, escritor de poesía, novelista en proyecto... Tengo experiencia en reseñas literarias, así como en análisis y artículos sobre videojuegos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Crítica de Reventure para Nintendo Switch.

A estas alturas, muchos de vosotros habréis oído hablar de Reventure, un juego indie español ...

Gameplay: «Ghostbusters The Video Game Remastered». ¡Cazando Fantasmas!

Quién no echaba de menos enfundarse el traje oficial de Los Cazafantasmas, con ese disparador ...